Ebrio la golpeó, le rompió la  ropa y la esparció en su fuga

Una joven mujer domiciliada en la localidad santiagueña de La Banda fue objeto de una brutal golpiza de parte de su esposo, quien hacía cinco meses había abandonado la vivienda y volvió ebrio y violento.

El hombre no solo destrozó el rostro de la mujer sino que, cuando la misma logró huir, comenzó con unas tijeras a romperle toda su ropa y también los enseres de la casa y los electrodomésticos.

También en su furia destrozó las prendas de vestir de su propia hija, a quien no atacó, por suerte.

Luego en su fuga esparció por un camino de tierra las prendas de vestir destrozadas de su mujer.

La misma había ganado la ruta y fue auxiliada por un hombre, quien la llevó hasta la comisaría local, donde denunció los hechos.

El sujeto fue detenido poco después.

La víctima, una joven de 28 años domiciliada en la localidad de Bajo Grande, departamento La Banda, sufrió una brutal golpiza por parte de su marido, quien además intentó herirla con un cuchillo, aunque ella pudo correr hasta la ruta 21 para pedir auxilio, por lo que el inculpado le destrozó distintos bienes y le cortó con una tijera las prendas de vestir de ella y de la hija de ambos, para luego esparcirlas en un camino vecinal.

La víctima radicó la denuncia en la Comisaría Comunitaria 16 de Clodomira, y personal policial procedió a la aprehensión del sujeto, identificado como Walter Robles, del cual la denunciante dijo estar separada ya que él hizo abandono de hogar hace unos 5 meses.

La mujer dijo que en la madrugada, alrededor de las 5.30, en circunstancias que ella dormía sola, sintió golpes en la puerta y como no le abrió, Robles, quien se encontraba ebrio, la violentó y entró. A los gritos le preguntó dónde estaba su hija, para luego agredirla violentamente propinándole golpes de puño en el rostro y la cabeza, como también en ambos antebrazos.

Además, le aplicó patadas en las piernas, lo cual la hizo caer al suelo, momento en que el inculpado agarró un cuchillo e intentó lesionarla.

Sin embargo, la mujer logró salir de la casa y se fue corriendo a la ruta 21, donde consiguió que un motociclista la llevara a la comisaría para radicar la denuncia. Cuando ella regresó a su casa encontró sus pertenencias esparcidas en un camino vecinal. Se trataba de ropa (que el sujeto destrozó con una tijera), calzados, un televisor, estufa, placard, cocina, mesa de luz, perfumes, carpetas del jardín de su hija y un DVD portátil.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...