Varias familias afectadas por la tormenta en la zona norte de la ciudad

Pasada la medianoche, la lluvia seguía causando complicaciones en distintos puntos de la provincia. En el barrio Juan Manuel de Rosas había preocupación por la cantidad de agua que traía el río Vaqueros. El caudal se llevó partes del al menos tres casas precarias, que se habían levantado con bloques. En la zona, la Municipalidad, la Policía y un cuerpo de Bomberos montaron un gacebo para contener a las familias que no querían abandonar el lugar. Habían logrado recuperar algunos colchones y ropa. Otros adultos y niños fueron resguardados en casas vecinas. En total eran diez familias afectadas por la lluvia.

"No querían retirarse por temor a que les roben", dijo Jorge Altamirano, secretario de Protección Ciudadana de Municipalidad de Salta. Desde la comuna informaron además que había dos familias en el Centro Integrador Comunitario (CIC) de Asunción y tres familias de zona norte están en un centro vecinal. Se los asistió con colchones, frazadas, ropa seca y alimento.

La lluvia arrancó a las 15 y seguía de forma intermitente. Hasta las 22 el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había registrado casi 40 milímetros. En el centro las calles se inundaron pasadas las 20. La zona sur también tuvo anegamientos en varias arterias.

En el área metropolitana la lluvia también causó estragos. A raíz del temporal Saeta interrumpió el servicio hacia La Caldera. "Si bien las tareas de despeje realizadas en la ruta permitieron retomar la circulación, las condiciones climáticas no mejoran y se mantienen con el consecuente riesgo para la seguridad de todo el pasaje. Por tal razón el servicio continuará interrumpido hasta no cambiar la situación general de la ruta", informaron anoche.

Desde Vialidad Nacional informaron que sobre la ruta nacional 9, entre el puente Wierna y Gallinato (kilómetro 1615) el tránsito se interrumpió por la crecida de un arroyo con gran volumen de agua. Anoche, máquinas trabajaban en el despeje de la calzada.

En la ruta nacional 68, kilómetro 108, se habilitó anoche un paso provisorio a fin de liberar el tránsito. Operarios de Vialidad trabajaban en la ruta nacional 40, a la altura del río San Lucas y río Seco.

Desde Vialidad pidieron a los conductores no atravesar los badenes mientras haya agua corriendo con fuerza; esperar a un costado de la ruta, con balizas encendidas, hasta que baje el caudal de agua y las máquinas trabajen; disminuir la velocidad. Si hay agua en calzada, evitar maniobras bruscas y frenadas repentinas. Aumentar distancia con el vehículo de le precede. Evitar sobrepasó a otros vehículos en badenes y zonas de desvíos. Viajar siempre con luces bajas encendidas y cinturón de seguridad colocados todos los pasajeros. Evitar viajar de noche en presencia de lluvias persistentes.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...