Los interrogantes de la nueva variante del Covid-19 y cómo evitar que ingrese a Argentina

La nueva variante B.1.1.529 del Covid-19, que la Organización Mundial de la Salud denominó ómicron, puso en alerta a la entidad y a todos los países, después de que se notificaran casos positivos en Sudáfrica en las últimas semanas. También se registraron contagios en Botswana, Israel, Hong Kong y en Bélgica.

“Esta variante ha demostrado que presenta una tasa de mutaciones muy alta para lo que conocemos hasta ahora del Covid-19: alrededor de 50, de las que 30 están en la proteína S [que usa el virus para entrar a la célula y comenzar la infección] y 10, en la región más variable. Pero hay otras que aparecieron y no fueron exitosas. Que tenga muchas mutaciones no quiere decir que pueda ser peor”, afirmó a LA NACIÓN Martín Stryjewski, jefe de Internación del Cemic y miembro de la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI)
El experto planteó tres incógnitas principales: su nivel de transmisibilidad, su agresividad y si es esquiva al sistema inmune: “En este momento nadie puede contestar ninguna de las tres”.
Mientras la OMS analiza el impacto de esta nueva variante, los expertos consultados por LA NACIÓN insistieron en mantener las medidas de prevención y en tener el esquema de vacunación completo. “La pandemia no terminó. Debemos seguir manteniendo los cuidados y estimular a la gente a que se vacune. He visto muchos eventos masivos sin barbijo últimamente y eso es preocupante”, añadió Stryjewski. De hecho, hoy la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, señaló que para ingresar a este tipo de encuentros que convocan a multitudes se pedirá un pase sanitario, en el que se constate que los asistentes tengan el esquema completo de vacunación. Además, informó que se postergará el regreso de los vuelos directos desde África que estaban previstos para mediados de diciembre.

En la Argentina, el 64,2% de la población cuenta con el esquema completo de vacunación y el 80,19% tiene administrada al menos una dosis.
“Debido a que se expandió muy rápidamente en una de sus provincias [de Sudáfrica], la investigación de la variante pasó a ser una prioridad para esa región. Es una problemática que podía surgir en un país con bajo porcentaje de vacunación”, explicó Javier Fariña, integrante de la SADI.

Y añadió: “Por ello, propiciamos la vacunación masiva para todo el mundo y colaborar con los países que tienen poco o nulo acceso a la salud para que, al menos, su población cuente con una dosis de la vacuna y reducir la posibilidad de que emerjan nuevas variantes”.

Además, la Unión Europea (UE) anunció que cerrará sus fronteras para los vuelos con África y la OMS clasificó a la variante como “preocupante”. “Todo el mundo está pensando en cerrarle la puerta a África, en lugar de pensar en cómo protegerlo y que todos estén vacunados. Sería más fácil que los países en los que la población esté vacunada ayude a los países pobres, que no tienen acceso a salud ni a vacunas”, aseveró Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano e integrante de la SADI.
Avanzar en la investigación
“Hay que seguir investigando. Sabemos que tiene cambios en la proteína S, que usa el virus para ingresar en la célula, pero es muy temprano para conocer si hay un cambio importante. Aparentemente, parece que es de alta contagiosidad, por los niveles de circulación que presentó en estos días. Pero se desconoce si actuará con mayor o menor gravedad que las otras variantes”, advirtió Teijeiro.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...