Luego de la  votación,  algo se quebró en la Corte

El exministro de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni afirmó ayer que "hay una crisis en la Corte que se ve desde afuera", al referirse a la designación de Horacio Rosatti como nuevo presidente del máximo tribunal, y advirtió que solo "tres personas deciden sobre la institucionalidad del país".

Rosatti fue elegido para encabezar la Corte Suprema con los votos de Juan Carlos Maqueda, que lo propuso para el cargo, y del presidente saliente, Carlos Rosenkrantz, que pasará a ocupar la vicepresidencia, en un procedimiento tenso debido a la ausencia de Ricardo Lorenzetti y Elena Highton.

"Obviamente hay una tensión interna y una crisis en la Corte que se ve hacia afuera. Dos ministros no quisieron participar y los tres que son mayoría eligieron el presidente", subrayó Zaffaroni en declaraciones radiales.

Tras recordar que durante su paso por el máximo tribunal "había diferencias y tensiones, pero nunca se vieron hacia afuera", el actual integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos advirtió sobre posibles consecuencias de la división que se generó.

"El problema no es que entre tres elijan al presidente de la Corte, sino que tres personas decidan sobre la institucionalidad del país", evaluó Zaffaroni, y agregó: "Tres personas tienen una concentración peligrosa, deciden sobre la constitucionalidad de cualquier ley o cualquier causa".

En este sentido, el jurista volvió a plantear la necesidad de "ampliar la Corte" e indicó: "Se necesita una Corte de 15 miembros dividida en salas, con especialistas en cada área". Para Zaffaroni esa ampliación debería llevarse a cabo de manera que el tribunal "sea plural y que conozca las materias sobre las que están decidiendo" porque, según dijo, es necesario "reforzar el control de constitucionalidad".

Además, el juez indicó que una situación similar de fuerte división entre los integrantes de la Corte se dio "cuando le sacaron la presidencia a Lorenzetti y asumió Rosenkrantz". Zaffaroni consideró que en aquel entonces "pasó una cosa rara", porque al poco tiempo de esa elección "a Rosenkrantz le sacaron todas las funciones como el orden de las causas, nombramientos, y se quedó con una función casi de representación".

Más diferencias

En medio de las diferencias públicas entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández, la fractura en la Corte suma incertidumbre: dos de los tres poderes del Estado están fracturados. Y en el tercero, el Congreso, se avecinan tiempos de fuertes negociaciones políticas en caso de que se confirmen en noviembre los resultados de las primarias.

No hay muchos antecedentes de un escenario similar en la historia reciente.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...