Piden la verdad sobre el femicidio de una menor en un motel

La joven atamisqueña que murió desangrada en extrañas circunstancias de agresión y abandono en un motel de Santiago del Estero apenas tenía 17 años.

Era la menor de seis hermanos y amaba jugar al fútbol. Soñaba con ser una profesional de la salud y con hacer una carrera ascendente en el fútbol. Pero todo quedó truncado.

El lunes último, una joven estudiante del último año de la secundaria se habría encontrado en la ciudad de Atamisqui con un muchacho hijo de policía. Alquilaron una habitación en una casa de la zona e ingresaron. Al cabo de unas horas, el sujeto se retiró solo y "asustado" del lugar, mientras que su acompañante permanecía en la pieza.

El dueño de la pieza la encontró golpeada, convulsionando y con una severa hemorragia vaginal. Como pudo, la trasladó al hospital zonal de Atamisqui.

Apenas ingresó al policlínico capitalino fue intervenida quirúrgicamente. Personal policial de Atamisqui realizó un allanamiento en una propiedad de la zona. Se logró detener al hijo de un policía, de 18 años, sindicado como el presunto autor del ataque sexual a la víctima. Hasta ayer no se pudo determinar qué monstruosidad sufrió la joven, solo se filtró que sufrió heridas cortantes y quemaduras.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...