“En Salta los trabajos son en negro, mal remunerados y por eso mi hijo se fue a Dubai”

“Otro argentino que se va, pero por sobre todas las cosas otro hijo que se me va al otro lado del mundo, en busca de un sueño, en busca de un futuro mejor”, así comenzó su posteo en Facebook Wilfredo Herrera, de 53 años y profesión enfermero. En pocos minutos se volvió viral.
Wilfredo se despidió el martes pasado en el aeropuerto local de su hijo Pablo Gastón, de 23 años, quien viajó con destino a Dubai en busca de un trabajo.
Con lágrimas en los ojos ambos se fundieron en un fuerte abrazo y el joven embarcó en el avión junto a su madre Rosa Machuca, de 57 años, quien lo acompañó hasta Ezeiza. Al igual que su esposo Wilfredo, es enfermera. 
“Mi hijo se fue por una cuestión económica. El se preparó. Hace tiempo había viajado a Colombia. Es barista, especialista en café y preparación de tragos. Cuando volvió aquí se puso un pequeño cafecito pero la situación económica del país y la pandemia lo afectaron tremendamente y cerró”, contó Wilfredo a El Tribuno.


Añadió que la mayoría de los trabajos en Salta son “en negro” y “mal remunerados”, y que por eso Pablo se fue en búsqueda de nuevos horizontes.
En Dubai ya viven sus otros dos hermanos, quienes también fueron a probar suerte: Ernesto, de 38 años, quien es papá de dos niños de 12 y 7 años, y Facundo, de 27, especialista en gastronomía. 
Pablo ya pisa los suelos de la ciudad emirato de los Emiratos Árabes Unidos, conocida por su lujoso comercio, la arquitectura ultramoderna y su vida nocturna movida.
“Está con sus hermanos. Está bien, contenido, pero eso no quita que extrañe a su madre, su familia, sus amigos, su casa”, dijo Wilfredo. 
En los próximos días el joven comenzara a trabajar contratado como barista en una confitería de una reconocida cadena de origen mexicano llamada “Maya”. 
Al ser consultado sobre si fue dificultoso que Pablo viajara, Wilfredo respondió: “Uno puede ir como a cualquier país y sabe que tiene tres meses como turista, pero si conseguís un contrato de trabajo te podes quedar con la visa laboral y después hacer la ciudadanía”, explicó. 
Rosa viajó una vez a Dubai a visitar a sus hijos. La familia cuenta que la cultura de esa ciudad es de mucho respeto, limpieza y que es asombroso entrar a shoppings o “malls” que abarcan muchas cuadras. El parque automotor de lujo es otra de las cosas que les sorprendió. 

De Tartagal

La familia Herrera vive en la calle Vicente López al 1200. Wilfredo y Rosa son oriundos de Tartagal. Sus hijos nacieron en Embarcación y cuando terminaron de cursar la secundaria se mudaron a la capital salteña. 
“Ahora nos quedamos solitos. No sabemos si volveremos a ver pronto a nuestros hijos. Por supuesto que siempre tenemos la esperanza de volver a verlos en algún momento. Tal vez mi esposa viaje a Dubai a futuro. Creo que ellos volverán algún día. Facundo vino una vez, pero hace años que no viene”, expresó Wilfredo. 

 Taekwondo

Tanto Facundo como Pablo practicaron taekwondo. Inclusive Pablo viajaba a Buenos Aires porque estaba en la selección nacional. Está facultado para desempeñarse como profesor. “Fue reconocido como deportista del año dos veces en la provincia de Salta, pero, como son deportes que no atraen multitudes, la clase política no apuesta a esos chicos y para los padres muchas veces los viajes y las vestimentas son caros. Él soñaba con participar en los juegos olímpicos pero se vio truncado por toda la situación. En varias ocasiones pedí pasajes y nunca me llevaron el apunte”, relató Wilfredo.
Para el hombre “lo que le está pasando al país con la crisis económica y la inestabilidad en todos los sentidos es consecuencia de la irresponsabilidad y la especulación de los distintos gobiernos. Los hijos se van a seguir yendo. Se está yendo la mayoría de la gente productiva. No sé cómo terminará esto. Argentina es tan extensa y rica en todo sentido y no se puede creer que estemos así. No sé cómo saldremos adelante”.
Wilfredo manifestó que perdió la esperanza y que se siente totalmente desilusionado porque ve que pasan los años y nada cambia. Contó que hace 20 años que es enfermero profesional y que intentó ingresar a la administración pública. “Pero no puedo porque tengo que ser hijo de alguien importante, de un arco político, o estar con el gobierno de turno y yo soy totalmente distinto”, aseguró. 
Pensó que con la pandemia iba a tener una oportunidad pero no fue así. “Entonces, si mi hijo o cualquier chico tiene la oportunidad de irse, les digo váyanse. Por supuesto que es un dolor grande tener que dejar tantas cosas, pero a veces es necesario”, dijo.
Añadió que siente un doble dolor por los hijos que se fueron y los nietos a los que él y su esposa no pueden ver. “Lo mío se viralizó. Ni se me ocurrió que iba a pasar, solamente lo hice pensando en sacar mi angustia”, compartió. 
 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...