AUDIO. Tensión en medio oriente: una salteña cuenta cómo es vivir bajo un cielo de bombas

Juana Levin es salteña y lleva 45 años viviendo en Israel, en la ciudad de Ascalón, a 20 kilómetros de la frontera con Palestina. Vino por última vez en 2014 a beberse de a sorbos el amor que sus amigos y familiares argentinos le dan cada vez que vuelve al pago. Su visita de rigor es a Rosario de Lerma, el pueblo donde creció y donde fue maestra de muchos niños, hoy adultos de más de 50 años ya, que la recordarán siempre por su intelectualidad, su fe en la educación y su inclaudicable amor por el trabajo. “En cada uno de mis viajes a la Argentina voy a Rosario de Lerma, a la casa de Beba González, mi hermana espiritual, a buscar la niñez que desapareció, pero que siempre está ahí esperándome. Cuando cierro los ojos y pienso en Rosario de Lerma, me veo con las trenzas al aire corriendo por las calles”, dijo en esta charla con El Tribuno, en la que refleja la dramática situación que se vive en medio oriente. Justo al finalizar la conversación ayer, al mediodía, a 14.000 kilómetros de distancia y por teléfono, se pudo escuchar un bombardeo tras las sirenas. 

Cuénteme cómo es vivir a 20 kilómetros de la frontera con Palestina...
Los palestinos son un pueblo simple, trabaja para alimentar a sus hijos y como en Palestina no hay fuentes de trabajo, 80.000 palestinos entran a diario a Israel a ganarse el pan para sus familias. El problema son los grupos terroristas como Hamas que reciben ayuda del fondo europeo y la ponen en las cuentas multimillonarias que tienen en el exterior y el pueblo vive sin luz, sin agua y sin cloacas. Los palestinos reciben la luz y el agua de Israel y últimamente recibieron también medio millón de vacunas Pfizer contra la Covid-19. En Ascalón, la ciudad donde vivo, a 20 km de la frontera se escuchan todas las bombas que tiran, y es una locura cuando ocurre como hoy (por ayer) en la magrugada que tiraron 35 bombas una detrás de la otra. Es difícil de soportar. Suerte que tenemos lo que se llama la cúpula de hierro, que es un invento israelí, que consiste en que se tira una bomba y sale un cohete con un dispositivo que busca la bomba y la hace explotar en el aire. Si no fuera por eso, estaría detonada la ciudad. 

Pero la realidad es que Hamas, son los que realmente gobiernan a los palestinos, ellos bombardearon Jerusalén y así empezó este conflicto donde uno tira y el otro devuelve.

Y cómo soportan esta nueva escalada de violencia...
Hoy, dentro de Israel hay una guerra civil porque los musulmanes de izquierda salieron a las calles, enarbolaron banderas palestinas en territorio israelí, quemaron sinagogas y lincharon a varios judíos que no se sabe si vivirán y todo comenzó por disturbios después de que 120 mil palestinos entraran a Israel a rezar en la mezquita de la cúpula de oro por el mes de Ramadán (el nombre árabe del noveno mes del calendario islámico, sagrado para los musulmanes) y cuando terminaron, rompieron vidrieras, dieron vuelta autos y el grupo terrorista Hamas aprovechó para tirar 7 bombas sobre Jerusalén. Hoy ya van detonando unas 2.500 bombas y parece que no les importa que el Ejército de Israel les destruya Gaza. En fin, medio oriente fue siempre un barril de pólvora.

¿Y qué hay detrás de los bombardeos y los ataques, teniendo Israel una relación tan estrecha con Palestina?
Detrás de todo está el grupo terrorista Hamas. Es el grupo que tienta a los jóvenes árabes a ejercer la violencia en contra de los judíos. Lo triste será después cuando venga un palestino a pedir trabajo a un judío y nadie les de trabajo acá. Muchos árabes viven en Israel y viven de Israel con todos los beneficios sociales que Israel les da a sus ciudadanos. 

¿Es decir que Hamas usa al pueblo palestino aprovechándose de su vulnerabilidad para atacar a Israel?
Claramente, si los palestinos hicieran la paz con Israel la zona florecería y ellos también. Porque si Israel les da agua, electricidad y trabajo, que es lo que ellos no tienen, e incluso en tiempo de guerra no les quitaron el suministro, podrían hacer entre la excelente mano de obra de los palestinos y la cabeza de los judíos, una verdadera potencia. Pero al medio están los grupos terroristas que no permiten la paz ni el progreso. 

Los palestinos reciben la luz y el agua de Israel y últimamente recibieron también medio millón de vacunas Pfizer contra la Covid-19.

¿Esos grupos están manipulados y subvencionados por potencias?
Están manipulados por Irán. Ellos creen que Irán los va a proteger, que Irán los va a proveer de armas. En realidad hay muchos países árabes que están cansados de los palestinos, son muchos años de lucha y nunca aceptaron ningún trato de paz. Ejemplo de ello es Dubai que hace unos meses firmó un pacto de relaciones con Israel. Dubai ayuda a los palestinos pero dejó claro que están cansados. Marruecos también firmó tratados con Israel, ahora se puede ir a Marruecos sin visa y esto enojó mucho a los palestinos que vieron el acuerdo como una traición de otros países musulmanes. Pero la realidad es que Hamas, son los que realmente gobiernan a los palestinos, ellos bombardearon Jerusalén y así empezó este conflicto donde uno tira y el otro devuelve. La tensión social más grande está dentro de las ciudades de Israel donde vivían en armonía judíos y musulmanes como es la ciudad de Lod, Acre, en el norte Haifa, y un suburbio al lado de Tel Aviv que se llama Yafo, por ejemplo. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...