El FMI se metió en la  interna del Gobierno  y respaldó a Guzmán  como su "contraparte"

El FMI aseguró ayer que el ministro de Economía, Martín Guzmán, es su "contraparte" en las negociaciones por la deuda de unos US$ 45.000 millones que la Argentina mantiene con el organismo multilateral. Lo ratificó el vocero del Fondo Monetario, Gerry Rice, al ser consultado durante una conferencia de prensa en Washington sobre las supuestas dificultades que tendría Guzmán para aplicar su programa económico, en especial el recorte de subsidios a la energía y la reducción del gasto público.

"Estamos muy comprometidos en estas discusiones con el ministro Guzmán, es nuestra contraparte en las conversaciones y no voy a hacer especulaciones sobre este punto", dijo el portavoz del Fondo Monetario.

Rice destacó que el staff del FMI "continúa comprometido en conversaciones constructivas con las autoridades argentinas sobre la posibilidad de otorgar un programa de apoyo a la Argentina para superar los desafíos que está enfrentando, incluyendo la pandemia".

Insistió con que las negociaciones buscan alcanzar un "cuidadoso balance de políticas para lograr la estabilidad a los efectos de proteger a los más vulnerables y establecer las bases para un crecimiento sostenido e inclusivo".

"Las conversaciones continúan constructivamente", enfatizó el portavoz del Fondo, pero aclaró que aún no hay "una fecha" para que la Argentina y ese organismo internacional lleguen a un acuerdo.

Por otra parte, Rice dijo desconocer si el presidente Alberto Fernández mantendrá un encuentro con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, durante la visita oficial que el jefe de Estado realizará a varios países europeos.

Tanto Fernández como Georgieva coincidirán en Roma el viernes de la semana próxima, y se especula que ambos mantengan una reunión.

Partida extraordinaria

Ayer, el Frente de Todos avanzó en el Senado con un proyecto que solicita al ministro Guzmán destinar a atender los efectos de la pandemia, y no a pagar deuda externa, más de US$ 4.300 millones que el país prevé recibir de parte del FMI como fondos extras.

La iniciativa debatida en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado fue impulsada por Oscar Parrilli, hombre de confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner, y acompañada por la bancada oficialista, en medio de versiones sobre supuestas presiones del kirchnerismo hacia Guzmán y su política económica.

El senador neuquino negó más de una vez que el proyecto sea producto de una interna en el Frente de Todos y expresó: "Que los periodistas digan lo que quieran".

Sobre ese proyecto, Rice indicó: "No puedo especular sobre lo que las autoridades argentinas consideren apropiado hacer" con ese dinero.

El Fondo emitirá este año el equivalente a US$ 650.000 millones en DEG (la "moneda" de ese organismo) para destinar a sus países miembros en el marco de la pandemia de COVID-19.

La Argentina tiene una participación equivalente a menos del 0,7% del capital del organismo, y en consecuencia recibirá unos US$ 4.350 millones.

"En junio se tratará en el directorio la aprobación de la ampliación de los DEG y luego será tratado por la junta de gobernadores. Todavía no fue aprobado, pero estamos trabajando en eso. De ser así, Argentina recibirá un monto de acuerdo a su cuota en el FMI", confirmó Rice.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...