Tercera marcha de vecinos por la muerte de Estéfano Barrios

Fue después de la tercera marcha de antorchas que padres, familiares y vecinos de Salvador Mazza realizaron por las calles de la localidad de frontera que los papás de Estéfano Barrios, el joven de 28 años que la semana pasada perdió la vida en extrañas circunstancias, que fueron convocados por el ministro de Seguridad de la Provincia, Juan Manuel Pulleiro. Pero la angustia de todos los allegados al joven es que hasta el momento no hay una investigación penal para determinar las responsabilidades en el caso que tiene movilizada a la localidad de frontera por el hecho de que el chico fallecido no tenía antecedentes penales, era un muchacho tranquilo pero mucho menos había expresado depresión o alguna conducta que anticipara que pretendía quitarse la vida.

El argumento del personal policial que lo vio con vida es que Estéfano, al verse perseguido por los uniformados, se quitó la vida lesionándose con una botella a la altura del cuello. Pero el argumento no le cierra prácticamente a nadie y es por eso que las marchas de velas y antorchas es para pedir el total esclarecimiento del caso.

Un chico "con ganas de vivir"

"Lo que dice la policía es que al verse perseguido, Estéfano corrió y se quitó la vida cortándose el cuello, pero es un argumento tan débil que no solamente no convence a nadie de los que lo conocíamos, sino que hasta donde sabemos no hay evidencias fácticas de que así hayan sucedido los hechos", precisó la periodista Esther Rueda de la radio Guapel de Salvador Mazza que cubrió las tres marchas que ya llevan realizadas los vecinos, exigiendo el esclarecimiento de la muerte de Estéfano.

La periodista precisó que "Estéfano era un chico tranquilo; sus padres son comerciantes, tienen un buen pasar pero él quería trabajar y ganarse su propio dinero; todos los días salía a trabajar y se la rebuscaba aún haciendo de pasador. Alguna vez lo involucraron en el robo de una moto, pero hace muchos años. Por el hecho no fue detenido y no tenía deudas con la Justicia. Por eso es que nadie cree que por el hecho que la policía lo perseguía se quitó la vida, más porque no tenía nada encima que lo comprometiera".

Los vecinos, pero en especial la familia del joven, esperan "el resultado de la autopsia; eso va a ser fundamental para saber de qué murió Estéfano y por eso es que la gente sigue haciendo marchas pacíficas y de velas para exigir que la Justicia determine cómo murió y, sobre todo, si hay sospechosos de este hecho tan doloroso", precisó la comunicadora que como muchos padres y madres de familia se sumaron a la última marcha realizada el domingo anterior por las calles de la localidad de frontera.

"Los padres y toda la familia de Estéfano están destruidos y lo que quieren es que la Justicia abra una investigación porque hay vecinas que lo escucharon pedir ayuda desesperadamente cuando era abordado por la policía. Para terminar con este tipo de cosas la gente de Salvador Mazza está realmente comprometida en que todo se esclarezca. Hay dos chicas que salían de una fiesta clandestina que lo cruzaron al muchacho a la altura del barrio Ferroviario y lo vieron caminar tranquilamente; otros muchachos que habían estado con él tomando una cerveza también están dispuestos a declarar que, si bien consumieron bebidas alcohólicas, ninguno estaba perdido como para no saber lo que sucedió. Estéfano se separó de estos amigos, se iba a su casa y fue frente al escuadrón de la Gendarmería que fue abordado por la policía. De ahí no sabemos con claridad qué es lo que sucedió, pero lo que nadie cree es que escapó de la policía y que cuando venían a detenerlo se clavó un pedazo de botella en la garganta, más aún, porque no hay evidencias que eso haya sucedido", explicó la comunicadora.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...