A dos años del brutal crimen: los padres de Fernando Báez Sosa visitaron el lugar donde lo mataron

Fernando Báez Sosa fue asesinado el 18 de enero del 2020 al recibir una golpiza por parte de ocho rugbiers al salir de un boliche en Villa Gesell. A dos años del crimen, sus padres fueron por primera vez al lugar donde ocurrió todo.

Esta mañana ya habían recorrido la playa, donde escribieron “Justicia x Fer” en la arena. Pero el momento más emotivo ocurrió en la última hora, cuando dejaron flores en el memorial de su hijo en la puerta del boliche Le Brique, donde ocurrió el crimen.

Su madre, Graciela, denunció que “lo mataron sin piedad”, y contó que es la primera vez que ve el mar: “Fue la primera vez que lo veo, hubiese sido distinto si estuviera Fernando”.

A las 19 realizarán un acto interreligioso en memoria de Fernando, donde habrá representantes de la religión católica apostólica, anglicana, judía, musulmana y mormona.

Bajo el lema “Amor para todos, odio para nadie”, se espera que los padres compartan una oración luego de los representantes de cada religión.

A la mañana, durante una entrevista para Radio Rivadavia, el padre de Fernando Báez Sosa denunció: “Como tienen poder, a los asesinos los están como cuidando para que no les pase nada”, aunque expresó su confianza en la Justicia y en su abogado, el mediático Fernando Burlando.

Los ocho acusados de haber asesinado al joven son Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Lucas Pertossi y Luciano Pertossi. Todos ellos serán juzgados a partir del 2 de enero del 2023 en Dolores y podrían recibir cadena perpetua.

Lo que se sabe de los jóvenes es que están en tres celdas y todos los jueves esperan la visita de sus familiares. También disponen de un celular para poder comunicarse con ellos por la pandemia y trascendió que por haberse contagiado de coronavirus pidieron ser trasladados, pero los abogados les recomendaron que no, ya que había posibilidades de que estén en celdas diferentes. Desde aquella noche todos los acusados cumplen con un pacto de silencio.

"Las familias de los asesinos nunca se acercaron a nosotros. Ellos tienen poder y plata, pero espero que haya Justicia para unos trabajadores como nosotros”, manifestó Silvino quién también denunció que como tienen poder, a los asesinos los están como cuidando para que no les pase nada. En el cierre, Silvino se mostró angustiado con un nuevo aniversario del fallecimiento de su hijo y lo recordó de la mejor manera: "Tratamos de criar a un hijo responsable, sano y estudioso".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...