COVID-19: La OMS teme una tragedia si Europa no actúa rápido

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha expresado su gran preocupación por el alza de casos de la COVID-19 en Europa y ha avisado de la posible muerte de unas 500.000 personas para marzo de 2022 si no hay medidas urgentes, dijo ayer a la BBC el director regional de la organización, Hans Kluge.

El directivo indicó que la introducción del uso de mascarillas puede ayudar en forma inmediata, después de que países como Alemania y Austria registrasen un fuerte incremento de contagios.

Según Kluge, el invierno, la falta de vacunación y la presencia de la variante delta de covid, muy contagiosa, son los factores de este repunte de casos de coronavirus en Europa, por lo que pidió medidas de salud pública y que más gente se vacune.

"COVID-19 es otra vez la causa número uno de mortalidad en nuestra región", dijo Kluge a la BBC, y añadió que "sabemos lo que necesitamos hacer" para combatir este virus.

En su opinión, la obligatoriedad de vacunarse deberían ser algo que se adopte como "último recurso", ya que antes pueden tomarse medidas como el uso del pasaporte COVID.

El director de Europa de la OMS puntualizó que estas decisiones no suponen una restricción de la libertad, sino "una herramienta para mantener nuestra libertad individual".

Austria se ha convertido en el primer país europeo en anunciar la obligatoriedad de la vacunación para febrero de 2022, mientras que países como la República Checa y Eslovaquia han comunicado nuevas restricciones para las personas que no están inmunizadas.

En Viena y Zagreb

Ayer decenas de miles de personas -unas 40.000 según la policía-, muchas sin mascarilla y sin mantener la distancia de seguridad, protestaron en Viena contra el confinamiento general que comienza mañana en Austria y contra la vacunación obligatoria.

La manifestación fue convocada por el partido ultraderechista FP™ -que habló de 100.000 asistentes-, aunque su líder, Herbert Kickl, no asistió al estar en cuarentena tras dar positivo por coronavirus.

"Resistencia", "Corona-Fake", "Libertad" o "Abajo con la coronadictadura" eran algunos de los lemas de una multitud que confluyó en el casco histórico de Viena.

Unas 15.000 personas, según cálculos de los medios locales, se manifestaron ayer en el centro de Zagreb contra las medidas gubernamentales para reducir los contagios de COVID.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...