Un policía  mató a un  secuestrador  e hirió a otro

Un policía federal mató de un tiro a un delincuente e hirió de gravedad a otro cuando fue hasta la localidad bonaerense de Castelar a buscar una compra que había realizado por redes sociales y dos personas lo amenazaron y obligaron a subir a un vehículo, en el que lo llevaron cautivo por varias cuadras junto a un tercer cómplice.

El hecho comenzó en la calle Hidalgo al 1800, esquina Navarro, en la mencionada localidad del partido de Morón, adonde el oficial de la Policía Federal Argentina (PFA) llegó a bordo de un remise, vestido de civil, para buscar una placa de video que había comprado por internet por 3.080 dólares.

Según dijeron las fuentes a Télam, el efectivo, perteneciente a la División Pericias Informáticas y Electrónicas, arribó al lugar en un remise conducido por otro policía, en este caso de la Bonaerense, a quien le dijo que lo esperara, ya que regresaría luego de buscar la compra.

En ese momento se detuvo en esa esquina una camioneta Renault Duster, desde cuyo interior descendieron tres hombres armados que redujeron a los policías y dos se llevaron cautivo al de la PFA en el Fiat Palio del remisero, que también estaba de civil y fue obligado a descender del auto.

Al tomar conocimiento, personal de la comisaría 7 de Morón comenzó la búsqueda del Palio, que finalmente fue hallado chocado contra un árbol en la intersección de Zapiola y Curuchet, a unos 500 metros de donde se inició el episodio.

Los efectivos liberaron al integrante de la PFA, que estaba en el asiento trasero del auto en estado de shock, dijeron las fuentes.

En tanto en el asiento del conductor fue hallado gravemente herido de un tiro en la parte posterior de la oreja derecha uno de los sospechosos y su cómplice con un balazo en la cabeza sentado atrás junto al policía.

La principal pista de los pesquisas es que el policía extrajo su arma cuando era llevado en el auto y disparó contra los captores, lo que derivó en que el Palio quedara fuera de control y chocara contra el árbol.

Tras ser rescatado del rodado, el efectivo fue asistido por una psicóloga y derivado al hospital Churruca.

En tanto los sospechosos, identificados como Andrés Santillán (49) y Maximiliano Gómez (28), fueron trasladados al Hospital de Haedo, donde el primero murió.

Sobre el tercer delincuente que había arribado al lugar en la camioneta Duster, los voceros dijeron que no fue aún lo calizado.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...