"Tenemos más casos de VIH en hombres porque se relajó el uso del preservativo y bajó en las mujeres porque se animan a exigirlo”

Desde la cartera de Salud de la provincia confirmaron que durante el último año se detectaron 350 casos de VIH en toda la provincia, siempre desde el sector público. Durante una entrevista con la doctora Guadalupe Brunetto destacó que la provisión de preservativos se redujo en forma considerable durante la pandemia, lo mismo que las consultas para detectar la presencia del virus. “Antes de la pandemia teníamos mucha más afluencia de gente y eso nos permitía llegar a detectar 40 casos por mes, este año ante la merma en la consulta, la detección bajo a 20 casos”, destacó la profesional que recordó que la detección a tiempo permite frenar la ola de contagios. 

El preservativo sigue siendo la herramienta fundamental de la prevención...

El preservativo es la estrategia de prevención por excelencia por VIH, bien usado y con uso continuo en todas las practicas. Con la pandemia bajó mucho la provisión de preservativos en la salud pública. Históricamente, desde Nación llegaban las partidas para la distribución en los centros de salud pero con la pandemia estas partidas bajaron. No obstante, desde el Hospital del Milagro se tuvo que ordenar las prioridades para la entrega de estos preservativos, y se buscó priorizar a las poblaciones más vulnerables que son las trabajadoras sexuales, miembros de la comunidad LGBTQ y personas privadas de la libertad. 


¿Cómo es la situación de VIH en Salta?

Históricamente, desde hace varios años se registraba un diagnóstico de 400 casos, un estimado de 40 diagnósticos por mes. Este año, el número de testeos cayó en un estimado de 120 casos menos. Sabemos que la pandemia tuvo mucho que ver en esta situación y estos registros. Por una decisión de autocuidado, los salteños no fueron a los centros médicos y además hubo una reducción de prestaciones en los servicios de salud. Esta situación tiene este precio que estamos pagando ahora. Nos preocupa bastante porque además del preservativo, el testeo a tiempo nos permite controlar el incremento en los casos.  En el hospital tenemos alrededor de 20 casos nuevos por mes, y otros tanto en la provincia. Anualmente, por año cayó entre 120 diagnósticos. Antes de la pandemia teníamos 40 casos por mes, y por supuesto la provincia suma el resto de los casos, pero, al ser el hospital Del Milagro el centro de referencia en toda la provincia para estos casos, el 80 por ciento son atendidos en este nosocomio. La curva de mayores casos se da desde los 20 a 29 y de 30 a 49, el grupo más fuerte. El uso del preservativo sigue siendo clave al momento de evitar una transmisión. Entonces vemos que la framja más joven tiene más incorporado del uso del preservativo, y los más grandes es como que “lo negocian”, por decirlo de alguna manera. Hay prejuicios, y el creer que el otro está sano porque es una enfermedad de un período silente. 

La detección temprana tiene varios factores de ayuda en la tarea contra el VIH...
 
Tiene dos perspectivas. Una, en lo personal es evitar que la infección progrese y genera una deterioro de la salud. Otras es una razón comunitaria que evita que las personas con el virus, lo transmitan. 


¿Cuántos años puede estar el VIH en nuestro organismo, en forma silenciosa? 

Puede depender mucho de cada paciente pero la bibliografía , la ciencia dice que entre 5 y 8 años podemos tener una vida saludable, sin síntomas y desde ese momento se puede comenzar a deteriorar la salud, pero siempre también muy leve, como una pérdida de peso. Hasta que llega el momento que los indicadores advierten que la situación está presente. 

¿Cuánto demora en ser detectable el VIH?

Con los métodos de diagnósticos que tenemos ahora, en tres semanas después de una posible exposición al virus, se puede detectar. Siempre es importante hacer una consulta sin perder tiempo. 


¿Porqué en Salta se advierte un mayor número de casos detectados en hombre que en mujeres?

 

Tradicionalmente son las mujeres las que se acercan más al médico, ya se apor los hijos o porque son quienes cuidan a los miembros de la familia. Somos las acompañantes, y estamos cerca del sistema de salud y se accede a estas estrategias. En mi interpretación advierto que hay un grupo de varones que bajó la guardia y dejó de usar el preservativo y por otro lado, la mujer con el empoderamiento que fue ganando es estos años tiene más decisión al ahora de exigir el preservativo en una relación.

Hoy la medicina avanzó tanto que la persona con VIH puede tener una buena calidad de vida... 

Hoy en día VIH, con un comprimido, de dos drogas, se puede llevar adelante el tratamiento. Una vida normal y plena, y con todo el proyecto de vida que tiene se puede cumplir tranquilamente. Esto tiene que ver también con el compromiso que tiene el paciente con la toma de sus medicamentos y la toma diaria. La adherencia es la convicción íntima de la persona que sabe con eso va a estar bien. Siempre le digo a mis pacientes que hoy tener una VIH es mucho más fácil que llevar adelante una tratamiento de diabetes o artritis reumatoidea, porque son más difíciles de cumplir. Son más invalidantes y con otras exigencias, con VIH es solo tomar la pastilla y listo. Lo que tiene VIH es la esfera prejuicio, como en sus inicios con la denominada peste rosa. La discriminación está muy presente. 


¿La discriminación sigue estando y afectando a la hora de tomar la decisión de buscar un diagnóstico?

Sigue estando, y el miedo de los pacientes también. Me tocó incluso que me visitaran jefes de pacientes reclamando que le diga qué tiene le paciente. Y el que tiene el derecho es el paciente, no su jefe. Ahí se enraízan los miedos. En la comunidad en general esto todavía existe. Están los temores de las personas que tienen que presentar los estudios para un ingreso laboral, porque quieren estar en blanco. La ley dice que no es una exigencia y las personas que ya están trabajando también pasan por esas situaciones. 

Los tratamientos ¿cómo se dan?
En la actualidad las obras sociales tienen la obligación de cubrir el total de los medicamentos, porque además el Estado es quien cubre estos gastos a las obras sociales. Por supuesto que son muy exquisitos a la hora de pedir los requisitos y los cientos de papeles que deben presentar los pacientes, de hecho yo paso horas llenando estos formularios pero finalmente cumplen con la cobertura. En la espera pública se cuenta con un programa especial de entrega de medicamentos. Se tiene cobertura de 100%, desde el principio que ahora se llama “Respuesta VIH”. Puede que hubiera algunos baches pero la política se mantiene desde sus orígenes. Hoy tenemos aparatología en el hospital que son del plan de “Repuesta VIH”. 

¿Cómo se accede a los testeos? 
Desde el Hospital del Milagro se cuenta con un área de Consejería, donde se busca que la persona llegue y sea atendida en forma inmediata, y es ahí donde se entregan los estudios positivos de VIH. Ahí se trabaja también con poblaciones claves, como trabajadoras sexuales o privadas de la libertad. También está el proyecto de acercarse a las comunidades de riesgo. La idea es hacer el extra muro y entonces, como tenemos contacto con muchas personas trabajadores sexuales que nos acercan a sus espacios para que llevemos el examen y logremos detectar casos, si los hubiera, y así evitar la multiplicación de casos. 
 
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...