Tras el escándalo por el denominado vacunatorio VIP, que obligó a Ginés González García a dar un paso al costado, el Gobierno nacional procuró transparentar la campaña de vacunación contra el coronavirus para evitar nuevos problemas: en ese marco, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, puso en funcionamiento el Monitor Público de Vacunación. 

Sin embargo, hasta el momento no se informó de manera oficial un detalle para nada menor, que representa otra zona gris en lo que refiere a los datos públicos y es la cantidad de vacunas que se echaron a perder y debieron ser descartadas.

Las cifras que están en manos de la cartera sanitaria están muy lejos de las que se dieron a conocer en distintos hechos reportados en varios puntos del país.

El primer caso que se hizo público fue el 5 de enero, cuando se conoció sobre las 400 vacunas Sputnik V que perdieron la cadena de frío en el Hospital de oncología “Luciano Alfredo Fortabat”, en el partido bonaerense de Olavarría.

Un día después, 17 frascos fueron apartados en el Hospital Monovalente Carlos Malbrán, de Catamarca, tras detectar “una subida no programada en la temperatura de uno de los freezers”. A fines de ese mes el inconveniente se registró en el Hospital de Trelew, en Chubut, donde 140 dosis del segundo componente de la vacuna desarrollada por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología “Nikolay Gamaleya”, de Rusia, también fueron descartadas por el mismo motivo.

Sólo en esos tres casos se acumulan más de medio millar de dosis que no llegaron al hombro de ningún ciudadano.

Sin embargo, la cifra que oficialmente figura en los registros del Ministerio de Salud es bastante más baja: de acuerdo a los datos obtenidos por Noticias Argentinas a través de un pedido de acceso a la información pública, hasta el miércoles pasado sólo 117 dosis se reportaron como descartadas y todas por la Provincia de Buenos Aires.

“Hay un subregistro. Nosotros recopilamos la información que dan las provincias”, justificaron a la agencia de noticias fuentes del área liderada por Vizzotti, al ser consultados por el tema.

Según la respuesta de la cartera sanitaria al planteo realizado por NA, se trata de 72 dosis de Covishield, provenientes del Serum Institute de la India; 34 de Sputnik V, fabricadas en Rusia; y 11 de Sinopharm, oriundas de China.

La pérdida de la cadena de frío es sólo una de las razones que llevaron al descarte de las vacunas: también se dieron casos de rotura del vial (frasco de vidrio); desvío de política de frascos abiertos; e incluso errores en la preparación.

Ante este “subregistro” de las vacunas descartadas, las fuentes consultadas señalaron que se trabajará para “instar a las jurisdicciones a que detallen la mayor cantidad de información posible, a fin de poder transparentar cada vez más la campaña” de vacunación contra el coronavirus.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...