Caso Jimena Salas: el análisis de las partes a solo días del veredicto

El juicio por el crimen de Jimena Salas atraviesa la última semana, las partes hablaron con El Tribuno (ver video completo) y dejaron su análisis respecto de lo que hasta el momento se ventiló en el Salón de Grandes Juicios y lo que podría pasar en estos últimos días, antes del veredicto final. El crimen ocurrió el 27 de enero de 2017 en el barrio San Nicolás de Vaqueros.

"Estamos tranquilos en cuanto se desarrolló y mostró de manera completa la inocencia de Nicolás Cajal. A medida que pasan los testigos, los peritos, todo da cuenta de lo que él dijo en su momento y se confirma que no tuvo ninguna participación", sostuvo el doctor Pedro Arancibia, defensor de Cajal quien llegó imputado por encubrimiento agravado. El letrado agregó que por otro lado siente "el sabor amargo de que se haya montado una causa de manera absurda. Aquí deberíamos estar juzgando a los asesinos de Jimena y no llevar a una persona inocente simplemente para generar esa sensación de que en la causa había avances".

"Muchos testigos que vinieron por la Fiscalía son de relleno, así cualquiera convoca a 100 testigos", sostuvo el defensor y agregó "el personal del CIF está totalmente guionado, preparado para presentar la versión de la Fiscalía". La defensa de Cajal sostuvo que se basan en "suposiciones o imaginaciones como siempre dicen y es un denominador común en cada declaración de la gente del CIF. Sobre todo los de la división Homicidios, no todos porque pasaron muchos profesionales del CIF muy serios, muy importantes".

Para Pedro Arancibia lo único relevante se dijo en la primera semana "después vino gente que nada que ver, compañeros de Cajal para que digan si andaba o no con alguien. La verdad parecía un programa de chimentos, vergonzoso". Esto último en alusión a lo expresado en el juicio acerca de la infidelidad que el mismo Cajal confirmó mantuvo estando en pareja con la víctima.

Defensor de Vargas

"Vargas no tiene absolutamente nada que ver, eso lo vamos a tener que probar, es una tarea difícil porque hay que hacerlo con seriedad, no predigitar, ser muy respetuosos con todas las partes y brindar desde nuestro punto de vista el por qué decimos que Vargas no participó de este doloroso hecho que le costó la vida a Jimena Salas", expresó Marcelo Arancibia, quien junto a Luciano Romano defienden a Sergio Vargas, acusado como partícipe secundario del homicidio triplemente agravado por ser cometido con alevosía y ensañamiento y por precio o promesa remuneratoria.

Para Arancibia no hubo "inconsistencias" en cuanto a las declaraciones de su defendido y lo expuesto en el juicio hasta el momento. Lo que, según dijo, observó fue que "esto no es un divorcio ni una discusión familiar, es una investigación de pleno derecho penal". Para el defensor algunos medios de prensa fueron malintencionados al reproducir lo ventilado en el juicio acerca de que Vargas sería un "vago" dado que no iba a trabajar en las obras de construcción. "El sentido común nos indica que en la construcción los lunes son jornadas de descanso, son medios remolones", por otro lado "él conocía desde antes la zona, había trabajado ahí y no se cruzó de punta a punta para vender tres sandalias como pretendió mentalizar cierta información. Hizo un intermedio en la casa de su madre".

Arancibia también sostuvo a modo de interrogante "cómo se explica que el señor Vargas esté en cuatro partes a la misma hora. Es lo que tendrían que haber dilucidado en la investigación, no los fiscales sino los que colaboraron con ellos que me parece le llevaron información que no condice con la realidad. Cuando nosotros expongamos vamos a tratar una serie de cuestiones que le servirá al tribunal para esclarecer muchas cosas porque "el que nada hace nada teme'".

Desde el MPF

La fiscal Ana Inés Salinas Odorisio conforma el tridente junto a Gustavo Torres Rubelt y Ramiro Ramos Ossorio, quienes representan al Ministerio Público. La investigadora sostuvo: "Escuchamos a muchísimos testigos ofrecidos por la Fiscalía donde tratamos primero el trabajo que se hizo en esta causa a los fines de establecer el esclarecimiento total y en particular llevando a los jueces las pruebas necesarias para dar certeza a nuestras imputaciones".

Al ser consultada cómo puede ser que Vargas termine estando en lugares diferentes a la misma hora, la fiscal explicó que a través de un análisis exhaustivo que se realizó en las tarjetas de Saeta que el mismo imputado proporcionó fue que llegaron a establecer que las declaraciones que hizo Vargas en su momento, acerca de su recorrido durante esa jornada del 27 de enero, "no tiene ningún correlato". Es una de las líneas investigativas que comprometería a Vargas, "en ese contexto no tendríamos por qué correlacionar la conducta del señor Cajal que está en juicio por encubrimiento, es decir por actos que él cometió después del homicidio".

Acerca de lo referido por Pedro Arancibia sobre que es un juicio absurdo, señaló: "Nunca estuve en un juicio donde la defensa sostenga la culpabilidad de su defendido, siempre la posición de la defensa es la inocencia y por supuesto que es el rol que a él le toca cumplir". Sobre esta última semana, sostuvo que "tenemos pruebas muy importantes: filmaciones, escuchas y testimoniales que van a terminar de fortalecer y dar certeza a ambas acusaciones".

Odorisio indicó también que le llaman la atención "muchas cosas, sobre todo tener alineada a la defensa cuando las imputaciones van en sentido distintos, donde uno esperaría que si el señor Cajal quiere conocer qué pasó con su mujer es casi incomprensible pensar que esté alineado con la defensa de quien está acusado de ser uno de los partícipes. Eso sí me llama la atención".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...