VIDEO |  Gerardo Míguez: “Cualquier obra de steel es alcanzada por créditos como el Procrear”

En la tercera edición del ciclo “Hablemos de lo que viene”, el ingeniero en Construcción Gerardo Míguez tomó la palabra para explicar particularmente la evolución de la construcción en seco, en el marco de la Semana de la Industria. 

“Venimos viendo paulativamente el crecimiento que tuvo la industria de la construcción, esto nos llevó a que en los últimos años meternos de lleno en la parte de la construcción en seco”, dijo el fundador de Lineac, una empresa destinada a la fabricaciones de perfiles para el steel framing.

“En el año 91 decidimos abrir lo que hoy es Saltapor, una empresa dedicada al polietileno expandido, después del 95 nos otorgaron la distribución de Durlock y a partir de ahí comenzó nuestra relación en seco. Según podemos ver lo vamos a desarrollar por muchos años más”, dijo Míguez para explicar los inicios de su empresa.

Si bien Lineac abrió sus puertas en 2019, durante el 2020 y pese a la pandemia, el trabajo siguió siendo arduo desde el punto de vista administrativo. “No nos quedamos quieto, teníamos que lograr todas las certificaciones que hacen falta para que estos productos de construcciones estructurales sean habilitados”, dijo el ingeniero, para luego explicar que son exactamente los perfiles de los cuales se fundamenta el estilo “Steel framing”.

MÍGUEZ, EN LA REDACCIÓN DE EL TRIBUNO (FOTOS: JAVIER CORBALÁN).

“Los perfiles son los elementos con los que se confirman los paneles de estructuras resistentes de las casas u obras con el sistema framing, reemplaza las columnas y vigas en la construcción tradicional”.

Para Míguez, una de las ventajas de la empresa es que pueden ofrecer a los clientes perfiles a medida. “Es muy importante porque hacemos que los desperdicios, que es muy común en la construcción, es cero; es una ventaja competitiva respecto de la etapa anterior”.

La consolidación del Steel framing llegó con el decreto promulgado en el 2018 en el país. “Había un crecimiento sostenido de la construcción en seco, pero lento. A principio de 2010, por aquellos años se veía un aumento en lo que era la demanda, pero llegamos a 2018 como punto de inflexión, cuando por un decreto se declara el “steel framing” como un sistema de construcción tradicional”, recordó Míguez.

GERARDO MÍGUEZ, EN HABLEMOS DE LO QUE VIENE (FOTO: JAVIER CORBALÁN)

 

“Cuando uno presentaba un proyecto de steel framing, lo debía hacer con cinco o seis fojas y unos biblioratos justificando por qué queríamos construir con este sistema. Es decir, el proceso de aprobación de una obra era bastante más complicada. A partir de la promulgación del decreto, al declararlo sistema constructivo tradicional, no hace falta más que presentar la documentación de cualquier tipo de obra”, explicó.

El ingeniero resaltó que el aval fue tan importante que posibilitó que “cualquier obra de steel sea alcanzada por créditos como el Procrear” ya que fue autorizado “para formar parte de cualquier obra pública, como viviendas públicas. Esto hizo que desde el 2018 para acá el crecimiento haya sido exponencial”.

Seguridad, costo y clientela

Gerardo Míguez respondió algunas preguntas en vivo desde la redacción, y una de ellas tuvo que ver con la seguridad de la construcción en seco. “El término seguro puede ser interpretado de muchas formas. Si la pregunta se orienta a si estas construcciones son fundamentalmente antisísmica, sí, son absolutamente. Pero es más peligroso el efecto del viento en estas construcciones que el sismo. Cuando uno habla de estructura antisísmica en la construcción tradicional, que es el hormigón armado que va acompañado de las barras de acero, y lo que le da la condición de antisísmico es el acero. Entonces estas estructuras son de cien por ciento acero”.

Con respecto al costo, el ingeniero aclaró que básicamente es similar a la de la construcción tradicional. “Hoy por hoy tienen valores similares. La ventaja es el plazo en que uno entrega la obra en seco”. 

“Hay épocas que el costo de la construcción tradicional es más económica. A veces tiene que ver con lo fluctuante de la economía en el país, o con el valor del dólar. Y hay épocas que la construcción en seco pasa a ser más económica. Pero en términos generales son valores similares”, reiteró.

Míguez luego dio detalles sobre el rango etario que se interesa por la construcción en seco. “Fue muy cambiante, hablamos de personas de 30 o 40 años o matrimonios jóvenes que necesitaban tener una solución inmediata, los que necesitan resolver el tema de la vivienda propia lo más rápido posible. La solución de construcción con steel es la ideal. Esto fue cambiando con los años y hoy el rango etario no tiene techo”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...