Sigue la lucha en defensa de varios petroleros

La situación para la treintena de trabajadores que hasta el mes de marzo pasado trabajaban sin mayores inconvenientes en el yacimiento formoseño de Palmar Largo no ha sido sencilla.

En ese mes el Gobierno de la vecina provincia dispuso el despido de todos ellos y la cesación en el contrato de operación que tenía la petrolera Madalena Energy, junto a todas sus contratistas por lo que, como siempre sucede, la situación terminó afectando más que a nadie a los trabajadores que están en el último eslabón de la cadena.

El pasado 15 de enero el Gobierno de la vecina provincia de Formosa, por intermedio de su empresa estatal de energía, comunicó formalmente a la empresa Madalena Energy que debía dejar el Yacimiento Palmar Largo, argumentando la falta de inversiones por parte de la operadora y la falta de cumplimiento de una serie de compromisos pactados.

Así, por los mismos motivos que dos años antes se había tomado la misma determinación con la empresa High Luck, Madalena debió retirarse del área haciéndose cargo de la misma REFSA, la empresa provincial.

Pero lo más complicado de la situación se dio con los casi 30 trabajadores del norte salteño que prestaban servicios en ese yacimiento donde se produce crudo, en varias empresas de servicio del departamento San Martín que se quedaron sin su fuente de empleo ya que REFSA (Recursos y Energía Formosa SA) desvinculó a las pymes salteñas y a los operarios.

"El mismo día que la estatal formoseña se hizo cargo de Palmar Largo notificó a las empresas de servicios Saigro, Producer, El Torreón y Pigüé de que el 28 de febrero prescindía de sus servicios. Las contratistas hicieron lo propio con los trabajadores aunque está en vigencia un decreto nacional que prohíbe los despidos", recordó Sebastián Barrios, secretario general del gremio petrolero de Salta y Jujuy.

Barrios precisó que "ante la decisión de Formosa hicimos todas las gestiones ante la Federación que nuclea a los sindicatos de todo el país pero en forma paralela nos pusimos a trabajar para que esos compañeros no queden sin una fuente de ingresos".

"Así logramos que 20 de ellos se inserten en otras empresas; los que quedan son personas que están a poco tiempo de jubilarse y otros que son personal de riesgo por la COVID-19. Algunos están esperando la colocación de la segunda dosis de la vacuna para poder comenzar a trabajar y otros ya iniciaron el trámite de jubilación", concluyó Barrios.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...