“Uno de los principales impulsores del Código Procesal Penal debe ser el ministro de Justicia”

Carlos Matterson es el representante de los abogados del interior en el Consejo de la Magistratura de la Nación. Estuvo el jueves pasado en la fiscalización del concurso para nombrar un titular del Juzgado Federal Nº 1 de Jujuy, que se realizó en el Colegio de Abogados de Salta. Igual procedimiento será propuesto realizar el 3 de septiembre próximo en el mismo lugar, en la prueba de oposición para cubrir el Juzgado Federal Nº 2 de Salta, que está vacante por la jubilación del exjuez Miguel Medina, que se produjo en marzo pasado.
Matterson fue uno de los impulsores para que ese tipo de concursos vuelvan a realizarse en las jurisdicciones donde están las vacantes de la Justicia Federal, ya que hasta ahora se realizaban en Buenos Aires, bajo la excusa de la pandemia.
En su paso por Salta el abogado dialogó con El Tribuno y planteó su postura sobre el acceso a la Justicia y la demora en la implementación del nuevo Código Procesal Penal Federal en todas las jurisdicciones nacionales, entre otros temas.

Es un logro que los concursos de la Justicia Federal se vuelvan a realizar en las provincias...
Desde marzo del año pasado se suspendieron las pruebas de oposición y cuando se retomaron se decidió que se hicieran en Buenos Aires, en Tecnópolis, porque había una razón sanitaria y la circulación era peligrosa en ese momento. Ahora volvieron a realizarse en el interior porque se avanzó un poco con la vacunación y por otros motivos que tienen que ver con lo funcional. Hubo un pedido de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta y del Colegio de Abogados de Salta y Jujuy para que esto se hiciera en esta sede. Por supuesto, como soy abogado en representación de los abogados del Interior bregamos para que los concursos se realizaran en esta jurisdicción. Se decidió Salta porque el Colegio de Abogados tiene un espacio suficiente que podría albergar la cantidad de postulantes que estimábamos que se iban a presentar. 

Ahí, en el Colegio de Abogados de Salta, planteó su posición en torno a la desigualdad de oportunidades de los abogados y abogadas litigantes para concursar en los cargos respecto de quienes se encuentran desempeñando una función Judicial...
He planteado una reforma al reglamento del Consejo de la Magistratura para concursos de selección de magistrados. Dentro del Consejo hay un reglamento que regula el procedimiento para obtener los puntajes necesarios para conformar la terna de postulante después de rendir la prueba de oposición y los antecedentes. Es una reforma al reglamento que presenté junto al doctor Diego Marías, representante de los abogados de la Capital Federal, donde buscamos equilibrio y paridad con respecto a los abogados que están dentro de la carrera judicial. Si bien se dice que no hay diferencias, creo que sí las hay. Hay diferencias estructurales entre el abogado de la matrícula que ejerce la profesión liberal con respecto a aquellos que están en la carrera judicial. Los números y las estadísticas lo marcan. De hecho, de cada diez magistrados que se designan, ocho o nueve son de la carrera judicial. Entonces, he planteado dos reformas. Una es flexibilizar las condiciones que se le piden al abogado para acreditar los antecedentes, sobre todo las especialidades. Y, además, en los puntajes que se otorgan, tanto de la carrera judicial como los de la matrícula, intento subir un poco el conteo del puntaje al abogado de la matrícula. Esto ni siquiera sería para emparejar el número sino para elevar el porcentaje de abogados de la matrícula que pueden ingresar a la Justicia Federal, porque entendemos que sería muy saludable que ingresen abogados que previamente hayan ejercido la profesión, que tiene otra visión, desde la administración y desde el ejercicio profesional de cómo debe llevarse adelante el servicio de justicia. Es gente que tuvo la experiencia de litigar, por lo tanto pueden traer otra visión. Eso no va en desmedro de las capacidades y la trayectoria que puedan tener quienes integran el Poder Judicial, que obviamente hacen una carrera, se especializan como lo hace el abogado de la matrícula.

La implementación del nuevo Código Procesal Penal Federal en Salta y Jujuy surtió los efectos esperados, sobre todo con la aceleración de los tiempos de la Justicia, según afirman los propios actores de este sistema que son los jueces y fiscales ¿Por qué el sistema todavía no se extendió hacia otras provincias como estaba previsto?
Eso no depende del Consejo de la Magistratura, depende de una comisión bicameral. Efectivamente seguía Mendoza y luego la Jurisdicción de Rosario en la implementación del nuevo Código, pero está demorada porque ya tenía que haberse puesto en marcha a principios de este año, por lo menos en Mendoza. No conozco bien cuáles son las motivaciones por las cuales la comisión bicameral ha demorado la puesta en marcha el nuevo Código. Hay que avanzar con la implementación en todo el país, está probado que el sistema funciona muy bien, por lo tanto es absolutamente necesario que se avance con el nuevo Código que ha permitido que los procesos sean más rápidos, pero también hay que dotarlos de ciertos elementos, no es solamente poner en marcha un Código sino que hay que proveer los recursos tecnológicos y humanos necesarios para que eso también funcione de manera aceitada. 

¿Qué evaluación hace del nuevo ministro de Justicia, Martín Soria, que por ese lado también se podría impulsar la implementación del nuevo Código?
Creo que uno de los principales impulsores del Código debería ser el ministro de Justicia, que tendrá sus motivaciones para no hacerlo. Yo creo que es absolutamente necesario que se avance con eso. No veo el inconveniente que pueda ser determinante para que esto no se haga. Podría haber algún inconveniente, pero no tan determinante como para que se frene la puesta en marcha de este procedimiento penal federal, que ya todo el mundo dijo que va ser positivo para las causas penales, para la investigación, celeridad y para que las sentencias lleguen en tiempo y forma y no tengamos estos juicios eternos a los que se está acostumbrado. De cualquier manera, vuelvo a insistir, hay que dotar también de personal, esto requiere tener más equipos de fiscales, de recursos humanos. Este Código de procedimiento tiene una característica que no permite la delegación, tiene que estar el juez personalmente cuando se realiza una audiencia, entonces se dan algunas circunstancias que son necesarias corregir, como, por ejemplo, en el Juzgado Federal Nº 2 de Jujuy, que está vacante hace varios años y vamos a ver si podemos lograr con alguna gestión solucionar el problema. Después tenemos vacantes también en la Cámara Federal de Apelaciones y en el Tribunal Oral de Jujuy, y se está concursando por el Juzgado Federal Nº1, que si bien no está vacante hay un juez subrogante que fue trasladado y que la Corte dijo que era transitorio y eso se debe concursar. Obviamente estoy a favor de este sistema y vamos a bregar por la pronta puesta en marcha en todo el país.

Hay una polémica por la designación del procurador de la Nación, ¿Cuál es su postura al respecto sobre este tema, que parece que se dilató más de la cuenta?
Creo que el procurador es una figura muy importante. El Ministerio Público está constitucionalmente reconocido fuera del Poder Judicial, como un organismo autónomo y autárquico, como tiene que ser, porque es el que dicta las políticas de persecución penal. El procurador tiene que tener para el nombramiento el mismo trato que tienen los miembros de la Corte Suprema, es decir mayoría calificada, de dos tercios de los votos, porque la designación tiene que ser fruto del consenso de todos los sectores que están representados en este caso del Senado de la Nación. Mi posición es que bajar el número de votos que se necesita (como lo pretenden desde el kirchnerismo, con la designación a partir de una mayoría agravada) para designar al procurado general es peligroso. Hay argumentos a favor que los respeto, pero no puede quedar supeditada esa decisión a una mayoría política de turno, sino que tiene que ser fruto del consenso.

¿Cómo está funcionando el Consejo de la Magistratura, en el medio de la pelea política que existe en la que la Justicia está en el centro de la escena?
El Consejo es un organismo creado básicamente para que la selección de magistrados sea independiente de los otros poderes y de la administración del Poder Judicial. Obviamente que, en ese marco, si bien no integro la comisión de selección de magistrados, siempre voy a bregar para que la designación sea lo más objetiva posible, que sea por el mérito del concursante y no porque tenga simpatía con uno u otro sector de la actividad política. Ese no es el objetivo de la creación del Consejo de la Magistratura. Para conformar una terna se necesitan dos tercios de los votos de los consejeros, por lo tanto tiene que haber diálogo y consenso entre todos los consejeros para llegar a la conformación de la terna. 
 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...