VIDEO. Jueves trágico: hubo siete muertos en rutas de la provincia

Un jueves trágico para todos los salteños: siete vidas truncadas en una sola jornada.

La muerte en las rutas convirtieron al mes de julio de 2021 como el más trágico de los últimos años, con más de veinte muertes en distintos siniestros viales.

En la mañana de ayer, sobre el paraje Palomitas en ruta 9/34, en una mañana diáfana y sin neblina, colisionaron casi frontalmente dos vehículos, siendo uno de ellos despedido a los tumbos sobre la banquina contraria al sentido de su trayectoria. El impacto fue brutal por la velocidad en que se desplazaban los dos autos: un Fiat Siena color rojo y un Nissan de color gris. La colisión se produjo, según fuentes policiales, poco antes de las 9 a la altura del kilómetro 1533, a unos 12 kilómetros del peaje Cabeza Buey y en un paraje vastamente conocido por los salteños y la historia reciente: Palomitas.

Allí perdieron la vida tres personas de manera instantánea, dos menores de edad y una mujer, y quedaron gravemente heridas otras cuatro personas.

 

Tras el alerta al 911 se movilizaron varios patrulleros, otras tantas ambulancias y también una dotación de rescate de bomberos de la provincia.

El cuadro dantesco confirmó lo peor. Todos los niños fallecidos y de los cuatro rescatados con vida por la policía, los médicos y bomberos, solo uno de ellos llegó con chances de vida al hospital.

La muerte se llevó la totalidad de la familia compuesta por Santos Romero y Amanda Palacios y sus tres hijos menores -dos nenas y un varón-, con domicilio en el barrio San Francisco Solano de nuestra capital. La mecánica del siniestro no pudo ser establecida con claridad, aunque en la mañana de ayer el comisario Tolaba indicó a El Tribuno que básicamente el siniestro vial se produjo por el abrupto cruce de carril de uno de los automóviles, tras lo cual para evitar chocar de frente el otro automóvil hizo una desesperada maniobra con frenado, impactando en un lateral al automóvil fuera de control, el que volcó sobre una profunda banquina.

Los tumbos del Fiat Siena rojo despidieron a los menores, dos de ellos fallecieron en el acto.

Se comprobó, según la policía, que el Fiat Siena color rojo se desplazaba de sentido sur-norte y el Nissan March gris lo hacía en sentido contrario.

Las verdaderas causas de la colisión y su mecánica son motivo de análisis criminalístico.

Solo dos personas llegaron al hospital San Bernardo y, pese a la asistencia recibida, una de ellas falleció producto de las lesiones sufridas.

El único sobreviviente fue el joven conductor del Nissan March, quien sobrevivió a la tragedia y se encuentra internado con diagnóstico de politraumatismo.

Personal de bomberos trabajó en el lugar rescatando a una mujer que quedó atrapada entre los hierros.

La misma, posteriormente, fue trasladada de urgencia al hospital San Bernardo, donde finalmente falleció.

Las víctimas fueron identificadas como el matrimonio compuesto por Santos Romero y Amanda Palacio y sus tres hijos: Ana de 7 años, Leonel de 12 y Luciana de 16, todos domiciliados en el barrio San Francisco Solano, ubicado en el este de esta capital. La sexta víctima fue Silvana Ratto, de 62 años, oriunda de Buenos Aires, quien viajaba como acompañante del único sobreviviente, su hijo Juan Vélez, 33 años.

Las dos familias estaban, según se informó, volviendo de sus vacaciones.

Rodada fatal en el sur 

La trágica y amarga mañana de ayer terminó con otra tragedia vial.

Pasado el mediodía se reportó la caída brutal de un joven motociclista que conducía un vehículo de 110 cc por avenida Ex Combatientes de Malvinas casi empalme con ruta 68, frente al ingreso al barrio Santa Ana.

Testigos dijeron a El Tribuno que el joven motociclista identificado como Gabriel Ramírez, de solo 20 años de edad, conduciendo temerariamente por la avenida y por causas que no están esclarecidas, perdió el control de la motocicleta y cayó violentamente a la calzada.

El joven, según dijeron, fue auxiliado por personas que transitaban por el lugar, pero nada pudieron hacer porque el chico ya no respondía. Minutos después llegó una ambulancia y constató la muerte del joven Ramírez, domiciliado en barrio Limache.

La mecánica de la caída está siendo investigada por la división Criminalística de la Policía y seguramente con la ayuda de los soportes tecnológicos de las cámaras de seguridad que pudiera haber en ese acceso sur de la ciudad.

El joven motociclista estaba vestido como corresponde a un usuario de estos vehículos, incluso tenía el casco puesto cuando se produjo su caída.

La muerte del chico enlutó al barrio Limache donde el malogrado joven era vastamente conocido.

En las estadísticas provinciales las motos son el vehículo más mortal en estos momentos.

 

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...