Una provincia  no es una  sucursal del Gobierno

Es inadmisible la dilación en la información a más de un año de la pandemia. Es inadmisible que la incertidumbre la genere el mismo presidente Alberto Fernández en tiempos en que se necesitan autoridades sólidas e instrucciones claras. El Presidente había tenido dos reuniones con los gobernadores antes de anunciar, la noche del jueves, un confinamiento para gran parte del país por la suba de casos de coronavirus. ¿Acaso no acordó medidas con los mandatarios o por lo menos no se las adelantó? ¿Por qué en Salta no se sabía nada y se esperaba la letra chica del DNU? ¿No hay consenso o diálogo al menos? Es evidente que los mensajes solo apuntan al área central del país y el interior queda sometido a la desinformación o a la información tardía. En los grupos de WhatsApp y en las redes sociales circularon diferentes versiones sobre lo que ocurriría en Salta desde hoy. Increíble. El manejo de la pandemia requiere seriedad. Ante la demora de la publicación del DNU nacional (se conoció antes de las 22) el COE resolvió extender las medidas que estaban vigentes hasta hoy. Eso calmó un poco la lógica ansiedad de la comunidad. Una provincia no es una sucursal de una casa central. Esto requiere un enfático reclamo de las autoridades a la Casa Rosada.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...