La última foto y la confusión con una cámara

Lo que la investigación señaló como "última foto" para reafirmar la hora del asesinato es una imagen que muestra el mirador desde el suelo. La foto fue recuperada de la cámara de Houria, secuestrada de la casa de Fernanda Cañizares, novia de Lasi.

La cámara fue peritada por el subcomisario Pedro Guevara, que en su informe pone como fecha y hora de esta última foto el 6 de agosto a las 14.43 (la cámara tenía horario francés por lo que eran las 9.43 hora argentina). El mismo día pero unas horas antes la cámara había sido recuperada de la casa de los Cañizares. Los jueces advirtieron esta inconsistencia y Guevara aseguró que los programas de recuperación de fotos "muchas veces establecen como fecha de creación la fecha de captura y otros la fecha que se pasó el archivo a un disco". De las más de 100 fotos recuperadas, la única que tomó esta fecha fue la última foto. En cambio, las imágenes en las que se ve a las turistas tienen fecha del 15 de julio.

"El juez Pérez justificó todo esto diciendo que hay fotos en el momento en que llegaban al mirador, y que hay una foto movida porque la cámara cayó. La hice analizar y me dijeron que no era una foto movida ni caída, sino una mala foto", advirtió hace unos años Bouvier.

En cuanto al teléfono y la cámara de Cassandre, en fojas 566 del expediente figura el secuestro de la casa de Cañizares una cámara Sony Ciber Shot 7.2 megapixeles, la misma que tenía Cassandre. Sin embargo, en el expediente no figura mucha más información. Durante el juicio se dijo que nunca aparecieron las pertenencias de Cassandre. La cámara habría sido devuelta a Cañizares.

La activación del teléfono de Houria la misma noche del 15 de julio fue otro punto en el que se basaron. Pero esto tampoco fue una información categórica ya que los informes telefónicos fueron parciales. Antes de subir a la Quebrada, a las 14:28 horas, Houria intercambió un mensaje de texto con un número de Buenos Aires. La investigación se basó solo en las llamadas y los chips insertados en el teléfono.

Tampoco durante el juicio se supo el contenido del mensaje. Consultado, el perito del CIF Sergio Appendino aseveró que solo le encargaron el entrecruzamiento de llamadas y que consideraba "necesario que se le solicite a las compañías telefónicas el contenido y el receptor del mensaje".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...