De cada 4 llamadas al 148, una  está vinculada con coronavirus

Desde que comenzó el año, una de cada cuatro llamadas a las líneas 136 y 148 del Gobierno de Salta estuvo vinculada con coronavirus.
A partir del 1 de enero y hasta el miércoles último, hubo 9.924 consultas por síntomas compatibles con COVID-19 o situaciones de contacto estrecho. Fueron 1.489 las comunicaciones por este tema de afiliados del Instituto Provincial de Salud (IPS) y 5.357, la cantidad de consultas sobre la emergencia sanitaria en general.
Además de responder llamadas relacionadas con coronavirus, el servicio de atención telefónica 148 otorga turnos para el subsistema público de salud en general, atiende temas de discapacidad, brinda información relacionada con las carteras de Tierra y Bienes y Desarrollo Social y responde reclamos o consultas.
En los últimos 20 días de enero el número de llamadas vinculadas con COVID-19 creció casi un 50% con respecto a los 10 primeros días del mes.
La aplicación “Salta Covid”, que permite informar síntomas compatibles, tuvo 5.700 descargas durante el mes pasado. La tendencia fue en descenso desde los primeros días de enero hasta los últimos.
El secretario de Modernización del Estado, Martín Güemes, mencionó que, si bien la demanda telefónica por este tema creció durante el mes de enero, la situación es muy diferente de la que se registraba en octubre del año pasado: “En la época del pico hemos llegado a recibir 3 mil llamadas por día y a agendar 900 turnos con telemédicos diariamente”.
En lo que va de 2021 y hasta el miércoles último, se otorgaron 922 turnos con telémedicos -estos no incluyen la atención remota del IPS-. Del total, quedan por llamar 352 pacientes. Se brindó asistencia médica por teléfono a 485 personas; a 63 no se las pudo ubicar y hubo 12 reprogramaciones.
Durante el brote de COVID-19 había unos 70 telemédicos atendiendo, además de aquellos del IPS. Ahora son 30 los profesionales que trabajan de manera remota. Muchos de quienes antes lo hacían volvieron a sus funciones en hospitales y centros de salud. De los médicos jubilados que atendieron por teléfono durante el brote, varios siguen haciéndolo.
Güemes evaluó que quizás muchas personas dejaron de llamar a las líneas telefónicas ante la aparición de síntomas y prefieren contactar a médicos que consultan de manera frecuente. 
“No hay tanta búsqueda de información sobre COVID-19 porque la ciudadanía, dentro de todo, ya está mucho más informada al respecto”, consideró el funcionario.
Durante el brote de COVID-19, las líneas 136 y 148 atendieron más de 80 mil consultas en poco más de un mes, el 95 por ciento de las cuales estaba vinculada con la enfermedad. 
Estas vías de comunicación fueron clave para contener la situación de crisis en un momento en que el sistema de salud estaba al borde de su capacidad de operación por la cantidad de casos.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...