Gaona amaneció con un corte en la ruta nacional 16

Desde primera hora de la mañana de ayer, los obreros municipales de El Quebrachal mantuvieron una protesta consistente en un corte sobre la ruta nacional 16 a la altura de Gaona, en reclamo de los meses de sueldos que les debe el intendente "Roly" Rojas.

Cabe recordar que el reclamo se fue endureciendo desde la semana pasada, cuando los planilleros hicieron una primera protesta porque se les juntaron dos meses de haberes sin cobrar. A eso se sumaron luego los empleados de planta permanente o contratados, quienes acusaron a la administración municipal de desmanejos financieros graves, acoso laboral y amenazas.

De hecho, ayer al mediodía José Daniel "Quetchup" Quinteros, delegado de ATE local, radicó una denuncia en la Fiscalía de J. V. González contra el intendente rojas por amenazas, malos tratos y acoso laboral.

Presencia policial

En el corte realizado en Gaona se hizo presente la Policía provincial, que desactivó la protesta de forma intermitente, permitiendo el paso de vehículos en uno u otro sentido durante 10 minutos cada hora, aproximadamente.

Los municipales presentes realizaron una asamblea alrededor de las 14, durante la cual decidieron levantar la medida de fuerza hasta hoy, cuando dijeron que volverán a manifestarse sobre la ruta nacional 16, para esperar el resultado de la conciliación obligatoria a la que fueron citados por la delegación anteña del Ministerio de Trabajo, los gremialistas de la Municipalidad de El Quebrachal y asistirán los de Salta.

José Daniel "Quetchup" Quinteros, delegado de ATE local, relató que el miércoles hubo una reunión en dependencias de la comuna sureña que se iba desarrollando en buenos términos entre funcionarios y delegados gremiales que habían llegado desde Salta.

"Todo anduvo bien hasta que apareció el señor intendente, Rolando Rojas, y comenzó a amenazarnos y maltratarnos a los delegados gremiales que estábamos en la reunión", relató Quinteros.

Y agregó: "Cuando le dije que él estaba tratando de apagar el fuego con nafta y le reclamé por las notificaciones enviadas a algunos compañeros para dejarlos en disponibilidad, quiso golpearnos. Y si no fuera porque lo agarraron entre varios funcionarios, la cosa hubiera pasado a mayores".

Quinteros hizo alusión así al agravamiento del conflicto del reclamo de haberes que mantienen los planilleros y los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo, con las notificaciones enviadas a 10 empleados de planta permanente mediante las cuales se los dejaba en disponibilidad por dos meses, lo que terminó de caldear los ánimos de los municipales quebrachaleños.

"Me agravió, me insultó y amenazó con echarme a la mierda y me dijo que no va a descansar hasta que pueda verme afuera de la Municipalidad", dijo Quinteros.

Es que el jefe comunal anteño es un hombre de muy pocas pulgas, que se exalta por cualquier motivo y no le importa si las personas que tiene delante son hombres o mujeres. Esas actitudes patoteriles le valieron ya varias denuncias por violencia de género y por amenazas y lesiones, en el caso de algunos hombres.

Lo raro del caso es que Rojas no cambió su actitud pendenciera a pesar de las denuncias que pesan sobre él. No escucha ni se deja aconsejar, dicen lo que lo conocen bien.

Quinteros aclaró finalmente que a los sueldos de agosto lo cobró solo un parte del personal municipal de El Quebrachal. "Yo diría que un 40% percibió sus haberes y el 60% restante está esperando cobrar", explicó.

"Los compañeros del Proma no cobraron nada y el secretario de Hacienda, Raúl Ríos, dijo ayer por medios locales que a los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo no se les paga porque la Provincia no le gira los fondos", concluyó.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...