VIDEO ¡Cuidado con la panza! La obesidad abdominal predispone a sufrir  Síndrome Metabólico 

Dicen que “la gordura es la madre de todas las enfermedades” y las estadísticas a nivel mundial asustan con el incremento de los índices de obesidad, agravados en la pandemia por COVID-19, durante la cual, el encierro, el cierre de los gimnasios y clubes deportivos, sobre todo en Argentina, detonó aún más las cifras. A eso, el agregado de que cocinar y comer en las redes sociales como forma de conectarse con el mundo, fue un verdadero boom.  
En Salta, más del 60 por ciento de la población tiene obesidad o sobrepeso. Basta con medirse la circunferencia abdominal para darse cuenta de los enormes riesgos de salud que se están corriendo. 
Debido a la situación epidemiológica del Síndrome Metabólico (SM) en la provincia de Salta con cifras crecientes, y al reconocimiento de su implicancia en el aumento de la predisposición para desarrollar enfermedad cardiovascular y diabetes tipo II en las personas que lo padecen, los integrantes del Kiosco Saludable de la Universidad Nacional de Salta, dirigido por la magíster en Nutrición Marcela Martínez Bustos; y de la Cátedra de Fisiopatología de la Facultad de Salud de la UNSa, el médico Carlos Engel; la doctora en Nutrición Rocío Pérez Abud y las licenciadas Cecilia Singh y María Eugenia Villa,  proponen acercar asesoramiento profesional para todos los lectores de El Tribuno, especialmente para aquellos que en esta pandemia por coronavirus, que ya lleva casi dos años, han descuidado su salud involuntariamente, no concurriendo a los controles médicos, acentuando el sedentarismo y aumentando el peso corporal. 
La licenciada en Nutrición, María Eugenia Villa, definió el Síndrome Metabólico: “una persona tiene Síndrome Metabólico cuando presenta dos o más de los siguientes elementos: obesidad (localizada alrededor de la cintura), presión arterial elevada, valores anormalmente altos de la glucosa, triglicéridos y colesterol en sangre y/o descenso del llamado colesterol bueno, Estas situaciones aumentan el riesgo de sufrir enfermedades al corazón, en los vasos que transportan la sangre y de desarrollar la temida diabetes”.


“A través del tiempo, diferentes autores han asignado diversas denominaciones al Síndrome Metabólico (SM). Organismos especializados como la Organización Mundial de la Salud, el Grupo Europeo para el estudio de la Resistencia a la Insulina, el Programa Nacional de Educación sobre el Colesterol, y la Federación Internacional de Diabetes lo han definido de diferentes maneras, agrupando como característica en común una serie de anormalidades en el individuo que le provocan mayor riesgo de padecer Diabetes Mellitus tipo II y Enfermedad Cardiovascular, con un denominador común: la Resistencia a la Insulina (RI)”, explicó la nutricionista María Eugenia Villa.
En esta segunda entrega, los profesionales harán hincapié en dos patologías que componen el Síndrome Metabólico, la obesidad y la hipertensión arterial, a la vez que ayudarán al lector a tomar mejores decisiones, a fin de mejorar su calidad de vida. 

¿Qué es la obesidad?
Es un Síndrome caracterizado por la acumulación excesiva de grasa capaz de afectar la salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un individuo presenta obesidad cuando su Índice de Masa corporal (IMC) es mayor a 30. Este Índice se calcula dividiendo el peso del individuo sobre su talla (expresada en metros) elevada al cuadrado. Cuando el IMC se encuentra alterado y se acompaña de una circunferencia de cintura mayor de 80 centímetros en las mujeres y de 94 centímetros en los varones, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades al corazón o y/o en las arterias (Enfermedades Cardiovasculares) y de desarrollar Diabetes Mellitus tipo II.

¿Qué debo hacer si tengo obesidad?
¡Consultar con el Médico! Tu médico te solicitará una serie de pruebas que permitirán saber si además de Obesidad, presentas otros elementos del Síndrome Metabólico, si es necesario  te indicará  medicación, y  te derivará con un Profesional Nutricionista capacitado para confeccionar un Plan de Alimentación que contribuya a normalizar tu situación. 

Si los kilos de más están distribuidos en diferentes partes del cuerpo, existe peligro real de patologías cardíacas. Pero esto aumenta cuando la zona abdominal acumula más grasa que otras regiones corporales. Es así porque el tejido graso intraabdominal contiene células, llamadas adipocitos, que producen una determinada cantidad de hormonas con valor metabólico.

Recomendaciones generales para perder peso

   • Limitar el consumo de alimentos de alta densidad calórica. Una preparación o alimento tiene una densidad calórica alta cuando aporta muchas calorías en una porción pequeña (volumen). Ejemplos: Galletitas en general, productos de snack y copetín, chocolates, golosinas en general, manteca, mayonesa.

    • Reducir el tamaño de las porciones. En el almuerzo y la cena, la porción debería ocupar el centro de un plato playo estándar (23 cm de diámetro). No repetir.

    • Incluir frutas y/o verduras en todas las comidas.

    • Se recomienda realizar cuatro comidas al día, sin dejar pasar más de 4 horas entre una y otra.

    • Beber una buena cantidad de líquidos, principalmente agua pura (1.5 – 2 litros/día de manera fraccionada).

    • Evitar bebidas azucaradas y con alcohol.

    • Limitar el consumo de sal.

    • Incorporar legumbres y granos integrales en cantidad moderada.

    • Variar diariamente los alimentos que eliges. 

    • Preferir lácteos descremados.

    • Evitar el consumo de azúcar. Preferir edulcorante natural (Stevia).

    • Realizar actividad física periódica. Es importante buscar asesoramiento de un Profesional capacitado para planificar una rutina individualizada.

Sobre la HIPERTENSIÓN ARTERIAL 

¿Qué es la hipertensión arterial?
Es la presión que hace la sangre contra la pared de los vasos por donde circula (arterias) en dos momentos diferentes: uno, cuando una parte del corazón se contrae para expulsarla a la circulación general y dirigirla a cada célula de nuestro cuerpo (presión máxima o sistólica) y otra, cuando el corazón se llena de sangre antes de expulsarla (presión mínima o diastólica).
Los valores normales de la tensión arterial no superan los 140 mmHg o “14” para la presión sistólica, ni 90 mmHg o “9” para la presión diastólica. La elevación persistente de una o ambas presiones por encima de las cifras mencionadas (14/9), define a un sujeto como hipertenso.

¿Cómo me doy cuenta si tengo hipertensión arterial?
Puedo sentir dolor de cabeza, mareos y/o vértigo, pero en general, es una enfermedad “silenciosa”, es decir, no produce síntomas, por eso es importante controlar la Presión una a dos veces por año. 
Tu médico te solicitará una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico, si es necesario te indicará medicación, y  te derivará con un Profesional Nutricionista capacitado para confeccionar un Plan de Alimentación que contribuya a normalizar tu situación. 

¿Por qué es importante controlar la tensión arterial?
La hipertensión produce agrandamiento del corazón (hipertrofia cardíaca) aumentando el riesgo de desarrollar en el futuro insuficiencia cardíaca, es decir, que el corazón deja de funcionar adecuadamente. Por otro lado, aumenta, entre otras cosas, la probabilidad de daño cerebral, enfermedad crónica en los riñones, ateroesclerosis, enfermedad en las arterias encargadas de llevar sangre al corazón e infarto agudo de miocardio.

Recomendaciones generales para controlar la hipertensión arterial

    • Seguir una dieta pobre en sal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir el consumo a MENOS de 5 gramos de sal al día, es decir, menos de una cucharita de té.

    • Entre el 65%  y el 70% de la sal que consumimos proviene de alimentos procesados e industrializados, y por lo tanto, se recomienda limitar su consumo. Preferir alimentos frescos y naturales.

    • No agregar sal durante la preparación de los alimentos, ni agregar sal en el producto terminado.

    • Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.

    • Consuma alimentos ricos en Potasio como legumbres y verduras en general.

    • Realizar actividad física periódica. Es importante buscar asesoramiento de un Profesional capacitado para planificar una rutina individualizada.

    • Evitar el hábito de fumar.

    • Controlar el estrés.

    • Normalizar el peso.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...