La procesión del Milagro se hará  y los peregrinos esperan una señal

La jornada de ayer comenzó con la noticia que la comunidad católica esperaba: se realizará la procesión del Milagro para posteriormente renovar el Pacto de Fe. La información despertó la esperanza de algunos peregrinos, aunque el Arzobispado insistió en que no se realizará la tradicional recepción de los feligreses del interior.

El ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia, Ricardo Villada, se reunió con el arzobispo Mario Antonio Cargnello. Durante el encuentro, ambos coincidieron en que el contexto actual es apto para tomar esta decisión. "Dada la situación sanitaria y cómo van evolucionando todas las aperturas, en el país ya se autorizaron eventos masivos y sociales y hay un proceso de apertura del turismo", aseveró el funcionario.

Más allá de la decisión, será una celebración atípica. Las imágenes circularán sin fieles por la avenida Belgrano y Sarmiento hasta el monumento 20 de Febrero, donde desde hace unos años se realiza la renovación del Pacto de Fe. "En cada cuadra, que son 20, se permitirá que haya gente en las veredas, los lugares son bastante amplios porque son avenidas y luego el parque es abierto. Son lugares espaciados para lograr que se respete el distanciamiento", explicó Villada.

Posterior a la información oficial, el Arzobispado emitió un comunicado en el que "exhortó" a no peregrinar y pidió a los párrocos a realizar celebraciones a la par de la ceremonia principal. El lunes próximo las autoridades eclesiásticas se reunirán con el COE para pulir detalles y aprobar el protocolo para la procesión. Mientras, se supo que se permitirían mil personas por cuadra.

Desde hace unos años se habla de más de medio millón de feligreses que participan de la ceremonia religiosa. En la última procesión, la de 2019, según datos oficiales, se contabilizaron cerca de 800 mil fieles.

Consultado sobre cómo se evitará que sea un acto tan masivo como los años de prepandemia, Villada indicó que confían en la interpelación cursada por el Arzobispado. "También queremos lograrlo mediante los medios de comunicación, para que esto se replique en cada iglesia", indicó. Aunque a la par destacó que la "responsabilidad individual" será también esencial para poder lograr un milagro con protocolos sanitarios.

"El Señor y la Virgen decidirán cuándo podremos ir", indicó Amalia Grané, una de las primeras peregrinas de Metán. Aunque por otro lado para Grané la última noticia es "una ventanita abierta. El que se haga la procesión es un pasito, quién dice que a lo mejor dispongan que podamos ir".

"Sería genial, aunque sea que permitan la peregrinación con lo mínimo de personas", se animó a soñar por otro lado Laura Vázquez, una colaboradora de la comitiva de la Catedral de Orán.

El año pasado tampoco se hizo la recepción de peregrinos, por lo que será el segundo año consecutivo sin la colorida bienvenida a quienes llegan a caminar hasta 15 días para llegar a la capital para la procesión. En Metán repetirán la corta peregrinación que se hizo el año pasado, desde río de las Conchas hasta Aunor.

En cambio, en Orán el año anterior no hubo ningún tipo de actividad y aún no se sabe qué se hará este año. Durante las semanas de septiembre el departamento cursaba el pico de la pandemia.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...