Hermanos de 4 y 6 años murieron calcinados en Colonia Santa Rosa

Momentos de profundo dolor por la muerte de dos hermanitos de 4 y 6 años entristecieron la jornada de ayer en el barrio Las Palmeras de Colonia Santa Rosa. Un incendio que consumió prácticamente toda una casa prefabricada de madera dejó el saldo de dos menores sin vida, ocurrió cerca del mediodía y ni los vecinos ni la policía ni los bomberos pudieron hacer algo para salvar a los pequeños. Fuentes consultadas por El Tribuno informaron que al parecer se trató de un cortocircuito provocado por las incesantes lluvias lo que generó el foco ígneo en la humilde vivienda.

Las fuentes aseveraron que en el momento de producido el siniestro los menores, que fueron identificados por la Policía como Monserrat Melanina Tarifa Vargas de 6 años y Thiago Alexander Tarifa Vargas de 4, estaban solos y habrían estado durmiendo en una habitación ubicada al fondo de la casa. Al parecer, según la fuente, su madre había salido a hacer unas compras.

Al ser consultados por los uniformados, los primeros vecinos que alertaron lo ocurrido en la casa señalaron que en ningún momento escucharon gritos ni ruidos como para suponer que había alguien en el interior. Esto último conduce a pensar que los pequeños al estar durmiendo pudieron haberse asfixiado con el intenso humo que generó el incendio, es una de las hipótesis que manejaban ayer personal de Bomberos e investigadores que trabajaron en el lugar.

Vecinos llamaron a los policías de la comisaría de Palmeras y al Sistema de Emergencias 911. Al llegar, los efectivos junto a vecinos comenzaron a echar agua tratando de controlar el fuego, mientras una dotación de Bomberos de Colonia Santa Rosa, a cargo del comandante Hugo Pérez, se trasladó de manera urgente. "Fue un hecho lamentable, estaba lloviznando y nos llamaron desde el 911 y la dependencia de Palmeras por un incendio. Llegamos al lugar y los vecinos con la policía intentaban sofocar un fuego que tenía llamas muy altas, a pesar de la lluvia desde lejos se podían ver las llamaradas", sostuvo Hugo Pérez en diálogo telefónico con El Tribuno.

"Sofocamos con una autobomba de 13.000 litros, en minutos tiramos con dos mangueras pero no hubo caso, la vivienda estaba siniestrada en su totalidad", sostuvo el comandante Pérez y agregó: "Hasta ese momento no sabíamos quién estaba adentro, la madre llegó cuando terminábamos de enfriar los habitáculos en el interior de la casa".

Cuando los bomberos comenzaron a limpiar el lugar, "aparecieron las criaturitas, dos hermanitos de 6 y 4 años que estaban juntos en el suelo, al parecer durmiendo en una habitación al fondo de la casa", apuntó Pérez, jefe de Bomberos de Colonia Santa Rosa. Al enterarse de la catástrofe la madre de los pequeños tuvo que ser asistida por personal femenino de Bomberos y la Policía, entró en estado de shock y fue trasladada al hospital zonal.

Las fuentes consultadas contaron que fue "impresionante" el accionar de los vecinos, la solidaridad que salió de todos en el barrio, intentando sofocar las enormes llamas y, en algunos casos, suponiendo o sabiendo que los niños se encontraban en el interior de la vivienda. Personal de la Policía Científica se hizo presente en la casa incendiada y trabajó para tratar de determinar qué pudo haber causado el trágico siniestro.

El encargado de los Bomberos de esa localidad contó también que cuando estaban llegando sintieron una explosión. Se trató de una "garrafa de gas que al parecer con el fuego se recalentó y terminó explotando, después bomberos a mi cargo lograron sacar dos garrafas hacia afuera y las enfriaron", apuntó el comandante a la vez que explicó que dichos elementos estaban en la parte de adelante de la casa y no atrás, donde se generaron las llamas y donde fueron halladas las pequeñas víctimas.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...