El Día Internacional del Té se festeja hoy con una imperdible invitación

“Justo ayer invité a un amigo para estar conmigo en silencio. Él vino sin convicción, prácticamente no dijo nada y se quedó por eso mismo”. Dicen los amantes del té que la abstención de hablar mientras se sorbe esta bebida, demorándose como si fuera inagotable, es casi una pausa musical. 
Algo de ello cabe en este poema “El arte del té”, del escritor brasileño Paulo Leminski (1944-1989). Y algo de ello seguramente reflexionarán hoy los amantes de esta infusión. 
Según la página diainternacionalde.com, los inicios del té son también legendarios y silenciosos. En el 2737 a.C. el emperador Shen Nung, que solo tomaba agua hervida por razones de salud, se encontraba preparándose este líquido bajo un árbol. Entonces sopló una aparentemente inoportuna brisa y algunas hojas cayeron dentro del recipiente con agua. Shen Nung quedó maravillado al ver cómo estas láminas verduzcas teñían el líquido y su intuición no le hizo lugar a temores, porque lo probó. Tanto le agradaron el sabor y el aroma que aquel blend primigenio le había impreso al agua, que hizo surgir el té. 
Atendiendo a que países como China, India, Sri Lanka, Kenia, Turquía y Japón, grandes productores de té -queriendo cautivar a la humanidad con los muchos beneficios que esta infusión aporta a la salud-, ya celebraban su día desde 2005, en 2019, la Asamblea General de Naciones Unidas hizo oficial que el 21 de Mayo sería el Día Internacional del Té.
Aquí en Salta por las redes sociales se puede encontrar varias propuestas. 
Hoy en la Bibilioteca Popular Infantil Antonia Cáseres (San Luis 1402), a partir de las 17, se iniciará un gran té lota, que promete ser “una tarde divertida y con premios”. Para anotarse se debe contactar al (387) 154827358 y el 155849426. 
Mientras que desde las 17 en la Casa de Té Refugio de Ángeles, de Vaqueros, la sommelier de té Pía Villagra y la emprendedora Laura Martinelli replicarán la ceremonia de esta milenaria infusión, acompañada de fina pastelería y panadería. Además, ambientará la jornada el concertista de piano Claudio Poli. Es una actividad arancelada y se reserva en el (387) 4407059 y 4077330.
 
Amor “a primera taza”

Dicen que siempre hay una escena de la infancia que contemplada en perspectiva le da sentido a la vida entera. Puesta a buscarla la sommelier de té Pía Villagra (35), de La Vaca Coqueta, relató: “Hay dos personas importantes de mi infancia que marcaron bastante mi rumbo actual. Mi abuelo Eric me regaló mi primer té en hebras con un infusor, al que aún guardo de recuerdo, y mi abuela Licia. Creo que mucho de lo que me inspira hoy para combinar ingredientes y hacer mezclas de blends tiene que ver con los sabores y aromas de su cocina, de su jardín, de sus postres y creaciones que quedaron guardados en la memoria de una infancia muy feliz”. 
Añadió que del mundo del té se enamoró “a primera taza”, pero que en un momento sintió la necesidad de profundizar sus conocimientos empíricos y se formó como sommelier. 
Ella será una de las disertantes en Vaqueros y replicará una ceremonia de té. Sobre este punto clarificó que las culturas orientales tienen un mecanismo aceitado para preparar la infusión, una serie de pasos que intrincan reverencia, culto y honor. “Ellos preparan el té con gran destreza y motivan a los participantes de la ceremonia a disfrutar y vivir el momento”, precisó. Luego acotó que las tradiciones occidentales con respecto al té son de cuño europeo. “El famoso five o’clock tea fue impulsado por la aristocracia inglesa y particularmente por la reina Victoria. Esta tradición consiste en servir té en tazas y vajillas elegantes con pequeños bocadillos dulces y salados”, definió. Y agregó que la experiencia de hoy tiene su Norte en un concepto más social del té, en el paradigma de que está presente en eventos y celebraciones. “Podemos decir que ‘de acá a la China’ el té es un momento de goce y de pausa”, afirmó.
¿Cuáles son los puntos primordiales para preparar un buen té? Pía los enumeró de mayor a menor: el agua no tiene que hervir y la dosis universal es de una cucharadita de té por taza. “Les recomiendo seguir las indicaciones de acuerdo con la variedad que estén por preparar”, indicó. 

El té en hebras conserva mejor sus propiedades. Jan Touzeau
Ejemplificó que un té verde necesita alcanzar una temperatura de entre 70 y 80° y tener un tiempo de reposo de dos minutos, mientras que el té negro requiere entre 90 y 95° y por lo menos tres minutos de tiempo de infusión. “Se recomienda no endulzar el té para poder apreciar el sabor original. Un error muy común es no calcular bien las proporciones. Hay que poner la cantidad justa de hebras de té y agua para que el resultado sea equilibrado”, refirió.
Los amantes del té se dividen en dos bandos muchas veces irreconciliables: los que usan los saquitos y los que prefieren las hebras. Al respecto Pía señaló que ambas presentaciones se elaboran usando las hojas de la misma planta, la camellia sinensis, y que las diferencias se encuentran en el tipo de molienda y en las particularidades de cada proceso productivo. 

“Los tés en saquitos se trituran hasta convertirse en polvo y en ese momento pierden sus aceites esenciales. Los que conocemos como saborizados son el resultado de un agregarles esencias artificiales. Los tés en hebras o tés ortodoxos tienen un proceso más cuidadoso, que incluye muchas veces una cosecha manual o mecanizada para elegir las hojas más tiernas de la planta. Se conservan mejor no solo el perfil sensorial de cada variedad, sino también sus propiedades medicinales”, especificó.
¿Existen modas en los blends? Para Pía, es un hecho. “Hay una nueva tendencia que coloca a los blends de té como una alternativa no solo saludable, sino también muy versátil”, expresó. Añadió que existen blends que prestan conformidad a todos los paladares: frutados, especiados, florales, dulces, cítricos. Ella evaluó que su éxito se explica en la diversidad y en que cada persona puede elegir el que más le guste. “Hay un blend muy conocido mundialmente que se llama ‘chai’.Tiene ese atractivo de la combinación de especias y se puede tomar con agua o con leche. Creo que es uno de los blends más famosos y la mayoría de los emprendimientos de té tienen su versión chai en el catálogo. Otro blend muy conocido es el earl grey, que combina hebras de té negro con aceite de bergamota. Y si hablamos de hebras ortodoxas y de origen no podemos dejar de mencionar al té de Darjeeling, que se produce cerca del Himalaya y es considerado el ‘champagne de los tés’”, instruyó.

Un emprendimiento singular

Laura Martinelli (44) había pasado 25 años ligada a la industria aerocomercial, pero al mediar la pandemia de COVID-19, la multinacional en la que trabajaba se retiró del país. Un año estuvo sin oportunidades laborales relacionadas son su carrera y en una autorreflexión se le coló en los pensamientos “la sagrada hora del té”, precisamente en su infancia, que se respetaba en los cumpleaños o cuando había una reunión familiar. “Eso es un recuerdo imborrable en mi mente y mi corazón. Aún hoy, si debiera celebrar algo, sin dudarlo lo haría a la hora del té, que para mí es un compañero y motivo de charlas, reunión, encuentro y disfrute”, manifestó. Así la decisión se impuso a la espera y se lanzó al doble desafío de emprender y de hacerlo en un rubro desconocido, pero del que se sabía “una gran admiradora”. “Decidí ‘resetearme’ a mí misma y esa pasión y el deseo y la necesidad de salir adelante son las que me llevaron a crear Tienda Rafaela”, contó.


Reconoció que al abrir la tienda había preconcebido que el público consumidor de té iba a ser muy limitado y que por ello había completado el espacio con otros productos que pudierar satisfacer búsquedas de los potenciales clientes, pero que armonizaban con el té por estar relacionados a momentos de bienestar.
“Mi sorpresa fue enorme cuando con el correr de los días comencé a recibir a clientes cada vez más jóvenes, incluso actualmente la tienda lleva ya un año abierta al público, y la mayor parte de quienes la visitan tienen entre 20 y 50 años”, indicó. En su vivencia constató que el consumo de té es una tendencia saludable y vigente. “Muchos de los clientes vienen en busca de asesoría e información, les motiva conocer las variedades de té y los blends”, comentó, con una sonrisa plena. 
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Vida y tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...