Evalúan abrir más camas de terapia intensiva a partir de esta semana

En los hospitales Señor Del Milagro y Papa Francisco evalúan aumentar la cantidad de camas para internación y para terapia intensiva a partir de esta semana.

Los gerentes de los centros sanitarios de Salta capital buscar ampliar la capacidad de respuesta, ante el crecimiento de los casos de COVID-19 y el aumento de la demanda para internación.

Según informaron desde el COE, el nivel de ocupación era de alrededor del 76 por ciento en toda la Provincia y en Capital del 76 por ciento, mientras transcurre la segunda ola de la pandemia de coronavirus.

En el hospital Papa Francisco, en la actualidad hay 40 camas habilitadas tanto de internación intermedia como de terapia intensiva, con un nivel de ocupación que suele mantenerse en el 100 por ciento.

Desde el nosocomio dijeron que evalúan habilitar otras 40 camas a partir del lunes, que hasta ahora no funcionaban porque no había recurso humano que las atienda. En total, serían 43 unidades de terapia intensiva y 37, de internación intermedia y terapia intensiva intermedia.

En el Hospital Señor Del Milagro sigue habiendo 36 camas para COVID-19 y las de terapia intensiva se habilitan de acuerdo con la necesidad que se presenta. Por estas horas, las autoridades deciden si durante la semana adecúan más camas de terapia intensiva solo para COVID-19.

Cantidades fijas

En el Hospital Público Materno Infantil, hay 22 camas solo para COVID-19, por fuera de la cartera de servicio del centro sanitario. La ocupación actual de estas es de alrededor del 80 por ciento.

En el hospital Dr. Arturo Oñativia, las 34 camas de terapia intensiva están ocupadas. En nueve de estas hay pacientes con COVID-19. En el último tiempo, se duplicó y más la demanda de pacientes infectados con coronavirus que requieren atención de alta complejidad, ya que antes solía haber entre tres y cuatro pacientes. 

“Como aumentó la demanda de camas de terapia intensiva para pacientes con COVID-19, nosotros empezamos a disponer de más camas para pacientes con esta patología”, manifestó el gerente del hospital, Marcelo Nallar.

El año pasado, se inauguraron en el Oñativia 22 camas de alta complejidad que en la primera ola no estaban totalmente disponibles. Las habitaciones tienen ventilación independiente, lo que permite que haya pacientes con COVID-19 o sin esta patología.

En el hospital San Bernardo, en el marco de esta segunda ola, aún no se habilitó la carpa de cribado que se abrió en el peor momento de la pandemia el año pasado.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...