La emergencia en el norte se instala en todas las mesas de trabajo

La Asesora General de Incapaces, Mirta Lapad, mantuvo hoy la primera reunión de trabajo con la nueva ministra de Desarrollo Social, Claudia Silvina Vargas; y la secretaria de Primera Infancia, Niñez y Familia, Carina Iradi.

En el encuentro, las funcionarias informaron a Lapad sobre el trabajo que se lleva adelante para atender la situación de emergencia en los departamentos del norte de la provincia; y además explicaron cómo será la continuidad del trabajo articulado en el marco de la ejecución de políticas de protección a la niñez.

En particular, se abordaron algunos de los problemas urgentes como la necesidad de aceitar los mecanismos del trabajo articulado entre distintos organismos en las áreas de salud mental y adicciones, un tema que la Asesoría General de Incapaces viene planteando desde hace un tiempo, tomando en cuenta la necesidad de mejorar la capacidad de respuesta ante casos que se presentan y que requieren una adecuada coordinación por parte de las áreas que intervienen.

La reunión duró más de dos horas y se abordó la situación en el norte provincial y de políticas específicas de contención para la emergencia sociosanitaria. Carina Vargas expresó la idea de abrir delegaciones, donde faltan, de desarrollo social para que trabajen equipos en el lugar de manera permanente.

En este aspecto, Mirta Lapad destacó el enorme perjuicio que provocó el cierre de los centros sociocomunitarios durante la pandemia, ya que eran espacios que permitían la contención de jóvenes con problemas de adicciones y la prevención de futuros consumos.

Al respecto, la ministra Vargas, coincidió en la importancia de estos espacios y se comprometió a gestionar su reapertura. En tanto, Carina Iradi informó que desde el área de Niñez y Familia se está gestionando la adhesión de los municipios al programa MUNA de UNICEF (Municipios Unidos por la Niñez y la Adolescencia).

El consumo de drogas es otro flagelo que azota a las poblaciones indígenas del norte provincial y que por ahora quedó en un segundo plano, pero el tema es preocupante.

 

El plan UNIR cuenta con un total de 124 Acompañantes Familiares en territorio que visitan casa por casa a las familias donde viven niñas y niños de 0 a 8 años de edad y mujeres embarazadas. 

 

 

También se habló sobre la realidad de los niños en situación de calle y la necesidad de incluirlos en el sistema educativo y de salud, de manera tal de insertarlos socialmente con un proyecto de vida.

Vargas además expresó su intención de ampliar el Plan UNIR en toda la provincia, pero en especial en la zona de emergencia. La funcionaria sabe que llega a unas 180 de las 400 comunidades indígenas del norte. La intensión es ampliar esa cobertura y el Plan es la herramienta. 

 

Sobre el plan


El Plan UNIR de la secretaría de Primera Infancia, Niñez y Familia actualmente cuenta con una población total de 2.408 familias y 3.323 niñas y niños, 148 embarazadas de 130 comunidades originarias y rurales de Orán, San Martín y Rivadavia a quienes se brinda semanalmente visitas domiciliarias de acompañamiento familiar.

Cuenta con un total de 124 Acompañantes Familiares en territorio que visitan casa por casa a las familias donde viven niñas y niños de 0 a 8 años de edad y mujeres embarazadas. 

Entre sus líneas de abordaje, los equipos territoriales de Unir realizan un trabajo articulado junto al personal de Atención Primaria de la Salud y agentes de Asuntos Indígenas en el acompañamiento a familias durante el período estival, promoviendo y fortaleciendo las Prácticas de Crianzas. Así también realizando articulaciones para restituir los derechos vulnerados 

Ante el reciente desborde el río Pilcomayo el equipo zonal del Plan Unir de Santa Victoria Este trabajó en el acompañamiento de 65 familias de la comunidad wichí de Monte Carmelo autodesplazadas preventivamente hacia la comunidad de Monte Carmelo Nuevo. 

Las intervenciones del Plan UNIR se realizan de manera interdisciplinaria reuniendo a profesionales de psicopedagogía, trabajo social, psicología, referentes de prácticas de crianza, referentes de acompañamientos prioritarios, referentes de acompañamiento hospitalario y acompañantes familiares. 

A través de talleres de alimentación saludable, de identificación de signos de alarma para la prevención de golpes de calor, diarrea, deshidratación y del intercambio de pautas para una crianza positiva se generan espacios de intercambio con adultos de la comunidad para conocer sus hábitos y acompañar desde una mirada intercultural consultas, dudas y la generación de nuevas formas de interrelación con los más pequeños para su desarrollo integral. 

Asimismo, se implementan talleres de juego, de estimulación motriz, de desarrollo cognitivo y postural junto a los niños y niñas que integran el plan. 

Durante el 2021, a través del Plan Unir se brindó acompañamiento hospitalario a un promedio de 100 familias por mes. A través de este servicio presencial, acompañantes hospitalarios bilingües acercan contención, asesoramiento y fortalecimiento de prácticas de crianza en el ámbito hospitalario a madres, niñas y niños de comunidades en las áreas operativas de Tartagal, Embarcación, Orán, Santa Victoria Este, alto la sierra, salta, rbn y rbs que transitan tratamiento mediante internación.


Al respecto, La jefa del Plan UNIR, Belén Chalup informó que “el acompañamiento hospitalario del Plan Unir es una línea de acción en la que los acompañantes familiares buscan estar cerca de la familia, asesorar y guiar en su tiempo de internación y, a la vez, buscan trabajar las prácticas de cuidado dentro del ámbito hospitalario mediante los talleres de cuidados del recién nacido, los cuidados pos parto, la promoción de la lactancia materna, alimentación complementaria y saludable”.


La labor de los equipos técnicos del UNIR se articula con los equipos de salud locales, la gerencia de los hospitales cabecera del norte provincial, enfermeros, nutricionistas, y agentes sanitarios en visitas a las familias en su comunidad para un seguimiento cercano tras el alta médica.

En el trabajo de monitoreo que realizan complementariamente equipos de Unir busca fortalecer las prácticas de crianza con una mirada intercultural.

 

 

Desarrollo Social, en zona de emergencia 

  • Con entregas comunidad por comunidad y con distintos equipos trabajando de manera paralela los módulos alimentarios focalizados tienen a la actualidad 30.000 beneficiarios de casi 500 comunidades diferentes.
  • El programa que se lleva a cabo desde la secretaría de Políticas Sociales está destinado a familias de comunidades originarias que tengan niños de entre 6 meses y 7 años que se encuentren bajo la supervisión de los equipos de salud locales.
  •  
  • Los módulos alimentarios cuentan con 17 kilos de alimentos de alta densidad calórica. 
  • Asistencia Crítica y Protocolo por Emergencia realiza relevamientos y diagnósticos de manera contínua con las áreas de acción social de cada municipio, para articular la asistencia necesaria ante eventuales contingencias climatológicas.
  • Se siguen entregando reservorios de agua 550 (tinacos) y de 1100 litros en operativos articulados por la Secretaría de Asuntos Indígenas. 
  • Estas entregas se coordinan con el Ejército Argentino, los municipios y Aguas del Norte. Desde el comienzo de la emergencia se entregaron más de 1.200 de estos. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...