El comercio de Salta, en alerta por falta  de productos y por los manteros

La pandemia golpeó con crudeza el consumo minorista. Hubo una retracción en las ventas producto de las restricciones que se aplicaron el año pasado, pero también ocasionada por una fuerte pérdida del poder adquisitivo del salario real y una crisis económica generalizada que disparó los índices de pobreza y trabajo informal.

A eso hay que sumarle dos condimentos especiales que complicaron aún más a uno de los sectores más importantes de la provincia. El crecimiento exponencial de la venta ilegal callejera y el rebrote de casos de la COVID-19 en los grandes centros de producción comenzaron a retrasar el abastecimiento.

La sensación que tienen los dueños de comercios del centro de la ciudad de Salta es generalizada. Sostienen que desde hace meses la cantidad de manteros instalados en las peatonales salteñas creció. Una situación insostenible para los comerciantes porque la competencia desleal que representan los vendedores ilegales es muy grande.

La historia se repite desde hace años. La venta ambulante e ilegal se lleva a cabo en la misma puerta de los comercios que pagan impuestos y tienen todos los papeles en regla, ocasionándoles grandes pérdidas. Si bien hay un acuerdo en que los manteros se instalen después de las 21, se los puede ver en cualquier momento del día.

Desde la Cámara de Comercio e Industria de Salta, su actual presidente, Daniel Betzel, remarcó que ante el avance de la protesta de los socios están trabajando para volver a conformar la mesa contra el comercio ilegal con organismos municipales, provinciales y nacionales.

El lunes se realizó una reunión de consejo directivo en la que participó la directora general de Rentas, María Mercedes Uldry, con quien se abordó la realidad del sector, pero se trató un tema excluyente que fue el comercio ilegal.

Los empresarios le expresaron a la funcionaria la preocupación de los comercios ante un hecho que avanza sin medidas y sin control por parte de los organismos competentes. En esa reunión se logró la reapertura de una mesa de trabajo integrada por todos los organismos involucrados en el tema y el compromiso de avanzar en ese sentido.

Compromiso

El presidente de la Cámara de Comercio destacó que durante el encuentro, la nueva directora de Rentas se comprometió a que ella misma se iba a ocupar de este tema porque se "tiene que trabajar en equipo".

"Nosotros hacemos todo lo que podemos contra los manteros. Habíamos tenido una reunión en enero del año pasado con las autoridades provinciales y se habían comprometido a sacarlos, pero cada vez hay más por el tema de la crisis", expresó Daniel Betzel, en diálogo con El Tribuno.

Y agregó: "Nosotros todo el tiempo estamos intentando, mostrando la situación a las autoridades. Es un tema complejo que depende de un trabajo articulado entre todos los actores y hasta sufrimos agresiones de los manteros".

Un comerciante de la zona expresó que en algún momento se pudo controlar el tema de los manteros poniéndoles restricciones horarias y solo se les permitía asentarse luego de que estén bajada las persianas de los comercios, sin embargo en los últimos meses los manteros volvieron a ocupar toda la peatonal en cualquier horario.

Segunda ola

Pese a que Salta no cuenta con muchas restricciones de circulación y no está considerada como una zona roja de contagios, la nueva situación sanitaria que vive el país también afecta a la provincia.

Hoy los picos de casos están en Buenos Aires y las fábricas están sufriendo la infección de sus empleados, lo que los obliga a cerrar turnos. Por esta situación la producción baja a la mitad. Sumado a esto, los insumos son importados y hay restricciones, entonces se está empezando a notar escasez.

Esta situación ya se vivió durante el 2020, sin embargo se está profundizando este año. "A principio de año veníamos bien, estábamos casi en una normalidad, obviamente no se recuperó lo que era antes de la pandemia, pero ahora vamos a ver qué pasa con el parate", expresó Daniel Betzel.

El titular de la Cámara comentó que desde la institución iniciaron una campaña muy fuerte de concientización y de cuidado, pero apuntando al comerciante donde se pide que hagan respetar las normas de bioseguridad.

"Obviamente que nos preocupa porque la baja de ventas es muy grande, pero si se cierran los centros como Buenos Aires te quedás sin mercadería porque te cierran las fábricas, ya que hay menos turnos de trabajo, con lo que la producción es menor y no hay margen", señaló Daniel Betzel.

Antes de que se inicie la pandemia, los empresarios locales tenían margen porque estaban "súper stockeados" y si la fábrica cerraba tenían la posibilidad de "bancársela" uno o dos meses.

"Hoy no hay margen, estamos todos trabajando con un stock mínimo. Nos agarra menos preparados que el año pasado, seguimos quemando stock y, obviamente, el tema del virus que ataca a los grandes centros de distribución nos perjudica mucho", concluyó.

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...