MaryKay Carlson: “Un solo país no puede superar la pandemia y el cambio climático, debemos hacerlo en conjunto“

Por primera vez MaryKay Carlson, encargada de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos, brindó una entrevista periodística en el país. Ayer visitó la planta editorial de El Tribuno y con una agenda abierta abordó en profundidad los efectos de la pandemia, la salida de las tropas norteamericanas de Afganistán, el cambio climático, las preocupaciones del país y la región. En Salta, Carlson se reunió el jueves con el gobernador Gustavo Sáenz, a quien le entregó las llaves de tres vehículos para el Grupo Operativo Conjunto NOA (GOC NOA), con el objetivo de combatir el crimen organizado. 
Dentro de su itinerario en Salta incluyó una vista a El Tribuno. Considera que la prensa tiene un rol clave en la democracia. Demostró además un especial interés por la realidad de la provincia. En la planta editorial la encargada de Negocios de la Embajada fue recibida por el director de El Tribuno, Sergio Romero. 
Carlson, por ahora, está al frente de la Embajada en Argentina hasta que se concrete la llegada de Marc Stanley, designado por la administración de Joe Biden como embajador. Además de su prolífica carrera diplomática, Carlson tiene una licenciatura en Español y Estudios Internacionales. Acreditó un máster en Relaciones Internacionales de la Universidad de Georgetown, y otro en Estudios de Seguridad Nacional de la Escuela Nacional de Guerra de EEUU.

¿Cuál es el motivo de su visita en Salta? Vimos que entregó al gobernador Gustavo Sáenz vehículos para combatir el crimen organizado...
Gracias por recibirnos aquí. Yo soy de Arkansas, uno de los estados más pequeños de los Estados Unidos, está cerca de Texas. La primera vez que fui a Washington tenía 20 años. Entonces, yo sé lo que es vivir en un lugar fuera de la capital. Obviamente, la capital es muy importante pero también es importante visitar otros sitios. Siempre escuché que este es uno de los lugares más impresionantes de la Argentina en cuanto al paisaje, la gente además es amable. Todo el mundo dice: “Salta la linda”. Entonces yo quería venir aquí en mi primera visita oficial como encargada de Negocios. Antes estuvimos en Misiones para lanzar grupos de amistad, al igual que aquí. 
Estamos tratando de lanzar grupos para mantener los lazos entre el Gobierno de los Estados Unidos, representado por la Embajada, y las provincias. Sabemos que no todo ocurre en Buenos Aires y los alrededores. Fuera de eso, donamos tres vehículos al Grupo Operativo Conjunto, todos valuados en 500 mil dólares. Es para que sean usados para combatir el crimen trasnacional. Esas son las dos principales razones por las que estamos aquí en Salta. También para conocer mejor la región. 

¿Cómo están los negocios bilaterales? ¿Qué se puede mejorar en la pospandemia? 
Estados Unidos todavía es el inversor más grande en Argentina, pero hay mucho más que podemos hacer para mejorar la situación. Ambos lados se benefician cuando hay ese tipo de cooperación. Tenemos 300 empresas en el país y algunas tienen más de cien años. El comercio bilateral es importante para elevar el bienestar de nuestros pueblos. Hemos hablado de esa palabra nueva para mi, que es el asistencialismo. Para graduar eso tenemos que intercambiar ideas y mejorar la situación económica en cada país. 
Por eso visité a nuestro Centro Cultural Binacional, donde están enseñando inglés. El conocimiento de inglés puede mejorar la situación aquí para los turistas que vienen de Estados Unidos y hay un impacto económico. Entonces los lazos de persona a persona y entre los pueblos es muy importante. Apuntamos al ámbito económico, cultural, gubernamental... En general tratamos de mejorar la amistad entre nuestros pueblos.

En Salta tenemos mucha expec tativa por el litio. ¿Cómo mira Estados Unidos al sector de la minería?
Argentina tiene mucho potencial. Es un país rico en términos de recursos naturales y humanos, tiene una población educada. Específicamente en cuanto al litio hay empresas norteamericanas interesadas en ese sector. Tenemos un programa de asistencia técnica. Pusimos recursos para que en la Provincia haya información sobre lo que necesitan las empresas en los Estados Unidos y así mejorar la perspectiva de intercambio de ideas en este sentido. También estamos trabajando con otros países.

Hace unas semanas el mundo tenía los ojos puestos en Afganistán. Biden incluso fue muy criticado por el retiro de las tropas que estaban allí desde hace 20 años ¿Cuál es su análisis?
El presidente Biden ha dicho que fuimos allá hace 20 años para atrapar a los terroristas que atacaron a las Torres Gemelas, el Pentágono y en Pensilvania. Eso fue cumplido hace varios años. Mantenernos allá no tenía sentido. No estamos en cada rincón del mundo manteniendo el gobierno de cada país. No podemos hacer eso. Entonces fue importante salir de Afganistán y fue una decisión que recibió el apoyo de la mayoría de la población de los Estados Unidos. Biden admitió que la manera de salir iba a ser difícil pero es lo teníamos que hacer. 

   El director de El Tribuno, Sergio Romero, recibió a Carlson en la planta editorial. 
 

Usted tuvo un rol importante en la donación de 3,5 millones de Moderna al país, ¿cómo fue esa gestión?
Yo tengo 35 años en el servicio exterior de mi país. Durante todo ese tiempo lo más gratificante fue participar de esa donación. Fue muy emocionante porque esas 3,5 millones de dosis implican salvar vidas, especialmente de niños con comorbilidades. 
Esas donaciones, además, abrieron las puertas para que el Gobierno firmará acuerdo con Pfizer y Moderna, ya que vendrán más vacunas el próximo año. Y fue muy interesante lo que pasó detrás de escena, por decirlo de algún modo. Hubo un buen trabajo de intercambio de ideas entre la Casa Blanca, el Ministerio de Salud de aquí y las embajadas; todo muy coordinado, un trabajo en equipo. Fue impresionante todo por manera virtual, me quedé impresionada con el proceso. Fue la acción más significativa que hice en mi carrera. 

Estados Unidos fijó reglas para el ingreso de personas, que incluye la vacunación. Entre algunos argentinos hay preocupación ya que la Sputnik V no está autorizada por la OMS (Organización Mundial de la Salud). ¿Cree que los inmunizados con la vacuna rusa puedan ingresar a los Estados Unidos?
Ese es un problema para los científicos. Tenemos que basar las decisiones en la ciencia. El CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades) siempre está trabajando con la OMS. Esto depende de la decisión OMS y la razón no es para castigar a las personas que recibieron Sputnik V, sino para cuidar la salud de todo el mundo, no solo a los ciudadanos de Estados Unidos. Entonces dependerá de la OMS. Esto es para los científicos, no es una cuestión política. 

¿Qué mirada tiene de las tensiones políticas en la región? Hay criticas a los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua. En estos casos la democracia está seriamente cuestionada.
No es tan importante si un gobierno es de derecha o izquierda, siempre que sea democrático. Ustedes tienen prensa libre no solo en Salta y el país. Eso depende de la democracia. ¿Te gustaría ser un periodista en Cuba o Venezuela? Me parece que ustedes no disfrutarían tener una empresa en uno de esos países. Por eso tenemos que trabajar en conjunto para apoyar el proceso democrático en toda la región y el mundo. Sabemos que la democracia no existe sin la fuerza de los ciudadanos, de las instituciones, de los líderes y de la prensa. Ustedes tienen un rol muy importante. 

¿Qué temas le preocupan o alarman de la Argentina?
Yo veo con alarma, no solo aquí en Argentina sino en mi propio país y en otros, todo lo que está dañando la democracia. Otra preocupación es la igualdad de género y la violencia contra las mujeres. Pero los problemas de la Argentina también lo tenemos en mi país. Solamente cuando podamos tener un intercambio de ideas podremos superar estos problemas. 

Está en vías de proceso la designación del nuevo embajador. ¿Cómo seguirá su carrera diplomática? ¿Qué le deja como experiencia la Argentina?
La primera vez que viajé fuera de los Estados Unidos tenía 20 años, fui a La Paz, Bolivia. El año próximo fui a Santiago de Chile por una beca de la Comisión Fulbright. Desde ese entonces tenía ganas de visitar este lado de la región. Visitar la Argentina fue mi sueño y también tener un puesto en Buenos Aires. Pero después de mi primer puesto en Santo Domingo fui a Africa y luego regresé a los Estados Unidos. En Washington yo quería ser soltera por toda la vida y después tener puestos en América Latina y Africa. Pero conocí a otro diplomático y él me dijo: “¿Por qué no vamos a Pekín?”. Yo no podía ver Pekín... pero nos casamos fuimos dos veces a Pekín y también a Ucrania. Después de 40 años se dio la oportunidad de regresar a esta región. Después de no hablar español por tanto tiempo y en el medio tratar de aprender mandarín, portugués... Entonces estar aquí es un sueño, poder regresar a esta región. Justo me tocó la pandemia. Por lo menos ahora estamos saliendo poco a poco. Y tener dos años ha sido un tiempo importante para las relaciones bilaterales y también para ser líder de una organización. Para mí ha sido muy significativo trabajar en la donación vacunas. Este ha sido un tiempo muy importante, no puedo decir un tiempo bueno, por la pandemia. Gracias a Dios me queda un año más, los puestos son de tres años. El embajador que viene yo sé que tendrá un período muy interesante en cuanto a las relaciones bilaterales, ojalá le toque a él la pospandemia para poder visitar más lugares y ampliar las relaciones.

La pospandemia generará mayores problemas de inmigración a los Estados Unidos...
La verdad que la inmigración siempre ha sido un problema serio. Durante la pandemia no era tan fácil moverse. Entonces fue una contención artificial. Después de la pandemia viajarán más, por supuesto, y tendrán oportunidades legales e ilegales. Ese es un tema en el que la administración Biden está enfocandose muy activamente y ojalá sea posible una solución, pero tomará mucho tiempo.

El cambio climático es una preocupación global ¿Cómo se puede menguar el impacto?
Todos tenemos que trabajar en conjunto, ese es el primer punto. Yo trabajé con John Kerry cuando fue secretario de Estado. Yo tenía un secretariado. Él tiene una energía impresionante. Si existe una persona que puede tener una influencia positiva en ese sentido es John Kerry. Él firmó el Acuerdo de París hace unos cuando fue secretario de Estado. Tenía a su nieta en sus brazos cuando firmó en las Naciones Unidas. El liderazgo de los Estados Unidos es importante, el liderazgo de cada país es importante. Creo que la pandemia y el cambio climático son los temas más importantes que debemos resolver en términos globales; también el terrorismo y el crimen organizado. El multilateralismo es la única manera de superar estos problemas. Un país solo no puede. Debemos trabajar todos en conjunto.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...