“Las Bases” y el nacimiento de la casa de altos estudios

Si bien los primeros pasos por la Universidad Nacional Salta se dieron a fines de los años cuarenta del siglo pasado, con la creación del Instituto de Humanidades (05/11/49), el proceso continuó hasta mayo de 1972 cuando se crea la UNSa. En parte, esa tardanza fue consecuencia de la férrea oposición que ejercieron ciertos grupos de la sociedad salteña.
Los inicios fueron consecuencia de la Ley Universitaria N° 13.031 de 1947, norma que permitió bajo la tutela de las universidades nacionales, que se pudieran crear casas universitarias en las provincias de sus respectivas jurisdicciones. En Salta, ese fructífero proceso se extendió desde 1949 hasta 1960, con el Instituto de Humanidades (1949), la Facultad de Ciencias Naturales (1952), el Instituto Étnico del Norte Argentino (1952), el Centro de Higiene Salta (1954), el Instituto de Endocrinología (Ley 3333/1958) y el Departamento de Ciencias Económicas (1959).
El Centro de Higiene Salta fue transferido a la Facultad de Medicina de Tucumán en 1954, y uno de sus fines era crear la carrera de Medicina, lo que se frustró en 1955. 
El Departamento de Ciencias Económicas (UNT) nació sobre la base de la Escuela Superior de Ciencias Económicas, creada en 1953. Fue una gestión realizada por la Asociación Sindical de Tenedores de Libros y Peritos Mercantiles de Salta ante el gobernador Dr. Ricardo Durand. 

Luchas pro universidad

Una de las primeras movilizaciones universitarias en nuestro medio fue en 1960, cuando el edificio de la Asistencia Pública (Belgrano y Sarmiento) y sede del Centro de Higiene Salta, de la Facultad de Medicina, fue cedido al Poder Judicial. El gobierno provincial había prometido entregar el edificio a la UNT, luego que se inaugurase el hospital San Bernardo. Y como ello no ocurrió, los estudiantes protestaron e intentaron ocupar el edificio, lo que no lograron por la intervención policial. Poco después, el gobierno transfirió la ex-Casa de Gobierno de Salta (Buenos Aires 177) a la Facultad de Ciencias Naturales y al Departamento de Humanidades (UNT).
Fruto de esta primera reacción estudiantil surgió la Junta Pro Universidad del Noroeste, que presidió el estudiante Florindo Ayala. Contó con el apoyo del gobierno de Bernardino Biella (UCRI) y logró a fines de 1960 organizar en la plaza 9 de Julio el primer acto público a favor de la universidad nacional. Paralelamente, el diputado nacional Jorge Raúl Decavi (UCRI) presentó un proyecto de ley en el Congreso de la Nación creando la universidad estatal.
Luego de la intervención federal que apartó a Biella del gobierno de Salta en 1961, la actividad de la Junta Pro Universidad comenzó a decaer hasta que finalmente se disolvió.
Por último, en 1964, el senador de Anta, Eleodor Rivas Lobos, presentó en la Legislatura local un proyecto pidiendo al gobierno nacional que cree la universidad nacional. La petición cayó en saco roto, pero el tema de la universidad estatal continuó presente en el ámbito estudiantil de Ciencias Naturales, Humanidades y Ciencias Económicas.

Biología y Chachapoyas

En 1965 se produjo una nueva protesta de universitarios salteños cuando la UNT quiso suspender la carrera de Biología en Ciencias Naturales argumentando falta de presupuesto. Los estudiantes ocuparon la Facultad e hicieron marchas de protestas por la ciudad. De nuevo y con más vigor, salió a relucir el tema de la universidad nacional. Días después, el Consejo Superior de la UNT dio marcha atrás con la medida, lo que aquí fue considerado como un triunfo de la lucha estudiantil.
Otro hecho que causó protestas de los universitarios salteños fue el destino que se le daría a la destilería de Chachapoyas (1941), luego de inaugurada la planta de Campo Durán. Desde 1964 los estudiantes de Ciencias Naturales querían esas instalaciones, ya que en esa Facultad se dictaban carreras afines a la elaboración de hidrocarburos. Como los reclamos nunca fueron escuchados a nivel nacional ni tampoco obtuvieron apoyo provincial, de nuevo hubo protestas y manifestaciones callejeras donde una vez más, salió a relucir la necesidad de crear la universidad nacional. 

Revolución Argentina

El 29 de junio de 1966 el presidente Arturo Humberto Illia es derrocado por la Revolución Argentina y asume como presidente de facto el general Juan Carlos Onganía. Al decir del historiador Félix Luna, fue la universidad “el sector que peor trato tuvo por parte del gobierno de Onganía”.
Las universidades fueron intervenidas, los centros de estudiantes disueltos y sus dirigentes, al igual que políticos y gremiales, perseguidos. Pese a ello, en Salta el reclamo por la universidad estatal no decayó. 
En 1967 nace el Movimiento Pro Universidad Nacional, primero dentro del ámbito estudiantil de Ciencias Naturales, Humanidades y Económicas. Pero a poco su accionar comenzó a extenderse a sectores sindicales, centros vecinales, amas de casa y asociaciones profesionales.
Nace también el Frente Popular Pro Universidad, encabezado por un grupo de jóvenes de la UCR, entre ellos Laudino Márquez, estudiante de Derecho en Tucumán. Este frente logra sumar a la lucha por la universidad a los estudiantes secundarios.

El “Cordobazo”

Entre 1968 y mayo de 1969, los universitarios de Salta no permanecen ajenos a los sucesos ocurridos en Santa Fe, Corrientes y Córdoba. Aquí la Facultad de Ciencias Naturales fue ocupada en reiteradas oportunidades, pero sin dejar de reclamar la creación de la UNSa. A consecuencia de ello, varios estudiantes fueron sumariados y algunos hasta expulsados de la UNT (agosto/1969). Pese a ello, la campaña de concientización siguió creciendo y el 17 de septiembre de 1970, por primera vez un plenario de la CGT Regional Salta pide la creación de la UNSa. Ese plenario fue presidido por el histórico dirigente gremial José Ignacio Rucci, a la sazón, secretario General de la CGT de la Argentina.

Plan Taquini

Desde que asumió el general Alejandro Lanusse la presidencia de facto, en Salta la lucha por la UNSa sufrió un cambio tan significativo como sorpresivo. Ningunos de los que reclamaban su creación conocían las razones del cambio asumido por el gobierno de facto. Pero algo había ocurrido: reservadamente el nuevo gobierno había hecho suyo el “Plan Taquini”, un proyecto del médico y profesor Alberto Taquini presentado a fines de 1968 ante la Academia del Plata. Consistía en crear nuevas universidades a partir del desmembramientos de las más grandes: Buenos Aires, Córdoba, Litoral, Cuyo y Tucumán. Los militares consideraban que los “desbordes” estudiantiles de esos años eran consecuencia directa de la superpoblación de ciertas universidades nacionales.
Fue en ese marco que las autoridades universitarias de Salta y Tucumán, que nunca se habían pronunciado públicamente sobre la creación de la UNSa, mudaron repentinamente de actitud. El cambio fue notorio a partir de mayo de 1971, cuando el director del Museo de Ciencias Naturales, Dr. Domingo Yakúlica, declaró a El Tribuno: “Salta está madura para dar ese paso”. Días después, el ministro del Interior, Dr. Mor Roig recibió en la Casa Rosada al Movimiento Pro UNSa en la persona del sindicalista Marcelo Sosa, quien entregó un documento pidiendo la creación de la universidad.

Se aceleran los tiempos

Aquí en Salta, algo parecido hizo el gobernador Ricardo Spangemberg, quien recibió en Mitre 23 al Movimiento Pro UNSa, representado por Carim Jorge (ADP), Pequeño Miret (Federación de Centros Vecinales de Salta), Néstor Antonio Martínez (Empleados públicos), Zulema Juárez Terán (Amas de Casa-Filial Salta) y su presidente Luis A. Borelli (h).
El 26 de mayo, el rector de UNT, Dr. Héctor Ciapuscio, posicionó en Salta al nuevo decano de Ciencias Naturales, Ing. Roberto Ovejero quien tendría bajo su responsabilidad programar los estudios preliminares de la UNSa.
Días después se supo que el presidente Alejandro Lanusse asistiría a los actos centrales del Sesquicentenario de la Muerte de Güemes y que en esa oportunidad recibiría al Movimiento Pro UNSa. Por razones de salud, el 16 de junio de 1971, Lanusse no arribó a Salta pero lo mismo se le hizo llegar a través del gobierno de Salta, un documento solicitando que la UNSa sea creada en el Año del Sesquicentenario de la Muerte del General Güemes. 
A principios de julio llegó a Salta el ministro de Educación de la Nación, Dr. Gustavo Malek, y días después, el subsecretario de Coordinación Universitaria de la Nación, Dr. Ricardo Rodríguez. Ambos mantuvieron numerosas reuniones con autoridades, docentes y estudiantes universitarios.
El 16 de julio, el rector de la UNT, Dr. Héctor Ciapuscio, autorizó al Ing. Ovejero y al Lic. Héctor Maletta organizar la Comisión de Programación de la UNSa con docentes, auxiliares y estudiantes de la UNT. La Comisión debía presentar “Las Bases de la UNSa” hasta el 31 de agosto de 1971.
Un mes después, Las Bases fueron elevadas al Ministerio de Educación de la Nación que luego de evaluarlas las pondría a consideración de la Comisión Nacional de Factibilidad que debía constituirse en noviembre de 1971.
Finalmente, en septiembre, el Ministerio de Educación de la Nación comenzó a delinear la constitución de la Comisión Nacional de Factibilidad de la UNSa. La primera invitación fue a la Sociedad Científica del      Noroeste Argentino que presidia el profesor Rodolfo Amadeo Sirolli. 
 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...