“El deporte tiene que sumar espectáculo, porque va a generar nuevos recursos”

Es la continuidad de un proyecto serio que está tan aceitado como afianzado y que cambiará la mentalidad de los amantes del básquetbol y de cualquier disciplina que busca crecer y no alejarse de una globalización real que es tendencia en las principales ligas mundiales. Luis Lenti, presidente de Salta Basket disfruta de los triunfos, sufre con las derrotas, mientras busca “encestar” día a día algo nuevo para el crecimiento del deporte en Salta. El reconocido traumatólogo y deportólogo aclaró a El Tribuno que la meta principal es fija: la verdadera identificación.

Hay buenas expectativas con el cuarto bingo...
Sí, la verdad que sí. En los anteriores nos fue muy bien. Solo en el primero vendimos más del 70 por ciento de los cartones y fue en alza.

¿Cuánto los ayuda?
Un porcentaje del cartón queda para los clubes de la Asociación Salteña de Básquetbol y el resto es para continuar colaborando con el proyecto de Salta Basket en la Liga Argentina. Pero lo cierto es que tras cumplir con las obligaciones impositivas, con los clubes, revendedores, publicidad y otras cuestiones, solo nos queda un 10 o 12% de las utilidades. Además, hay una comercializadora que los hace y se lleva un porcentaje de las ganancias.

¿Y en el aspecto social?
Lo bueno es que es un movimiento en donde participa mucha gente y se busca que todos se beneficien con el trabajo que realizan, como los clubes, Enreja, el Estado. Cuando termina todo esto estamos pagando entre 1 millón y 1,5 millones de pesos solo en impuestos. Lo bueno de esto es que tiene un contexto más tangible. A la plata siempre se la necesita. Si las cosas salen bien vamos a estar cerca del gasto que tendremos este año, porque además fue uno de los años en que más gastamos en logística.

El contexto es muy complicado...
Fue una logística muy especial y la situación continúa muy complicada. No sabía si alquilaba departamentos para los jugadores y me quedaba sin poder ocuparlos. Teníamos la necesidad de enviarlos a un apart hotel, pero implicaba que había que darle la comida y eran gastos que no estaban previstos. Se va aprendiendo, y lo bueno es que lo pudimos llevar adelante no solo del aspecto deportivo, sino en el tema sanitario y económico.

¿Conocés la situación de los otros clubes?
Estuve hablando con algunos dirigentes de otros clubes y están viendo si clasifican o no. Algunos tienen casos que están gastando US$4.000 por un jugador, mientras que Salta Basket gasta casi US$3.200 por todo el plantel y los juveniles.
Ellos tienen un presupuesto del 40 % más.

¿Y la inversión de jugadores?
A los uruguayos y al brasileño les hicimos contratos en pesos. Este año se jugó con pocos americanos porque traerlos insumían costos altísimos. Podríamos habernos potenciado más, pero ponemos en riesgo todo el balance de la institución.

¿Qué es Salta Basket?
El proyecto Salta Basket nunca nació como un proyecto solamente de básquetbol, sino es un concepto de identificación, que Salta tenga su propio equipo, que no haya una doble camiseta, que todos seamos hinchas de un solo equipo y vamos detrás de una misma línea. Es una institución que no tiene inferiores, para que todos los clubes puedan ser partícipes de Salta Basket y de paso para que no altere la competencia interna.

¿Muchos logros?
Lo que nosotros hemos logrado en estos 6 o 7 años son las metas deportivas: Supercopa, Súper 4, jugar la Liga Sudamericana, la Liga Nacional y ser protagonistas. Sobre todo ha sido por la cantidad de jugadores, árbitros y canchas que han aumentado los equipos en zona federal que antes no había. Eso llevó a nuevas obras.
Es un auge producto de un combo que no solo es Salta Basket, sino que influye la Generación Dorada, los jugadores de NBA. Esas cuestiones nos obligan a que Salta no se quede en este proceso de cambio positivo. En Salta estábamos anclados en el tiempo. Por eso el crecimiento general que tiene Salta en el básquetbol fue siempre el segundo objetivo del proyecto Salta Basket, luego de lograr “la identificación”, como prioridad. Fue una buena decisión del gobierno de Juan Manuel Urtubey de tomar una decisión política y que continúa el gobernador Gustavo Sáenz con este proyecto.

¿Cómo tomás las críticas?
Si vos me decís que está todo mal en Salta Basket la crítica es destructiva, pero si me decís que está mal en ciertos aspectos y que hay que mejorarlos, lo acepto y te abro las puertas al diálogo. Hay que seguir trabajando para que esto mejore.

¿Y qué tenés en mente?
La idea es que siga creciendo y sea sustentable en el tiempo. Hay que ver la posibilidad de que el público vuelva a las canchas, los sponsors. Nosotros tenemos el problema en lo visual en el estadio Delmi, porque metés 700 u 800 personas y parece que está vacío, mientras que en otros estadios gran parte de esa cantidad queda afuera. Hoy todo apunta a espectáculos deportivos en estadios distintos. Acá no vemos el concepto, y a veces nos volvemos loco. Si bien hay un deporte de alto rendimiento, también hay un deporte espectáculo. Los que van no solo son hinchas, sino espectadores, público, clientes, en donde entra el merchandising, la gastronomía. Creo que hay que cambiar. Hay que generar espectáculo. El deporte tiene que sumar el espectáculo, porque es lo que va a generar nuevos recursos. Cuando promovamos espectáculos de primer nivel va a ser más fácil que vaya la familia . Que el revoltoso y el barrabrava deje de ser parte del decorado de un partido.

¿Vos crees que va a existir un Salta Fútbol?
Yo creo que sí, pero no sé cuándo. Creo que la decantación es progresiva. Creo que se van ir dando cuenta que hay una globalización, una mediatización, un dinero por la televisación, el público, la familia, que son los que van a gastar. Por supuesto que esto va a depender de las decisiones políticas. Hoy en Buenos Aires, por ejemplo, el negocio del fútbol es para los barrabravas, desde el estacionamiento, la bandera, la gastronomía, el boletero o el de seguridad. Sentenciaron a la familia a dejar de ir a las canchas.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...