EN VIVO

Caso Palomo: jornada de alegatos

La hora de la verdad: el Real Madrid y el Liverpool, por la gloria

El Real Madrid de España, en busca de su 14º consagración, y el Liverpool de Inglaterra, ilusionado con su séptimo título, atraparán hoy al mundo con la fantástica final de la Champions League en un escenario acorde, el magnífico Stade de France de París, en Francia.

El definitorio partido comenzará a las 16 de la Argentina, lo televisarán ESPN y Star+, y tendrá como árbitro al francés Clément Turpin, de 39 años, un referí internacional desde 2010, que dirigirá su primera final de la UEFA Champions League después de actuar como cuarto árbitro en la que jugaron los mismos protagonistas en Kiev, en 2018, que ganó el Real.

Los asistentes serán Nicolas Danos y Cyril Gringore y el VAR estará a cargo del francés Jérome Brisard.

Esta será la sexta vez que la definición del torneo más importante del mundo tiene lugar en la capital francesa, tras 1956 (campeón el Real), 1975 (Bayern Múnich), 1981 (Liverpool), todas en Parque de los Príncipes; 2000 (Real) y 2006 (Barcelona), en Stade de France.

Esta vez, el bello contexto del estadio situado en el popular y multiétnico suburbio parisino de Saint-Dennis tendrá una final con notables protagonistas, que desean la corona que hoy le pertenece al Chelsea inglés.

Real Madrid, con el italiano Carlos Ancelotti, ganador de dos UCL con Milan y otras con Real en 2014; y Liverpool del alemán Jurgen Klopp, que ganó este certamen precisamente con los británicos hace tres años, prometen técnica, emotividad y jerarquía a un nivel que sólo esta definición puede dar.

El Madrid dio muestras de que es diferente al resto. Ofrece un plus asociado a la mística y la épica, como aconteció en octavos de final con el PSG de Lionel Messi, Neymar y Kylian Mbbapé cuando perdía 0-2 en el global y en 17 minutos, con un gran Karim Benzema, ganó 3-2. O también en semifinales ante Manchester City, que pasó de un global de 3-5 a los 90 minutos del desquite a un 6-5 a favor en tiempo extra.

Pero no por ello haya que ir colocando la chapa del Real campeón en el trofeo, ya que enfrente estará el equipo que para muchos es el mejor del mundo y que este año ya ganó las Copas inglesas de la Liga y la FA y perdió apenas por un punto la Premier ante el City.

Los Reds de Anfield son puro vértigo, verticalidad, ambición y voracidad sin límites.

Los nombre que estarán en el inmaculado césped parisino emocionan: basta con citar al francés Benzema, quizás hoy el mejor del mundo, al croata Luka Modric, los brasileños Vinicus y Rodrigo, el alemán Toni Kroos o el arquero belga Thibaut Courtois por el lado del Real Madrid; o el egipcio Mohamed Salah, el holandés Virgil Van Dijk, el portugués Diogo Jota, el senegalés Sadio Mané en Liverpool. Ellos por sí solos justifican el oneroso costo de una entrada en el Stade de France (700 euros la más cara).

El campeón, además de ser coronado como Rey de Europa, embolsará 20 millones de euros. Ambos ya recibieron 15,5 millones por jugar la final.
 

No se guardan nada

Tanto el Real Madrid como el Liverpool desparramarán hoy todo su poderío deportivo y económico en suelo parisino, en una auténtica final de mega-estrellas.

El merengue formará con Courtois; Caravajal, Eder Militao, Alaba y Mendy; Valverde, Casemiro, Kroos y Modric; Vinicius y Benzema. Mientras que el Liverpool alineará a Becker; Alexander-Arnold, Konaté, Van Dijk y Robertson; Thiago Alcántara, Robert Henderson y Naby Keita; Salah, Mané y Luis Díaz.

Este último reconoció estar viviendo “un sueño” por disputar una final histórica. “Siempre lo había deseado y querido, había trabajado toda mi vida para este sueño”, expresó el delantero colombiano.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...