Salvaje ataque: Hace meses lucha por sobrevivir mientras su agresor sigue libre

El 20 de noviembre del año pasado César Federico González de 45 años fue salvajemente golpeado en la vía pública. Desde ese momento su vida y la de quienes lo rodean con afecto cambió por completo. El empleado municipal lucha por seguir respirando mientras "César Gabriel Paz Perdiguero goza de la libertad", apuntó Patricia, tía de la víctima. El agresor es pareja de la exmujer de Federico y el despiadado ataque estaría relacionado con una mensualidad que éste último le había dejado de pasar a su ex dado que legalmente no le correspondía.

La carátula inicial del hecho fue lesiones gravísimas, luego pasó a "lesiones graves" y hoy, según comentó la familia de la víctima, podría cambiar y agravarse a "tentativa de homicidio". En caso de que esto último ocurra la Justicia podría determinar que el agresor sea detenido. "Estuvo cuatro días detenidos, pagó la fianza y salió en libertad", contó Patricia en diálogo telefónico con El Tribuno.

Si bien hace algunas semanas Federico había presentado una leve mejora, en los últimos días su salud empeoró. "Prácticamente ya no le funciona el pulmón derecho", contó Patricia, sigue inestable con presión baja al igual que su presión cardíaca y en las últimas horas se le sumó una "infección urinaria y un diagnóstico de neumonía". El cuadro de César Federico es muy complicado. "Después de que esa bestia lo golpeara, mi sobrino quedó con el 80 por ciento de incapacidad, sin movilidad en sus miembros inferiores y pérdida de masa encefálica", apuntó la mujer.

Acerca de lo ocurrido aquel 20 de noviembre, cerca de las 16, en calle Santa Fe entre San Juan y Mendoza, la tía de la víctima contó: "Federico estaba trabajando, es empleado municipal, afectado a una de las manzanas del parque para su cuidado y mantenimiento. Es diabético y estaba en proceso de bajar de peso por su salud. Ese día solicitó permiso para ir hasta su auto, desde donde iba a sacar unas pinturas para pintar el cordón, en ese momento fue agredido por este hombre, quien sin intermediar palabra lo golpeó de manera salvaje, según testigos".

Federico junto a su expareja tienen dos hijos, una mujer de 24 años y un varón de 21, la joven fue quien denunció el ataque contra su padre. En su red social señaló: “Hace cuatro meses una basura arruinó su vida -por Federico- y lamentablemente mi propia mamá provocó esta situación, nunca van a entender la situación que estamos pasando. No pedimos mucho, solo que la Justicia haga su trabajo”.    
 

Patricia sostuvo que ni la hermana de Federico ni su hija, quien radicó la denuncia, pudieron hablar hoy acerca de la situación "porque anoche nos pasaron el estado de salud de mi sobrino y es desgarrador. El informe señala que su pulmón derecho está lleno, tiene un derrame pleural, estamos buscando un neumonólogo para ver si le pueden extraer el líquido, también están viendo si se le coloca un cinturón gástrico. En este momento está con una máscara de oxígeno".

 

 

El agresor, César Gabriel Díaz Perdiguero, es pareja de la ex de Federico. Según Patricia, la relación comenzó a ser tirante cuando ella se quedó sin percibir el dinero que su sobrino le pasaba porque "los hijos de ambos decidieron ir a vivir con Federico. No sabemos a razón de qué el hombre que está denunciado en la seccional novena -Fiscalía 4 del Juzgado de Garantías de 7ma nominación- intentó matar a mi sobrino", apuntó y agregó "este sujeto estuvo demorado cuatro días, pagó una fianza y ahora estamos esperando que la Justicia se expida".

"Este hombre lo golpeó con saña, fui al lugar y hablé con una monja que fue la que llamó al 911 y al Samec. Le dije que era tía de la víctima y le agradecí por haberlo salvado, la monja empezó a llorar. Me contó su vivencia. Uno puede estar molesto, enojado pero nunca proceder con la violencia que actuó este tipo. No puede seguir libre", sostuvo Patricia.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...