Los cuatro integrantes de una aceitada banda desbaratada en Córdoba, acusada de realizar reiteradas estafas telefónicas, llegaron anoche a Metán, donde quedaron a disposición del juez de Garantías, Mario Herminio Teseyra.

Una comisión encabezada por el jefe de la Brigada de Investigaciones de esa localidad salteña, el comisario inspector Oscar Chocobar, trasladó a los detenidos que quedaron alojados en esa dependencia.

A las 19.55 arribaron en una combi tres de los acusados, identificados como Melisa María del Valle Masiel, de 29 años; Rocío Belén Galván, de 33, y Cristian Godoy, de 28 años.

Más tarde llegó en otro vehículo el cabecilla de la banda, Lucas Leonardo Godoy, de 30 años, un interno que se encontraba privado de su libertad en el Servicio Penitenciario de San Francisco, Córdoba, desde donde dirigía las maniobras delictivas entre las que hubo al menos 9 salteños damnificados. Se trata de cuatro vecinos con residencia en Salta capital, dos de Orán, otros dos de Metán y uno de Tartagal.

Lucas Godoy estaba al frente de una organización compuesta por familiares directos y allegados, quienes cumplían diversos roles: encargarse de la extracción del dinero y otros de realizar los movimientos a través de cuentas bancarias.

Los investigadores salteños junto con personal policial de Córdoba efectuaron diversos allanamientos en la Unidad Carcelaria 7, donde secuestraron un teléfono celular y anotaciones; en otra localidad cordobesa detuvieron a una de las dos mujeres y secuestraron cinco celulares y siete tarjetas de distintos bancos.

La investigación se abrió luego de recibir una denuncia donde contaron que tras una publicación de la venta de una moto en la red social Facebook, el dueño del vehículo fue contactado por un supuesto comprador, quien dijo ser de la localidad salteña de Embarcación.

A través del engaño, el falso comprador logró que el dueño de la moto y otra persona se trasladaran hasta un cajero y a través de una astuta maniobra ambos entregaron datos personales, como la clave token.

Los allanamientos

El diario La Voz de San Justo informó que a las 8 del miércoles se realizaron varios allanamientos en el marco de la investigación.

La diligencia fue realizada por personal de la División Investigaciones de San Justo en colaboración con sus pares de la Brigada de Investigaciones 3 de la ciudad de Metán. El primero que cayó fue el interno Leonardo Godoy. Al que le fue secuestrado un teléfono celular marca Samsung J1 que estaría relacionado con los hechos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...