El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Gonzalo Ariel Vega, imputó provisionalmente a Mariano Killo, de 37 años, acusado de los delitos de homicidio en perjuicio de Néstor Rubén Pereyra y tentativa de homicidio en perjuicio de Nelson Edgardo Pereyra, todo en concurso real. Durante la audiencia de imputación celebrada el lunes, el acusado, asistido por su defensa oficial, se abstuvo de declarar.

La intervención del fiscal penal Gonzalo Ariel Vega, se produjo a partir de las actuaciones de la Comisaría 42 de Tartagal, en las que consta que en la noche del  4 de septiembre, tres hombres protagonistas de un enfrentamiento ingresaron con heridas de arma blanca al hospital Juan Domingo Perón. De los tres, Néstor Rubén Pereyra falleció como consecuencia de lesiones de ama blanca múltiples en tórax.

El segundo herido, Nelson Edgardo Pereyra, de 28 años, es hijo de la víctima y presentaba heridas cortantes a la altura de la espalda y lateral derecho del tórax. Manifestó que estaba en otra casa cuando supo que varias personas fueron a causar desorden a su domicilio, pero fue herido durante el trayecto por integrantes de la familia que atacó la vivienda.

El tercero, Mariano Killo, de 37 años, se encontraba ebrio y presentaba una herida cortante a la altura de la espalda y de acuerdo al relato de la pareja de la víctima, fue el causante de la muerte de su esposo.

La mujer declaró que el acusado ingresó al domicilio, junto a otras quince personas y causaron desorden y arrojaron piedras. Entonces, salió su esposo y resultó lesionado con arma blanca.

Tras recibir el alta médica, el acusado fue imputado este lunes y asistido por su defensa oficial, se abstuvo de declarar.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...