Casas en riesgo en la ribera del  río Vaqueros tras la tormenta

El temporal que empezó el miércoles a la tarde y se prolongó durante parte de la madrugada de ayer dejó expuesta la vulnerabilidad de familias que viven a la vera del río Vaqueros. Están asentadas en un terreno inundable por lo que el agua entró en sus casas y provocó problemas eléctricos, pero dicen que no se irán porque no tienen otro lugar.

Durante la madrugada, tres de las familias afectadas tuvieron que resguardarse en un centro vecinal de la zona norte de la ciudad y dos grupos familiares de la zona oeste alta fueron trasladados al Centro Integrador Comunitario de villa Asunción. En cada uno de estos lugares se les brindó asistencia y contención. Personal de la Secretaría de Desarrollo Humano y Asistencia Crítica les entregó colchones, frazadas, ropa seca y alimentos.

Algunos de los sectores más afectados por anegamientos de viviendas están en Juan Manuel de Rosas y 17 de Octubre, junto a los ubicados en la ribera del río Vaqueros y en varios puntos de villa Asunción.

Las familias afectadas por el temporal son las que están en la ribera del río Vaqueros donde hubo desmoronamientos en las cercanías del cauce y del muro de contención por la gran crecida que provocó la lluvia.

Se trata de casas muy precarias que están sobre el lecho mismo del río. Cuatro de ellas son las viviendas de emergencia que construyó la organización "Techo", de madera y sin bases. El resto son también precarias, hechas de bloques sueltos, plásticos y chapas.

Están muy cerca del cauce de agua que ayer comenzó a incrementar su caudal por el temporal. Según datos del Servicio Meteorológico Nacional cayeron casi 70 milímetros en la zona norte de la ciudad.

Desde la organización Techo, en tanto, pidieron la "inmediata relocalización de las familias que se encuentran en riesgo" en el barrio Juan Manuel de Rosas. Indicaron que son 10 familias afectadas por el desborde del río Vaqueros que ayer se inundaron y que un vecino sufrió "heridas por electrocución". Aseguraron que el año pasado se planteó antes distintos organismos la situación de peligro para las familias que estaban viviendo en el lugar y aseguraron que "ante la falta de respuesta del Estado", la organización hizo cuatro viviendas de emergencia con la idea de "desarmarlas y construirlas en otro lugar cuando el Estado asigne un terreno adecuado".

Por su parte, el secretario municipal de Protección Ciudadana, Jorge Altamirano, habló sobre la contingencia. "Trabajamos en conjunto con Defensa Civil, Policía de la Provincia, Bomberos Voluntarios y colaboradores comunitarios. En un primer momento, llegamos con frazadas y colchones. Luego trasladamos a las familias a un lugar seguro, pero quisieron volver por temor a que les roben. Desde la Municipalidad no podemos hacer nada. En este lugar no se puede construir. Están sobre el lecho mismo del río. Nos dijeron que no se van", informó.

"Nosotros no nos vamos a ir porque no tenemos adónde, estás son nuestras casas y nos vamos a quedar. Si nos consiguen otra casa nos vamos, pero de evacuados no nos vamos", dijo una de las damnificadas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...