“Somos las mujeres las que decidimos salir a buscar el peso para llevar al hogar”

Un grupo de vecinas de la La Unión, en Rivadavia Banda Sur, organizan el primer evento gastronómico del pueblo a fin de generar espacios que permitan movilizar la economía local. Se trata del “I Concurso de la Empanada”, a llevarse a cabo el domingo 12 de junio en la plaza principal. 
En diálogo con El Tribuno, Miriam Palmira Calderón, comerciante y referente social del lugar contó las particularidades de una zona habitada por pequeños productores de ganado menor, empleados públicos y beneficiarios de planes sociales. “No hay mucho más. Aquí no hay grandes agricultores ni tampoco empresas importantes. Estamos obligados a abrir espacios que permitan generar nuestros propios ingresos”, señaló.

 

¿Cómo describiría La Unión?
Es un pueblo de buena gente, pero con muy pocos recursos para salir adelante. Con el último censo creo que llegaremos a los 2.500 o 3.000 habitantes. Estamos a unos 50 kilómetros de Rivadavia. Aquí las familias crían sus vaquitas, chanchos y cabritos, que venden de a uno para poder subsistir. O bien son empleados del Estado, como los docentes, policías, personal del hospital y de la Municipalidad. El resto resiste con los planes sociales que brinda el Gobierno. Creo que se hace necesario generar espacios para que comience a movilizarse la economía local, de a poco, con lo que tenemos a mano.

 

¿De esa forma surge la idea del Primer Concurso de la Empanada del pueblo?
Exactamente. Nos juntamos un grupo de vecinas y dijimos: ‘Algo tenemos que hacer’. Así surgió la idea del Concurso de la Empanada. Somos las mujeres las que salimos a generar un peso extra para llevar a la casa. Como venía diciendo, queremos abrir un lugar que sirva para que el vecino pueda hacerse de algún dinero y trabajar con la familia. Elegimos la empanada porque es un plato típico que les gusta a todos, fácil de preparar en la calle y de comer. Ya tenemos más de 20 inscriptos para concursar, son 18 mujeres y dos varones. El jurado estará integrado por personas de aquí y por invitados especiales de la ciudad de Salta. Se sumó auspicio del municipio, para llevar adelante el evento. Pero necesitamos que se sigan sumando voluntades para enfrentar los gastos que hacen a la organización. Los premios son muy atractivos, habrá una cocina, un horno eléctrico y un microondas.

De los preparativos del Concurso participan Lourdes Zabán, Carmen y Elisa Torres, Lidia Sajama, Ninfa Peñalva, Yolanda Rodríguez, Mónica Juárez y Belán Galarza, entre otras vecinas. Esto es un trabajo de equipo, que tiene como único beneficiario al pueblo.

 


¿Los niños y jóvenes tienen la posibilidad de estudiar en el lugar?
Hay dos escuelas primarias, la Independencia Argentina y la escuela rural “Comunidad Wichi”. También está la Escuela de Educación Técnica “San Martín de Porres” y un anexo del Instituto de Educación Superior 6.049, que ofrece un Profesorado de Danzas y una Tecnicatura en Gestión Agropecuaria.
Todavía quedan cosas por hacer, sobre todo respecto de las comunidades originarias. Junto a otras vecinas, buscamos colaborarles constantemente con cuestiones educativas. En La Unión hacen falta espacios para que la gente pueda generarse su propio empleo y pueda comercializar sus productos. Precisamente, en ese camino estamos. Si sale bien lo del Concurso de la Empanada, a fin de año tenemos pensado hacer otro certamen gastronómico, pero esta vez del asador. Porque aquí en La Unión el asado es lo típico, como dije anteriormente la gente cria sus vaquitas y cabritos, que suele carnear para el consumo propio. Tienen mucha experiencia con las brazas y las carnes. Es una especialidad para dar a conocer a todos los salteños.

 

¿Cuáles son los potenciales que podrían desarrollar?
La gastronomía sin lugar a dudas. Nunca se explotó el turismo en la zona, es hora de empezar a hacerlo. No contamos con grandes atractivos naturales, pero La Unión y alrededores es poseedora de un valioso acervo cultural y por ende sería interesante apuntar a un turismo de experiencias o de emociones, sobre todo dirigido a quienes buscan nuevas vivencias lejos de masas. Han mejorado la conectividad en los últimos tiempos, con caminos en buen estado por lo que creo que podría armarse un proyecto turístico sustentable. Pasar un fin de semana disfrutando y conviviendo con las costumbres locales, con la gente de campo, viendo como ordenan los animales y hacen un queso, o en sus quehaceres diarios es una experiencia maravillosa y podría ser un verdadero atractivo para el turismo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...