Israel bombardeó una torre en  Gaza, sede de medios de prensa

Aviones de combate israelíes bombardearon ayer el centro de Gaza, mataron en uno de los ataques a 10 miembros de una familia y derrumbaron un edificio donde operaban medios internacionales, mientras que el movimiento islamista palestino Hamas lanzó múltiples cohetes contra Tel Aviv que dejaron un fallecido. A la zona llegó un enviado de Estados Unidos para iniciar negociaciones.

Al caer la noche el Ejército israelí lanzó una nueva docena de bombardeos contra la franja, mientras que al menos tres rondas de lanzamientos de cohetes desde ese territorio palestino hicieron sonar las alarmas en el sur y el centro de Israel, en la zona de Tel Aviv, y obligaron a muchas familias a correr a los refugios. En Gaza, la cadena Al Jazeera advirtió que varios cuerpos sin vida llegaron a los hospitales.

Pero las hostilidades empezaron bien temprano ayer. Los tanques israelíes estacionados en la frontera dispararon nuevamente decenas de proyectiles de artillería contra tierras y hogares palestinos en el sur y el norte de la Franja de Gaza. Según el Ministerio de Salud local, los muertos ya ascienden a 145 -entre ellos 41 niños- y más de 1.100 heridos.

Entre las víctimas se encuentra una familia de diez personas por el impacto de un proyectil que derribó un edificio en el campo de refugiados de Al Shati: ocho de los fallecidos eran niños, y el único sobreviviente es un bebé rescatado de los escombros.

En Israel, el vocero de la Cancillería israelí, Lior Haiat, informó en una conferencia de prensa con medios internacionales que esta semana 2.800 cohetes fueron lanzados contra el sur y el centro de Israel y 10 personas fallecieron, el último un hombre de 58 años en una ciudad cercana a Tel Aviv.

Uno de los bombardeos israelíes contra Gaza que más sacudió ayer al mundo, incluso a su aliado Estados Unidos, fue el que derrumbó un edificio de más de diez pisos, en el que se encontraban las oficinas de la televisión qatarí Al Jazeera y la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP), indicaron periodistas de esos medios de comunicación.

"Estamos conmocionados y horrorizados por el hecho de que el ejército israelí apunte y destruya el edificio que alberga la oficina de AP y otros medios de comunicación en Gaza", dijo el jefe de la agencia, Gary Pruitt, en un comunicado.

"Conocen desde hace tiempo la ubicación de nuestra oficina y sabían que había periodistas en su interior. Nos avisaron que el edificio sería alcanzado" (por un misil), precisó.

Haiat defendió al ataque y sostuvo que Hamas tenía oficinas en esa torre: "Tenía oficinas de su inteligencia militar, de investigación y desarrollo donde sus principales expertos desarrollaban armas militares contra nosotros, y herramientas tecnológicas que Hamas usó contra nosotros para limitar nuestra actividad en Gaza".

El ala militar de Hamas, por su parte, reivindicó el lanzamiento ayer de múltiples cohetes contra Tel Aviv y varias zonas del centro de Israel en respuesta por la muerte de la familia palestina, y que dejaron al menos un israelí fallecido.

El vocero del ejército israelí Jonathan Conricus informó que se trata de un hombre de 58 años que estaba dentro de su casa en la zona de Ramat Gan y falleció en el acto. Este ataque se suma a varios más que alcanzaron la zona metropolitana de Tel Aviv, así como las inmediaciones del aeropuerto internacional de Ben Gurion. En medio de esta tensión, llegó a la zona el alto responsable del Departamento de Estado norteamericano para los asuntos israelíes y palestinos, Hady Amr.

El funcionario del Gobierno de Joe Biden se reunió ayer con dirigentes israelíes en Jerusalén, antes de entrevistarse en la Cisjordania ocupada con responsables palestinos.

El emisario quiere alentar a las dos partes a trabajar hacia una "calma duradera".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...