No usar barbijo representa el 60% de los incumplimientos de medidas sanitarias

Hoy se cumple un año desde que se instauró el uso obligatorio y correcto del tapabocas o barbijo en la provincia de Salta para prevenir contagios de COVID-19. Y según estadísticas del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Salta, en los 101 días de emergencia sanitaria correspondientes a este período 2021 se labraron 17.978 infracciones por no usar tapabocas.

La cifra total de infracciones por distintos incumplimientos a las medidas sanitarias es de 30.796. Esto significa que el 60% de los incumplimientos de medidas sanitarias se relaciona con no usar barbijo.

En un conteo efectuado por El Tribuno en la Plazoleta IV Siglos del microcentro salteño se pudo observar que, de 185 ciudadanos, 143 utilizaban tapabocas caseros, mientras que 31 llevaban el quirúrgico, 5 el "Atom Protect" del Conicet, 2 el N95 y 4 no llevaban ningún tipo de protección.

Mediante un relevamiento en distintas farmacias céntricas se observó que en la farmacia Sudamericana, ubicada sobre la calle Alberdi 102, es posible encontrar los de tipo quirúrgico, de color blanco y el N95. Los primeros rondan entre 50 a 60 pesos, según la marca, y los segundos vienen en pack de dos por 360 pesos, es decir 180 cada uno.

Sobre el valor del N95 referido, la farmacéutica y directora del local, María Rosa Franza, explicó: "Siempre hubo variaciones. Llegaron a venderse hasta a mil pesos, pero es según donde los consigamos o a medida que van ingresando. Este tipo de barbijo no deja pasar el 95% del virus, por eso lleva ese nombre. Tiene mayor protección ".

En cambio, el quirúrgico, que es el más vendido en la farmacia, se usa una sola vez y tiene menor protección, por lo cual se recomienda complementarlo con máscara facial. "Nosotros vendemos la máscara con el barbijo quirúrgico por 409 pesos", indicó.

 

La profesional contó que ahora se volvieron a vender masivamente barbijos y algunos son más buscados que otros.

Es más, la gente busca el que nosotros no podemos vender, el ‘Atom Protect’ del Conicet, que tiene protección de un 99 por ciento pero no lo autorizaron para farmacias. Normalmente se compra por internet al Conicet u otros lugares”, puntualizó. 
La ventaja de este tipo es que son reutilizables hasta 15 lavados, característica que los demás barbijos no tienen. Son antibacterianos, antimicrobianos y antimicóticos. 
Franza comentó que los clientes están empezando a buscar el N95 y que es notorio el aumento en las compras. “El mes pasado vendíamos unos 5 a 10 por día pero ahora aumentaron un 50% las ventas de los barbijos quirúrgicos. Estamos en 50 por día”, sostuvo.
Así como hay gente precavida, hay personas que directamente ignoran el uso del barbijo. “Sería bueno que no tengamos que andar como niñeros. Acá hay gente que viene sin barbijos o tapabocas y no las dejamos entrar pero eso da la pauta que se recorrió todo el centro sin protección”.
En el ingreso al salón un guardia provee alcohol a los clientes y les corrige el uso del barbijo si el caso lo amerita. “Pero cinco segundos después vuelven a colocarselo mal para hablar por teléfono, por ejemplo, entonces no hay todavía una conciencia”, finalizó la profesional. 

  Sacarse el tapabocas para hablar por celular se volvió una mala costumbre. JAN TOUZEAU. 
 

Tapabocas caseros

En las peatonales del centro capitalino es posible encontrar una amplia variedad de tapabocas caseros que comercializan vendedores ambulantes y manteros. Los precios van desde los 100 hasta los 300 pesos, según el tipo de tela, el tamaño, la cantidad de capas, el diseño y colores. 
Los más baratos generalmente son de tela ecológica y los más caros de neoprene, algodón, tres capas o con agregados como tachas, brillos y cadenitas. 
Javier Carrizo, un ambulante, contó que cuando se desató la pandemia, en marzo de 2020, la mayoría vendía tapabocas de tela ecológica que a veces resulta molesto o pica. “Por eso yo no trabajo ese tipo de tela. Las personas que me compran en general son jóvenes o adolescentes”, dijo. 
En abril del año pasado explotó la cantidad de vendedores que trabajaban en el centro pero en diciembre se perdieron. “Ahora puede ser que estén surgiendo de nuevo. Cuando comenzaron las clases hubo muchísima venta de tapabocas colegiales, después mermaron y ahora la gente busca los comunes, los negros”, contó.
El trabajador destacó que es importante que un tapabocas cubra toda la nariz hasta debajo de la barbilla y que no sofoque, que permite respirar tranquilamente. “Es obvio que un tapabocas nunca protegerá como un barbijo de farmacia, pero igual algo protege”.
También comentó que ahora están de moda las tiras para sostener los elásticos de los tapabocas, que pueden ser de tela, hilos o tanzas con mostacillas o cadenitas. “Yo ahora no las vendo porque están caras, van de los 150 pesos en adelante, las buscan los padres para sus niños generalmente”, precisó. 

 Triple capa

Desde la farmacia Pieve, situada en la esquina de Caseros y 20 de Febrero, Valeria Guitián, una trabajadora, informó que solo tienen el barbijo triple capa o quirúrgico para la venta en color blanco o celeste, con elásticos. Tiene un costo de 50 pesos. Se usa una sola vez y se descarta. 
“La gente los compra mucho. Tanto jóvenes como adultos mayores. Al principio de la pandemia había muchísima demanda, tanta que se agotaban”, señaló. 
Y añadió que lamentablemente ingresa a la farmacia gente sin barbijo con el objetivo de comprar. “No se los deja pasar pero se tapan la boca con las manos y quieren entrar. Es importante que lo usen y de forma correcta para cuidarse a ellos mismos y a los demás”, culminó la joven.

Truchos

En la farmacia Milagro, ubicada en diagonal a la Catedral Basílica, solamente se venden los barbijos quirúrgicos de color blanco. “A los celestes, cuesta conseguirlos. Los tenemos en 50 pesos aunque puede haber alguna variación a 60 o 70 pesos. Al comienzo de la pandemia estaban carísimos”, expresaron desde el local. Un 70 por ciento de los clientes que compran barbijos suelen ser adultos mayores, en tanto un 30 por ciento son jóvenes. 
Manifestaron que a los N95 no los comercializan porque los proveedores no tienen stock y que se enteraron de que, lamentablemente, personas inescrupulosas están fabricando modelos falsos. “A uno común le agregan la inscripción”, dijeron. 
Agregaron que no pueden conseguir tampoco los Atom Protect, que actualmente son muy buscados por los clientes ya que son lavables. 
“Hay mucha gente que viene al centro en auto y se olvida el barbijo en la casa entonces vienen a comprar. Es fundamental el uso, está probado y, complementando con el distanciamiento y lavado de manos, se merman las posibilidades de contagios. Además ayuda a prevenir otros virus”.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...