Mató a su ex, se lo confesó a  sus hijos y luego se suicidó

Un hombre atacó a puñaladas y mató a su expareja, cuyo cuerpo abandonó a la vera de una ruta de la localidad cordobesa de Balnearia, tras lo cual le confesó a sus hijos el hecho y luego se mató de un disparo mientras la policía lo buscaba como principal acusado del femicidio.

El cuerpo de Silveiro José Roldán (57), quien era buscado desde el pasado sábado como sospechoso de matar a Laura Lidia Palacios (50), madre de sus cinco hijos, fue hallado en las últimas horas de ayer en una zona conocida como Trinchera, situada aproximadamente a dos kilómetros de Altos de Chipión, donde residía.

De acuerdo con las primeras informaciones, Roldán se había efectuado un disparo con una escopeta calibre 16, lo que le produjo la muerte en el acto.

Antes de ello, siempre según la información suministrada por los voceros, el hombre fue a la casa donde vivían sus hijos y los de Palacios, a quienes les dijo "me mandé un moco, la maté", tras lo cual huyó.

Los voceros informaron que el femicidio ocurrió el sábado a la tarde, cuando Roldán y Palacios se movilizaban en una moto, a bordo de la cual el hombre trasladó a su ex hasta un descampado situado a metros de la ruta provincial 17.

En ese lugar, de acuerdo a los voceros, Roldán habría atacado a la mujer con un arma blanca, con la que le produjo un profundo corte en el cuello que le provocó la muerte.

El cadáver de Palacios fue hallado poco después junto al arma empleada en el crimen y la moto en la que fue trasladada hasta el lugar, añadieron los informantes.

Unas personas que caminaban en la zona advirtieron el cuerpo en un desage junto a la banquina poco después, por lo que la noche del sábado la policía ya estaba tras los pasos de Roldán.

Aparentemente, al verse acorralado por los efectivos, el hombre se mató de un escopetazo.

Palacios ya había sufrido episodios de violencia por parte de su expareja.

La causa fue por el momento caratulada como femicidio y está a cargo de la fiscal cordobesa Silvina Quaglia.

Por su parte, las hijas de la víctima, Melisa y Micaela, expresaron ante la prensa que ellas habían denunciado a Roldán hace tres años y en ese sentido la segunda de ellas sostuvo que "la Justicia no hizo nada para evitar que esto pase".

"Ella sufría de violencia. Había pedido restricciones para protegerse de este hombre. A él le habían sacado un arma de fuego", indicó Melisa. Mientras que su hermana Micaela completó: "Había varias denuncias. Nosotras dos juntas denunciamos hace tres años y pedimos una restricción que después él no cumplía. Él siempre vivió en el campo, pero venía acá todos los días".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...