Wado de Pedro: “El Plan Belgrano fue una campaña más vinculada al marketing que a realizar obras”

Wado de Pedro trae bajo el brazo el Plan de Desarrollo Federal, que apunta a reforzar y a diversificar la matriz productiva del norte argentino. El ministro del Interior de la Nación arribará hoy a la capital salteña para dialogar con empresarios de diferentes actividades y a exponer proyectos para mejorar la infraestructura en una región históricamente postergada. Se reunirá cerca del mediodía en el Grand Bourg con referentes del sector privado, pero antes inaugurará la estación transformadora de San Agustín. 

El funcionario reconoce que es un tiempo difícil para acceder a financiamiento, pero considera clave la articulación entre el sector público y privado para salir adelante. En una entrevista exclusiva con El Tribuno, De Pedro cuestionó las políticas del macrismo y hasta dijo que detrás del Plan Belgrano hubo marketing más que obras. 

¿Qué temas tiene en agenda para abordar con los empresarios?

Voy a Salta a escuchar a los sectores empresarios en el marco del Plan de Desarrollo Federal. Ya hicimos un diagnóstico con todos los gobernadores y el Gabinete nacional. Entendemos que para generar empleos el sector público y el privado deben unir esfuerzos de la mejor manera posible.

Siempre cada gobierno hace promesas de sacar al norte del país de la postergación, ¿qué elementos tiene para que este proyecto se concrete?

En los últimos cuatro años, y después con el devenir de la pandemia, el norte perdió muchos empleos. Desde noviembre los números de la economía son mejores producto de las políticas de contención de la pandemia, como el IFE y los ATP. Esa masa de dinero que se volcó a las provincias está generando en el mercado interno un mayor consumo y aumento de la producción. Más allá de eso, el norte argentino, y en particular Salta, tienen déficits de infraestructura. Para que las empresas sean competitivas, más allá de las economías regionales, se necesita tener menores costos respecto a otras regiones, más cerca de los puertos. Para que el norte se pueda desarrollar hay que terminar con obras como las líneas de alta tensión, los gasoductos y hay que generar un uso inteligente del agua. Debemos invertir en represas, en acueductos y en riego. Es importante fortalecer la red ferroviaria para bajar los costos de logística. Estamos negociando con Chile y analizando firmemente el diseño de los corredores bioceánicos. Hoy el norte tiene un gran potencial al poder sacar los productos por los puertos de aguas profundas que hay en Chile y de ahí comercializar con Asia. Ese continente, para Argentina, es el mercado más importante y con un futuro en crecimiento. Ahí los corredores bioceánicos generarán un ahorro en los fletes de las mercaderías. 

Como una política de Estado, apuntamos al fortalecimiento de los parques industriales para facilitar a los emprendedores y a los empresarios el acceso a la energía y a la conectividad. Es un desafío, además, terminar la red de fibra óptica. El gobierno de Cristina (Kirchner) hizo miles de kilómetros pero se frenó con Macri. Ahora estamos dispuestos a volver a invertir en eso. Todos sabemos que la tecnología aplicada a la producción es el presente y el futuro. Esas son las cuestiones que tenemos que pensar para la innovación del sistema productivo argentino.

Hay un contexto económico complicado, ¿cuáles son las herramientas financieras que tiene la Nación para impulsar estos proyectos? Por ejemplo había financiamiento chino para el Belgrano Cargas pero las obras estaban demoradas...

La gestión de Cambiemos recibió un país desendeudado, con altos niveles de recaudación. En cuatro años devaluaron fuerte y sacaron toda la normativa que existía para cuidar los dólares que estaban en Argentina. Se generó la fuga más grande la historia de nuestro país, con 84 mil millones de dólares. Todos los argentinos y argentinas quedamos con una deuda cercana a las 100 mil millones de dólares. De ese modo, el acceso al financiamiento de los mercados internacionales es muy difícil. Hemos negociado con los fondos de inversión y ahora lo estamos haciendo con el Fondo Monetario Internacional.

Usted plantea una cuestión anterior al actual gobierno y cómo se complejizó por la política económica que ellos adoptaron, ¿pero qué hacemos de ahora en adelante?, ¿cómo accedemos a esa herramienta?

Hoy lo que nos queda es el acceso a los organismos multilaterales, como el Banco Mundial, CAF y BID, que fomentan al desarrollo y, además, nos quedan los fondos soberanos de los países que sí tienen capacidad de préstamo. Nos quedan generar acuerdos bilaterales entre los países para financiar obras de infraestructura que aumenten la capacidad productiva de la Argentina.

Hay producciones pujantes en Salta como el litio, ¿qué planteo tiene desde la Provincia?

Nosotros participamos en la conformación de la Mesa del Litio, con tres provincias (Salta, Jujuy y Catamarca). Vamos a poner desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología una línea de investigación para ver cuáles son las posibilidades de utilización del litio para generar más recursos y tratar de agregar valor. Todos hablan de hacer convenios con empresas que fabrican baterías, hay una serie de potencialidades que son las que se irán discutiendo en la Mesa.

¿Qué producción le interesa fomentar en Salta?

Salta tiene un perfil diversificado, tiene producción de carnes, frutas, tabaco... Me parece que tratar de fortalecer el sistema eléctrico, los sistemas de riego, de ayudar a la Provincia a generar inversiones que fomenten el desarrollo hará también que los empresarios y empresarias apuesten a la diversificación. Vemos que es muy importante para el norte que se animen a invertir y a diversificar. 

Los empresarios de la región solicitaron la prórroga de la ley de biocombustibles, ¿cuál será el apoyo del Ejecutivo?

Es una ley que se está discutiendo en el Congreso. Lo que nosotros queremos es mantener las fuentes de trabajo y el equilibrio entre el uso de los biocombustibles y los combustibles fósiles.

Un tema central para Salta es recuperar la exploración y la producción de gas, en las cuencas del norte...

Dentro del Plan del Desarrollo Federal, en Salta tenemos la propuesta de avanzar con la construcción de gasoductos, entendemos que potenciará el sistema productivo de la provincia y también el acceso al gas.

¿Cómo están los vínculos internos en el Gobierno? La salida de Marcela Losardo de Justicia se leyó como un accionar de Cristina para imponer un ministro. 

A los ministros los pone y los saca el presidente de la Nación. No me dejo llevar por la fantasía que escriben algunos periodistas.

¿Cree que es viable el plan del Gobierno para frenar la inflación?  Por ahora se está yendo de las manos...

Nosotros tenemos que apelar a la responsabilidad y a los controles. Sabíamos que iba a costar la reactivación económica luego de cuatro años de recesión y de una pandemia. Estos son períodos en los que hay que cuidar el bolsillo de los argentinos. Debemos proteger el consumo interno y las ganancias tienen que estar bien distribuidas en la renta de los productores y los comerciantes. Ese es el equilibrio razonable de una sociedad que no busca sacar ventaja sino que tiende a seguir produciendo por un largo plazo sin la desesperación de maximizar las ganancias en este repunte económico. Llamo a toda a la sociedad a reflexionar, a que cuidemos el mercado interno, cuidemos al turismo cuando abran las fronteras. Argentina tiene un buen mercado interno que genera el 80 por ciento del trabajo.

¿Qué opina del Plan Belgrano de la anterior gestión?

El Plan Belgrano, según me cuentan los gobernadores del norte, fue otra campaña más vinculada a la necesidad de hacer marketing que a realizar obras concretas para generar empleos. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...