Alumnos montan dispositivo que mide el  nivel de dióxido de carbono en el aire

La medición del dióxido de carbono (CO2) como indicador de la ventilación del aire en ambientes cerrados es una de las medidas más recomendadas para evitar el contagio de coronavirus por inhalación de aerosoles acumulados (pequeñas gotas que emitimos al exhalar), que hoy representa una de las principales vías de transmisión, señalan especialistas.

Alumnos del sexto año de la escuela técnica 3.100 República de la India, ubicada en Almirante Brown 951, realizaron el montaje de un dispositivo que mide el nivel de CO2 en el aire. En tamaño es similar a un módem, pero con una pantalla electrónica que marca la medida de la acumulación de aerosoles en el ambiente. Cuando los niveles de CO2 son bastante mayores a 400 ppm (parte por millón) es necesario ventilar, es decir renovar el aire.

Si bien el medidor inteligente ya existe en el país y también se puede importar, es la primera vez que se desarrolla en una escuela salteña, y en el contexto de la COVID-19 el proyecto cobró mucha importancia, ya que se trata de un aparato que todo docente quisiera tener en sus aulas, más aún en esta época de frío, para regular la apertura de puertas y ventanas.

Cristian Arias, profesor en Disciplinas Técnicas de la especialidad Electrónica, contó que todo comenzó en marzo, en una muestra de proyectos escolares con funcionarios del Ministerio de Educación en la escuela Normal, donde el doctor Javier Roberto Jaldín Fincati, investigador del Conicet y del Instituto de Patología Experimental de la Universidad Nacional de Salta le preguntó a él sobre la posibilidad de montar la parte electrónica de los sensores de CO2 con el sensor Mh-z19b, luego de observar que su grupo estaba trabajando con la tarjeta de programación Arduino y también en diseños de estructuras con impresora 3D.

Arias le transmitió la inquietud a su director, Ramón Aramayo, quien le dio el visto bueno y dispuso la compra del sensor de CO2, contra todos los pronósticos. Sucede que en la actualidad, por la pandemia, este sensor es muy demandado en el mundo para monitorear la calidad del aire y en el país no es nada fácil conseguirlo porque es un producto escaso.

Una vez adquirido el sensor se comienza con las pruebas de programaciones Arduino y de mediciones. Por medio del doctor Fincati se contacta al secretario de Planeamiento y Evaluación Institucional de la Universidad Nacional de Hurlingham (en Buenos Aires), Jorge Aliaga, imbuido en el tema. En su página www.jorgea liaga.com.ar comparte varias programaciones y variantes para el uso del sensor, que fueron de gran ayuda para los estudiantes y docentes que encararon el proyecto.

Así, los chicos de cuarto primera, ciclo superior del turno mañana, Franco Martín Agostinucci, Eduardo Joaquín Caballero, Camila Ailén Campos Tolosa, Santiago Agustín Saracho, Jano Ismael Flores y Lucas Javier Crea Velázquez ponen manos a la obra bajo la dirección de los profesores Arias y Cristian Chocobar.

Este último realizó las pruebas y solucionó algunos problemas de librerías y líneas de programación, y luego, en estos meses, en las horas de Prácticas Profesionalizantes (de 13 a 18.30 una vez a la semana) los alumnos realizaron el montaje del dispositivo electrónico compuesto por una pantalla LCD, un sensor CO2, una placa Arduino, 3 leds de indicación de niveles de CO2 (por partícula por millón) y el diseño del chasis 3D.

20 mil pesos aproximadamente costó el montaje del aparato que mide el CO2 en el aire. Buenos Aires repartió 33 mil medidores en escuelas.
 

 

El alumno Jano Flores destacó que "el grupo está feliz por el logro", es que "siempre está la duda de si va a andar o no" y fue un éxito. Contó que todos ayudaron a ensamblar, él hizo un poco más el diseño de la cajuela y la impresión 3D. "Lo pusimos a prueba en diferentes cursos de la escuela y se pudo hacer un protocolo de aireación propio para cada curso, porque todo depende de la dimensión del aula y la cantidad de personas. Hay aulas que necesitan tener todas las ventanas abiertas todo el tiempo y otras no, en nuestro caso como el taller es amplio podemos cerrar media hora y después abrir por completo y así", detalló el chico. Consideró necesario que todas las escuelas lo tengan.

Niveles de CO2 y origen de la idea

El dióxido de carbono (CO2) es un gas que se emite en la exhalación al respirar. De acuerdo a lo precisado por el profesor Cristian Arias, la concentración de 400 ppm (parte por millón) a 700 ppm representa riesgo bajo, de 700 ppm a 800 ppm riesgo medio y de 800 ppm en adelante riesgo alto.
Un grupo liderado por el investigador José Luis Jiménez impulsa en España la iniciativa Aireamos, de la que el investigador Jorge Aliaga (de Buenos Aires) toma la idea de colocar en ambientes cerrados medidores de CO2 como un indicador de la ventilación, en particular para controlar si hay suficiente renovación de aire. A su vez, el ingeniero salteño Javier Roberto Jaldín Fincati lo promueve en la Técnica de la India, que lo concretó con éxito.
 
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...