La salteña Mar Tarrés se comió las humitas de Tinelli y el conductor se enojó

Todavía no empezó “La Academia” y Mar Tarrés, una de las participantes que más expectativa genera, ya tuvo sus primeros escándalos. A su polémico cambio de bailarín, se sumó su pelea con el maquillador del programa y el supuesto enojo de Marcelo Tinelli por una promesa que la influencer nunca cumplió.

“Yo estoy feliz con mi equipo, con mi coach. Descubrí que no hay limitaciones para bailar. Siento que estoy dando lo mejor de mí, me estoy esforzando mucho”, comentó Tarrés este martes en comunicación con Los ángeles de la mañana.

Respecto a los motivos por los cuales cambió su bailarín, explicó: “Empecé hace un mes con Fanzua. El cambio fue ahí nomas de que empezaron los ensayos porque a Iván [Vivas, su partenaire anterior] le dolía mucho la rodilla y había muchas destrezas físicas con el cubo. La producción lo mandó al médico y le dijeron que tenía que rehabilitar su rodilla. Imagínense si encima me tenía que alzar a mi lesionado”.

Sin embargo, con el que sí confirmó que tuvo una discusión fue con el maquillador del reality. “Yo llegué al set y pedí maquillarme yo sola porque tengo rosácea en la cara. Además, me quería maquillar con mis productos, porque los tengo probados y sé que no me dan rosácea. Él me dijo que no y me maquilló con los suyos. Mientras me maquillaba me empezó a arder toda la piel, me broté entera. Me pareció muy avasallante de su parte decirme: ‘Yo soy el maquillador, me contratan para esto’”, reveló furiosa.

Pero el conflicto en LaFlia no termina ahí. Al parecer, hasta el propio Marcelo Tinelli estaría ofendido con la participante y, lejos de la habitual simpatía con la que les responde, a ella le habría “clavado el visto” en más de una oportunidad. ¿Qué pasó? La madre de la influencer le trajo al conductor unas humitas en chala desde Salta que nunca le llegaron. “No me contesta los mensajes y no me arroba en las historias porque nosotros subimos cosas que vamos haciendo en el programa (...). Siempre tuvo la mejor conmigo, me contestaba, pero ahora ya no”, confirmó y enseguida relató el motivo por el cual cree que el animador está enojado con ella. “Mi mamá le trajo unas humitas para Pascuas. Le pido a Marcelo la dirección para mandárselas y me da la de la oficina, no la de su casa. Era semana santa, finde largo y me figuraba cerrada la oficina”, aclaró.

“Ya venían desde Tartagal, como 20 horas de viaje y se iban a descongelar, entonces me las comí. Primero dije: ‘Me como una o dos y le llevo 10, total es lo mismo’. Después, me fui comiendo cuatro, cinco y ya quedaba mal llevarle ocho y bueno, me las comí. Cada humita va envuelta en chala como si fuera un tamal y cuesta como 500 pesos cada una; son de un lugar de Tartagal que les juro que no van a probar otras así en su vida”, relató.

Por último, la modelo plus size confesó que llega solterísima a la pista de baile y que no tiene suerte con las apps de citas. “Me bajé todas las apps de citas pero me terminan bloqueando porque no creen que soy yo. O quizá no les gusto, no sé. Igual ya me gusta uno de LaFlia pero no sé si me va a dar bola”, lanzó sembrando intriga en el estudio.

Sin embargo, una nueva revelación asombró a las panelistas de LAM. Tarrés afirmó que durante la cuarentena obligatoria de 2020 tuvo mucho sexo virtual con varios famosos, aunque no quiso revelar los nombres. “Fue en la pandemia cuando estábamos encerrados. Pasó con dos famosos que no son de Argentina, mantuve una relación con los dos (no al mismo tiempo) y me sentí protegida porque ni a ellos les conviene a hablar ni a mí tampoco. Son latinoamericanos”, remató sin querer dar más detalles.

Fuente: La Nación

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...