"Había gente en Salta con los ideales de la independencia y libertad"

Hoy es una de las fechas patrióticas más emblemáticas de Argentina. Se conmemora la gesta de la Revolución de Mayo, que constituye al nacimiento de la Patria.

Hace 212 años, el 25 de Mayo de 1810, una multitud se reunió en la Plaza de Mayo para celebrar la defensa de la soberanía popular. Se conformó el primer gobierno criollo en el Cabildo de Buenos Aires de las por ese entonces Provincias Unidas del Río de la Plata, que incluía a Paraguay, Uruguay y parte del territorio actual de Bolivia.

Se creó una Junta Revolucionaria y atrás quedó la figura del virreinato y la dependencia de España. Es que pese a una ola emancipadora del poder colonial que se había gestado en el continente, un grupo de valientes tuvo el compromiso de luchar por la instauración de un gobierno republicano que permitiera dar forma a un país libre para el territorio.

La denominada Primera Junta, encabezada por Cornelio Saavedra, con Mariano Moreno y Juan José Paso como secretarios, se opuso a la Junta de Sevilla que gobernaba en aquel entonces en nombre del rey español Fernando VII. Aquel 25 de mayo el virrey Cisneros fue destituido y asumieron entonces los representantes designados por el Cabildo. Allí comenzó el proceso revolucionario que culminaría con la declaración de la independencia el 9 de julio de 1816.

Rosana Tejerina Sánchez, licenciada en historia, destacó la importancia de esta fecha, ya que pone en jaque al poder español y a todas las reformas político-aministrativas y económicas que querían incursionar desde fines del siglo XVIII. "Había un ambiente convulsionado, gente muy culta en el Río de la Plata, Córdoba y Salta que se había contagiado de los ideales de la independencia, de la libertad y de que los pueblos pueden ser libres. Esto prendió como reguero de pólvora", precisó.

Añadió que es primordial hablar sobre esto con los estudiantes: sobre el valor de la libertad y las instituciones.

Aclaró que la noticia de la Primera Junta revolucionaria en Buenos Aires llegó unas tres o cuatro semanas más tarde a Salta. "Pero llegó y aquí había un grupo de personas deseosas de libertad. Había desigualdad social y un sector extremadamente cerrado", sostuvo.

Ciertas personas anhelaban otros principios, poder elegir un gobierno propio, representativo. Esto le costó mucho trabajo a Castelli y Belgrano. "Hubo luchas fuertes. El bastión estaba muy cerca del norte. Le costó mucho a Gemes. Había familias salteñas emparentadas con el Alto Perú y no fue fácil romper el lazo", dijo.

Agregó que "estas personas empezaron a forjar un camino para tener una constitución. Le costó mucho al país, hasta después de 1825, a Gemes, San Martín, los máximos líderes de la libertad. Estaban unidos para lograr la libertad del Río de la Plata y no tan solo eso sino de Latinoamérica y la Patria Grande. Ese objetivo lo lograron en 30 años", finalizó la especialista.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...