Se abstuvo de declarar el sicario capturado en Bolivia, Oscar Alberto Díaz

La fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán, Claudia Carreras, imputó en forma provisional a Oscar Alberto Alejandro Díaz, “Cabezón”, de 29 años de edad, como autor del delito de homicidio calificado criminis causa en perjuicio de Marcelino Valdez Cari, ocurrido en junio de 2020.

El acusado se encontraba prófugo y fue detenido en las últimas horas en Bolivia.

Durante la audiencia de imputación, el acusado se abstuvo de declarar y la fiscal penal Carreras solicitó al Juzgado de Garantías 2 de ese distrito, el mantenimiento de su detención y su traslado inmediato a la ciudad de Salta por razones de seguridad.

El prontuario

El sujeto había tomado notoriedad cuando las redes sociales viralizaron su "caché" de matón y gatillero con un mensaje donde alardeaba que "mataba personas por aproximadamente 80 mil dólares".

El detenido, de 29 años, está acusado de un homicidio ocurrido en la ciudad de Orán en junio de 2020, cuando fue ejecutado Marcelino Valdez Cari, quien murió tras recibir un disparo cuando se resistió a ser introducido en una camioneta donde se movilizaban los atacantes.

Valdez Cari, a su vez, estaba vinculado a la comisión de actividades ilícitas en la zona fronteriza que eran investigadas por la Justicia Federal, por lo que se estima su asesinato, por sicariato, fue un ajuste de cuentas.

Un audio

"Tengo autos, tengo fierros, tengo chalecos y handies" se lo puede escuchar en un audio que se viralizó.

En ese mensaje el detenido sicario detalla la logística y asegura -en parte- el éxito de su gestión en el ajuste de cuentas, práctica que ya se está haciendo habitual en la zona de la frontera caliente.

Sobre Díaz pesaba una circular roja de Interpol por "homicidio agravado por el uso de arma de fuego, asociación ilícita dedicada al contrabando de estupefacientes, agravado por la participación de dos o más personas organizadas, por la cantidad de estupefacientes y mercaderías".

Eslabón clave en la banda de “El Coya”

Según publicó ayer el diario boliviano “El Deber”, el detenido sicario estuvo vinculado a una red de narcotraficantes liderada por su familiar Ricardo Raúl Rojas, alias “El Coya”.
Justamente Rojas, hoy detenido en una cárcel de la provincia de Chaco, fue condenado por dos hechos de sicariato ocurridos en la ciudad de Orán. Por esos casos fueron condenados a cadena perpetua Ricardo Raúl Rojas y el José “Pájaro” Castillo como coautores, los otros condenados recibieron pena menores. Óscar Alberto Díaz es considerado el sicario más peligroso de la ciudad de Salta, informó ayer ese matutino. 
Agregó, “de hecho, su propio suegro Ricardo Raúl lo contrató para que asesine a Raúl Fernando Martínez, uno de los miembros de su organización dedicada al tráfico de sustancias. Por ese hecho ocurrido en Orán fueron condenados Rojas y el “Pájaro” Castillo.
Luego hace una interesante afirmación: “En abril, un grupo de efectivos argentinos denominados “Policías buenos de Orán” denunciaron que el sicario estaba protegido por jefes policiales, lo cual le habría permitido mantenerse en libertad y lograr fugar de Argentina hacia Bolivia.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...