Cargnello se presentó a la Justicia tras las acusaciones

Luego de una atípica Semana Santa, el arzobispo Mario Antonio Cargnello se presentó ayer al Juzgado de Violencia Familiar y de Género 3, a cargo de la jueza María Carolina Cáceres Moreno.

El monseñor de Salta asistió a raíz de la denuncia de dos monjas de la Congregación de las Carmelitas Descalzas, una de ellas la superiora. Cargnello, junto al obispo emérito, Martín de Elizalde, y el cura colaborador de la Catedral, Lucio Ajalla, fue denunciado por las religiosas por violencia física, psicológica y económica.

La autoridad eclesial se presentó al juzgado acompañado de su abogado, Eduardo Romani, expresidente del Colegio de Abogados, y pidió la "suspensión de plazos".

Aunque hasta el momento, las únicas medidas dictadas son preventivas, como las de prohibición de acercamiento al convento San Bernardo, donde viven las monjas que lo denunciaron y donde quedó apostada una consigna policial.

En tanto, la audiencia para el 3 de mayo continúa en pie.

Las denuncias resonaron en la Iglesia y el portal web especializado en noticias religiosas, Infovaticana, aseveró que se trata de "violencia clerical".

Las denuncias sobre los hechos que habrían sucedido hace dos años en el convento y habrían sido protagonizados por el arzobispo y su colaborador, Ajalla, tuvieron primero su camino canónico. Las monjas enviaron el video y notas a Roma para que tomara medidas. Posteriormente llegó desde Buenos Aires el obispo emérito Martín de Elizalde, que también intervino en el Instituto del cura Agustín Rosa Torino. Pero, en cambio, en esta intervención terminó también denunciado por las religiosas.

Silencio

El Viernes Santo el arzobispo Mario Cargnello prefirió no responder sobre la denuncia por violencia de género que hicieron en su contra las dos monjas de la congregación de las Carmelitas Descalzas luego del vía crucis y la ceremonia por el Viernes Santo que se realizó en el cerro San Bernardo, El Tribuno consultó al religioso sobre la acusación que se conoció el miércoles, pero solo contestó que no va a dar declaraciones al respecto.

Sigue el silencio de la Iglesia

La causa se maneja con total hermetismo pero, de acuerdo a fuentes vinculadas a la Iglesia, se habría originado en una diferencia entre Cargnello y las monjas del convento de clausura que habría derivado en un episodio de agresión verbal e incluso física.
La denuncia se conoció el jueves y desde ese entonces la Iglesia se mantuvo silencio. 
Mario Cargnello no participó ese día de la ceremonia del lavado de pies que se hace el Jueves Santo en la Catedral.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...