En un año, crecieron 47% los ingresos económicos del hospital San Bernardo

El año pasado, los ingresos económicos del hospital San Bernardo crecieron más del 47 por ciento con respecto a 2019, según se puede ver en el Informe de Gestión 2020.

El gerente, Pablo Salomón, quien asumió el cargo a principios del año pasado, planteó que la suba en el arancelamiento se debe a la optimización de las gestiones de facturación y cobro.

Los ingresos provienen de lo que desde el nosocomio facturan a los financiadores de salud, que son las obras sociales, prepagas y empresas de seguro, entre otras.

El año pasado, aumentó casi seis veces el arancelamiento de la Superintendencia de Servicios de Salud, que representa el 35,49 de los ingresos del hospital.

Por el programa Sumar, de Nación, se cobró 5.694.420 pesos por las prestaciones realizadas, lo que implicó un incremento del 244,78 por ciento con respecto al año anterior.

El aumento de la facturación al Instituto Provincial de Salud (IPS) de Salta creció casi el 35 por ciento en 2020 con respecto a 2019.

“Pese a todo esto, nos falta muchísimo”, expresó Salomón. “Encontramos un hospital bastante deteriorado y administrativamente no estaba en las mejores condiciones. Eso es algo que viene de años y no es de una gestión en particular. El hospital tiene 60 años y un vicio de gestión bastante importante”, agregó.

Salomón explicó que “antes se facturaba mucho, pero no se cobraba nada porque no se hacía la gestión de cobro” y señaló que ahora, desde la oficina jurídica del hospital, están abocados a esto y a resolver los problemas internos y externos.
“Cuando entré a la gestión, el hospital trabajaba con un 102 o 105 por ciento de la capacidad porque superábamos el porcentaje de camas disponibles y había pacientes en camilla”, recordó el médico.

Aseguró que se optimizó la rotación de camas y el tratamiento en el hospital para que se pueda externar a los pacientes con mayor rapidez.

“Optimizamos los quirófanos, que ahora trabajan mañana y tarde, y se disminuyó la lista de espera quirúrgica”, manifestó.

“Trabajamos a un 65 por ciento de ocupación de camas y, pese a eso, aumentó seis veces la facturación”, observó.

Fondos de Nación

El programa Sumar tiene un gran impacto en el San Bernardo y significa que hubo un gran aporte de ingresos desde Nación.
Salomón mencionó que esto se debe a otra optimización en la gestión de cobro: “Antes, al programa Sumar no se le facturaba todo lo que se le tenía que facturar”.

El tener una oficina de Sumar en el hospital les permitió optimizar la facturación en 2020. “Lo que el plan Sumar paga lo facturamos y lo cobramos”, expresó el gerente.

El programa de Nación cubre muchas prestaciones a las personas que cuentan con cobertura exclusiva del sistema público de salud.

“Les tengo que brindar salud a todos y tengo que buscar quién lo financie. La gran mayoría de los pacientes tienen un financiador: obra social, prepaga o programa Sumar”, señaló Salomón.

Materiales

Desde el área de Gestión de Pacientes del Ministerio de Salud Pública de la Provincia pagan los materiales descartables de alto costo.

El gerente comentó que durante su primer año de gestión también se optimizaron los canales administrativos y los procesos de compra: “Antes tenían que pasar por más de 26 pasos; hoy lo disminuimos a menos de la mitad”.

Mencionó que hay una vía rápida para hacer compras a través de una oficina que se creó el año pasado. Se trata de la Coordinación General de Administración, compuesta por un contador y coordinador general, Fernando Martinis; un abogado, una licenciada en Recursos Humanos, un licenciado en Informática y un médico, el subgerente, Fernando Cardos.

La otra oficina creada por Salomón es la Dirección Médica, a cargo de Alejandro Farah, que cuenta con un comité científico estratégico, compuesto por personas “muy idóneas”, según manifestó Salomón.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...