Tras correr a los jefes, tratan de reducir el caos en Anses

La situación en Salta de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) no daba para más. Por las fuertes críticas que recibió el organismo en los últimos meses, se hizo insostenible que sigan Susana Aramayo y Marcos Vera. Trascendió que el viernes la directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta, pidió las renuncias de los jefes de las Unidad de Atención Integral (UDAI).

Según pudo confirmar El Tribuno con funcionarios del organismo nacional, el viernes pasado Aramayo y Vera debieron renunciar y por ahora se descartó una intervención.

"No hay intervención", expresó una fuente del organismo nacional consultada. Y agregó: "Un equipo descentralizado de la Anses está trabajando en la provincia para garantizar las prestaciones, que de ninguna manera se verán afectadas. La atención al público está garantizada con el personal propio de la provincia y este equipo descentralizado. A la vez, se está resolviendo la apertura de una nueva sede en la ciudad de salta zona sur".

Durante la mañana de ayer corrieron varios nombres de quiénes podrían ser los reemplazantes de Vera y Aramayo, sin embargo desde el organismo nacional expresaron: "Por ahora se va a trabajar con el equipo de planta permanente. Coordinadores que ya están allí con muchos años de experiencia". Dentro del organismo se vivieron momentos complicados. Los empleados expresaron a este medio que no sabían que iba a llegar un equipo técnico desde Buenos Aires y que era "vox populi" que Marcos Vera y Susana Aramayo habían renunciado. Las quejan por el caso venían de adentro y de afuera.

"Se informó extraoficialmente que le pidieron la renuncia a los dos jefes, pero hay un hermetismo absoluto. Se dice que van a poner a un equipo normalizador o capaz que la semana que viene ya tenemos designado los jefes, por ahora no hay nada oficial", expresó el empleado de la UDAI Norte.

El Tribuno consultó a una fuente local sobre lo que estaba ocurriendo en la UDAI Norte, ubicada en la calle Jujuy 43. La misma explicó que la semana pasada llegó a la provincia la directora Ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta, porque había recibido críticas sobre el mal funcionamiento de la sede local.

La fuente consultada por este medio afirmó que los funcionarios nacionales "pudieron mirar los indicadores de cómo está funcionando la Anses y vieron que estaba bastante mal". Aseguró que desde las UDAI local se estaban dando pocas ofertas de turnos por eso la gente no conseguía que los atiendan.

"Cuando vos ofertas turnos y la gente se presenta, vos tenés que tener una eficacia que esos turnos ofrecidos se transformen en trámites efectivamente iniciados. Muchas veces pasaba que va la persona que quiere realizar el trámite y les dan excusas para no iniciar el trámite. En definitiva, esa persona que es rechazada tiene que volver a la cola y lo que se está haciendo es no absorber la demanda", remarcó.

Con respecto a la llegada de un equipo técnico de Buenos Aires, expresó que los indicadores estaban muy mal, entonces desde Nación realizaron una "intervención de tipo técnica no política". Vinieron técnicos que se están investigando qué es lo que está pasando en cada una de las líneas de atención.

La fuente consultada expresó que había demoras en la resolución de expedientes y en los turnos y que las personas que llegaron desde Buenos Aires conocen del manejo de Anses para controlar cómo estaban trabajando los empleados de la oficina local.

Vera y Aramayo

El jefe de La Cámpora en Salta, Marcos Vera, quedó al frente de la sede de la Anses, la UDAI Sur, a fines de mayo del 2020, un año marcado por la pandemia por el coronavirus.

Vera, de 31 años, empezó a militar desde los 16 años, cuando cursaba el secundario. Sin embargo, con su llegada al organismo nacional se creó una polémica porque su capacidad para estar al frente quedó cuestionada porque había personas que lo acusaban de haber sido "elegido a dedo".

En julio, Marcos Vera quedó envuelto en otro escándalo cuando se confirmó la información que el titular de la UDAI Sur, figuraba en los registros como una de las personas que solicitó el IFE, esto en medio de la polémica porque más de 50 concejales solicitaron este beneficio de emergencia que otorga el Gobierno nacional.

Según información registrada en la página web de Anses, Vera habría completado el formulario para recibir el beneficio, pero no fue aceptado.

Susana Aramayo que quedó al frente de la UDAI Norte, es procuradora y abogada, con especialización en Derecho Laboral y Derechos Humanos.

Susana Aramayo es una conocida militante del Partido de la Victoria en Salta, del círculo de la senadora nacional Nora Giménez. Además, se desempeñó como asesora letrada en organismos públicos, entidades gremiales y de defensa del consumidor.

Es miembro fundadora de la Comisión Provincial de la Memoria, y fue querellante en las causas de lesa humanidad que se tramitaron en el Tribunal Oral Federal de Salta de 2011 a la fecha.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...